Saltar al contenido

Oraci贸n a San Charbel para casos dif铆ciles, urgentes y desesperados

15 abril 2020
Oraci贸n a San Charbel para casos dif铆ciles, urgentes y desesperados

La oraci贸n a San Charbel para casos dif铆ciles, urgentes y desesperados es una oraci贸n sencilla y muy utilizada por todas esas personas que necesitan ayuda urgentemente. San Charbel es un Santo venerado en la iglesia cat贸lica, perteneciente del L铆bano fue beatificado el 5 de diciembre del a帽o 1965.

Llega a ser Santo por muchas razones; pero la raz贸n m谩s fiel es que el siempre llevo una vida muy plena, tranquila y devota a Dios. Desde temprana edad este ni帽o quedo hu茅rfano de padre a los 3 a帽os, as铆 que te lo toco asumir una vez tuvo algo m谩s de madurez las labores convencionales de un padre como pastorear ovejas.

El cual se dec铆a que mientras ellas pasteaban el c茅sped el solo rezaba y ped铆a por y su familia. Antes de su muerto el decidi贸 alejarse de la sociedad y orar al solitario volvi茅ndose as铆 un ermita帽o hasta los d铆as de su muerte. Y gran parte de su vida solo se dedic贸 a curar la salud de los enfermos.

Oraci贸n a San Charbel para casos dif铆ciles y complicados

El hecho de la devoci贸n hacia el Santo Charbel es porque 茅l se encarga de ayudar en la salud de los enfermos, adem谩s de solucionar tus problemas m谩s apremiantes y en las situaciones m谩s dif铆ciles; adem谩s mientras lo haces de una forma poco convencional.

Pues a la hora de pedirle socorro tendr谩s que escribir en una cinta tu petici贸n y colocarla en la estatuilla San Charbel, una vez tu petici贸n haya sido cumplida tendr谩s que quitar la cinta cabe destacar de cualquier color menos blanco o negro para que no se le vaya a olvidar, y poner como ofrenda una cinta de color blanco.

Oh San Charbel tu que conoces las necesidades

m谩s apremiantes de nosotros los mortales,

tu que colmas

a los hombres de tus bendiciones,

tu que por encima de muchos fuiste uno de,

los mejores ejemplo de humildad paciencia y sacrificio.

 

Tu que te supiste

alejarte de la cotidianidad de la

vida hasta tu muerte,

que gracias a tu servicio a Dios

y a tus muchos sacrificios nos ense帽aste.

 

Una lecci贸n, de vida que hoy

en d铆a aplicamos nosotros tus fieles creyentes.

Dador generoso,

a ti que solo los necesitados de coraz贸n puro,

recurren a ti por las dificultades que todos

los d铆as a nosotros se nos presentan.

 

Por favor te pido que

abras tu coraz贸n y tus brazos,

para que me acojas en tu

manto de protecci贸n y me ayudes a poder sobrellevar,

esta situaci贸n por la que

mi paz mental se ve interrumpida.

Perm铆teme ser tu oveja y que t煤 seas mi pastor,

que me gu铆es a donde tengo que ir y yo ir茅 ciegamente,

hasta ese lugar porque es en ti en quien confi贸,

pues en a ti quien le estoy contando estas dificultades,

que hoy en d铆a estoy pasando.

 

Dame entendimiento paz y responsabilidad,

para poder llevar

estos problemas a su final.

Y te pido que me protejas,

de cualquier otro evento inesperado pueda pasarme a m铆.

 

Hoy te venero y te bendigo y tengo fe,

porque t煤 eres el que todo lo da,

puesto fue en ti esta misi贸n de Dios para que nos ayudara,

a nosotros los mortales, a nosotros los pecadores.

 

Tu que das r谩pida soluci贸n a nuestros problemas,

tu que intercedes por ante nuestro Se帽or Todopoderoso,

t煤 que fuiste un hombre

caritativo y abogas por nosotros,

glorificamos tu nombre por siempre.

 

Am茅n.

El santo de los enfermos y situaciones apremiantes

San Charbel fue canonizado por varias razones entre ellas que cura a los enfermos tanto vivo como muerto, y una de las razones m谩s curiosas de su fallecimiento es que un siglo despu茅s de su deceso aun su cuerpo se mantiene a la temperatura de un cuerpo que esta con vida, adem谩s de que no se encuentra en estado de putrefacci贸n, son cosas dignas de un santo.聽

Cabe destacar que esta La oraci贸n a San Charbel para casos dif铆ciles es muy poderosa y que el proceso regalarle las cintas no es totalmente cierto, de hecho la iglesia cat贸lica dejo bien en claro que esto se puede tomar como un signo de superstici贸n y que no era absolutamente necesario a la hora de pedirle un favor.