La más poderosa oración a San José ¡En tus manos me encomiendo!

oracion a san jose

San José por medio de su poderosa intersección ante Dios, es quien nos ayudará a poder obtener su protección, como todas las bendiciones que nos puede suministrar un Padre a su hijo. Debemos hacer esta oración a San José para poderle pedir con mucha fe en tus manos me encomiendo.

San José es considerado patrón y protector de la familia es quien nos ayuda ante las tribulaciones que se nos presentan diariamente, por eso debemos pedirle su intersección para que nos abandone en las diversas necesidades y situaciones difíciles que se nos suelen presentar.

Índice

    Oración a San José en tus manos me encomiendo.

    Debemos encomendarnos mucho a San José, para que nos cuide de todas las asechanzas que podamos ser víctimas, para que tenga compasión con sus hijos.

    Gracias mi San José por todas las bendiciones,

     que me has dado por todas las veces,

     que has estado conmigo en todos,

     los momentos de dificultad.

     

     Gracias por cuidarme por bendecirme,

    por guiarme por auxiliarme cuando,

     yo más te he necesitado.

     

    Gracias mi bendito San José amado cuando,

     en oración busco tu rostro para,

     que me puedas escuchar.

     

    Gracias por tantas bendiciones que has dado,

    a mi vida desde que comienza el día,

    hasta que se oculta el sol.

     

    Gracias por ser tan bueno conmigo,

    así como con las personas,

     que más amo en mi vida.

     

    Gracias porque nunca me has dejado,

    solo vienes pronto a mi auxilio,

    cuando siempre aclamo a Ti.

     

    San José ahora sé que qué los mejores,

     Tiempos solo tú los conoces,

     y solo tú los tienes.

     

    Por eso hoy vengo a decirte que seguiré,

     paciente a que obres en mi vida,

      vengo a darte las gracias.

     

     Porque sin duda nos has dado las más,

     grandes bendiciones que un ser humano,

     puede tener como la bendición,

     de la vida, de los alimentos,

     asimismo, de la familia.

     

    San José bendito en tus manos encomiendo,

     mi espíritu me refugio en ti para nunca,

     verme defraudado yo pongo mis,

     manos para que me rescates,

    siempre de todo mal.

     

    Confiaré para poder ser guiado y poder,

     Seguir agarrado de tu mano para,

     que nunca me sueltes me libres,

     de todos mis enemigos.

     

    San José que brille tu hermoso rostro sobre,

     tu servidor para que me salves por tú,

     inmensa misericordia para que,

     seamos fuertes y valerosos.

     

    Bendito San José gracias por este nuevo día,

     que me permites poder abrir mis ojos del,

     descanso de la noche para poder,

     participar de nuevo del milagro de la vida.

    haremos con el morada

     Para así poder participar de nuevo del,

     milagro de la vida para poder hacer,

     tu santa voluntad para alabarte,

     glorificarte a lo largo de esta jornada.

     

    Te agradezco por todas las experiencias,

     qué a lo largo de esta jornada voy,

     a tener por todas las oportunidades,

     que me vas a regalar.

     

     Para aprender cosas nuevas que me,

    ayuden a crecer como persona,

    asimismo, como cristiano.

     

    ¡Oh San José! En tu nombre y con él,

     poder que tienes para nuestro,

     cuidado pido que seas mi protector.

     

    con tu ayuda sellamos toda potestad,

     destructora en el aire en la tierra,

     en el agua como en las fuerzas,

    satánicas de la naturaleza.

     

    Que seas tú quien me protejas,

    de toda maldad que sé,

    encuentre a mi alrededor.

     

    San José mi gran protector confío,

     siempre en Ti me encomiendo para,

     que seas mi guardia durante,

     el día como en la noche.

     

     Para que de igual manera no me,

    desampares cuando más,

    necesite de ti.

     

    Ampárame en todos los momentos,

    de mi vida no me desampares,

     cuídame y protégeme.

     

    Gracias por tantas bendiciones por,

     resguardarme para poder decirte,

     en tus manos encomiendo, todo mi ser.

     

    Amén.

    ¿Por qué debemos encomendarnos a San José?

    Todo cristiano sabe que San José es el intercesor más poderoso de Dios después de la Santísima Virgen, que durante las pestes en Europa era el santo a quien se consagraban las personas y los países para que intercediera y así pudiera terminar el contagio. Por ello es que debemos pedir a nuestro San José en esta oración en tus manos me encomiendo.

    Para que su impresionante poder nos puede brindar toda la protección, ya que es un fiel protector de la familia, cuidando acá en la tierra a su hijo Jesús como a la Santísima Virgen María. Bendito Santo protector y custodio de la Santa y Sagrada Familia, que seas tú quien cuide nuestro caminar y así podamos seguir a tu palabra.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más