Oración milagrosa a San José para pedir humildad ¡Señor ayúdame!

oracion a san jose para pedir humildad

Hay personas que son prepotentes, orgullosos, que por el tener dinero creen que son más que los de más, pero no saben que gran equivocación están haciendo para sus vidas, ya que no tiene precio la humildad como la sencillez. Es necesario pedir por medio de la oración a nuestro poderoso San José para que por medio de su ayuda nos pueda ayudar a conseguir la humildad, como igualmente; pedir al Señor Dios ¡ayúdame!

Ante Dios todos somos hijos, nos enseñó no tener rencor ni odio en nuestros corazones, por lo tanto, nuestro Dios no acepta personas prepotentes ni orgullosas con Dios solo humildad y mucho amor para nuestro prójimo.

Índice

    Oración a San José para poder conseguir la humildad

    Es importante buscar a San José que es intercesor de Dios para que nos ayude a ser cada día más humildes como santos de corazón.

    San José gracias por todas las cosas

    bonitas que nos,

     enseñas gracias por enseñarnos que

    hay más alegría, en dar que en recibir.

     

    Qué si queremos ser,

    grandes en el Reino de los cielos tenemos,

     que esforzarnos por ser pequeños,

    para ser los más humildes.

     

    El día de hoy vengo a que me ayudes,

    concédeme la gracia,

     de ser una persona muy humilde.

     

    Comenzando en mí hogar,

    con mis Padres mis hermanos mis sobrinos,

     mis nietos con toda mi familia.

     

    Concédeme la gracia de

    poder dar testimonio,

    de ser una persona sencilla,

    ayúdame mi buen José.

     

    Igualmente aparentar más,

    aún con las personas, de mi familia.

    Ayúdame a dar testimonio,

    de que yo creo en ti.

     

    Que por su santa palabra que nos enseñas,

    a que tenemos que esforzarnos,

    por ser cada vez más sencillos,

    con una actitud humilde.

     

    Aleja de mi vida aptitudes como la soberbia,

    que hace que en ocasiones me ponga,

    a presumir lo que he alcanzado.

     

    Mucho menos me ponga a presumir lo que,

     yo soy pienso que soy.

     

    San José espero me recuerdes que todo eso,

    no es importante para mi salvación.

     

    En especial le pido que

    delante de mis amigos,

    pueda dar testimonio de su gran virtud,

    así de que soy un buen católico de que,

    soy humilde de que soy sencillo.

     

    Que ante todo busco el bien,

    como su santa gloria.

    San José quiero que impidas,

    que la soberbia llene mi corazón.

     

    Por favor que nunca olvide de

    ser una persona muy,

     sencilla que me encuentro,

    a la misma altura de todos mis hermanos.

     

    Porque eres nuestro Santo.

    Haznos entender que todos somos iguales que,

    todos somos del mismo tamaño y que todos,

    ante sus ojos tenemos el mismo valor.

     

    Aleja ¡Oh San José! que me crea más grande que,

    las otras personas que no tuvieron,

    la misma suerte que no fueron tan,

    afortunados como yo.

     

    Hazme saber que ellos son todos mis hermanos,

    que yo los necesito en todos los momentos,

    de mi vida para no estar solo por él,

    camino de la vida.

    con la humildad la sabiduria

    Asimismo dame el don de la sencillez,

    para aprender a ver la vida,

    de otra manera para aprender a valorarme,

    a mí mismo sin tener que humillar a los demás.

     

    Ya que el ego y la envidia,

     no llevan a ningún buen lugar.

     

    ¡Oh mi buen San José!

    Conoces mi corazón y quiero,

    ser sencillo quiero ser una persona muy,

    sencilla como humilde.

     

    ¡Oh San José! recibe mi libertad mi memoria,

    Mi entendimiento,

    como también toda mi

    voluntad todo mi haber.

     

    Ayúdame en lo que debo

    pensar en lo que debo.

     

     Decir como también en lo que

    debo callar lo que,

     debo escribir lo que debo

    hacer como debo obrar.

     

     Para procurar el bien de los hombres él,

     cumplimiento de mi misión como el triunfo del,

     Reino de Cristo.

     

    San José te entrego mis

    manos para que puedas,

    hacer el trabajo te

    entrego mis pies para,

    seguir su camino

     

    También te entrego mis sentidos,

    para poder seguir sus caminos hacia el bien.

     

    Ayúdame mi buen San José para ser un hombre,

    humilde como sencillo para poder,

    rodearme de mis seres queridos,

    y vivir plenamente la vida.

     

    Amén.

    ¿Debemos pedir a San José a ser humildes?

    La virtud es cosa de obras y no requiere una abundancia de palabras. San José ven en nuestro auxilio llénanos de profunda humildad  ¡Ayúdame Señor!. Porque Dios es todo poderoso en quien podemos confiar que envíe la intersección de nuestro Santo José de Nazaret quien dispuesto ayudarnos siempre está con su gran humildad y actitud positiva.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más