¿Cómo puedo ser humilde? Ejemplos de humildad en la biblia

como puedo ser humilde ejemplos de humildad en la biblia

La humildad y el subordinarse son dos cosas que van de la mano, de acuerdo a la palabra de Dios debemos como cristianos subordinarnos uno bajo los otros en humildad.

Pedro 5:5-6 “Igualmente, jóvenes estad sujetos a los ancianos, y a todos, sumisos unos a otros, revestidos de humildad, porque Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes”.

No quiere decir que debamos ser personas pasivas y silenciosos, sino que sepamos actuar correctamente bajo cualquier situación y nunca ser igual al que nos lastima o humilla.

Índice

    Seamos humildes como el apóstol Pablo

    En Corintios 11:1 se conoce que Pablo dijo “Háganse imitadores de mí, así como yo lo soy de Cristo.

    El apóstol Pablo es un gran ejemplo de humildad en la biblia, y lo observamos cuando recordamos cuando reconoció ser esclavo de Jesucristo, dijo a los ancianos de Éfeso que había sido servidor del Señor con la mayor humildad mental y con lágrimas.

    Jesucristo, el mejor ejemplo de humildad

    En la biblia podemos encontrar una gran cantidad de historias que nos demuestran la humildad de Cristo, él fue capaz de abandonar su propia reputación tan solo para ayudar a otros. Siempre puso la otra mejilla, y a pesar de ser acusado falsamente y en muchas ocasiones humillado por otras personas, nunca pensó en responder de la misma manera, o en vengarse de ellos.

    Esta es la humildad que busca Dios en nosotros, que seamos seres capaces de aceptar que en la tierra algunas personas no actuarán de acuerdo a sus leyes y querrán humillar a sus creyentes. Pero nuestra misión es no dejarnos derrotar ni permitir que ellos provoquen que deseemos pagarlos con la misma moneda.

    el deseo de los humildes oiste oh senor tu dispones su corazon

    Moisés el mejor representante de la humildad

    Recordemos las Sabias palabras de Robert G Ingersoll “si quieres saber cómo es realmente alguien, dale poder”, Moisés tuvo un gran poder en sus manos, y nunca permitió que ese poder se le subiera a la cabeza.

    Moisés nunca espero ser el único con autoridad, cuando el Señor permitió que otros israelitas pudieran ser profetas, Moisés jamás sintió celos por eso, y al contrario se alegró de la buena nueva.

    La humildad es la base del progreso

    Aquel que no es humilde de corazón no lograra obtener progreso en su vida, pues las personas que no poseen humildad viven sus vidas queriendo ser mejor que otros y buscando colocar piedras en sus caminos. Se humilde, alégrate de las victorias de otros, y ayuda a aquellos que se han caído, esto es lo que desea el Señor de quienes lo siguen.

    Aprendamos de los ejemplos bíblicos, aprendamos de Moisés quien nunca deseó tener más poder, ni se sintió desplazado cuando más personas pudieron llegar a donde él se encontraba. No esperes nada a cambio cuando des algo, y seamos de los que prefiramos dar que recibir, cuando somos humildes de corazón todas nuestras recompensas vienen de lo alto, y no de quienes se encuentra en la tierra junto a nosotros.

    Permitamos que Dios nos utilice para su obra, seamos su imagen, transmitamos su ser, Dios nos ha dotado a cada uno con excelentes talentos, a través de ellos tiene grandes obras de transformación en nuestras vidas. No envidiemos el talento del otro, y mejor comencemos a utilizar el nuestro, para así demostrarle a Dios cuánta humildad existe en nuestro corazón, y a partir de ahí ser victoriosos y bendecidos durante todo lo que nos queda de vida sobre esta tierra.

    Convirtámonos en merecedores de entrar al reino de los cielos, seamos humildes de corazón. Ora todos los días y pídele a Dios entendimiento y sabiduría para que te haga mejor persona en los tiempos venideros.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más