Oración a San Judas para mejorar momentos difíciles en la vida

oracion a san Judas para mejorar momentos difíciles en la vida

Todos debemos atravesar por momentos difíciles en nuestras vidas. Por ello, es preciso que realices la oración a San Judas para mejorar momentos difíciles en la vida.

Estos momentos nos hacen más fuertes y maduros, aunque en muchas ocasiones no lo veamos ni entendamos. Estas situaciones deben formar parte de nuestra vida, pues es la manera en Dios nos enseña la manera correcta en que debemos vivir.

Pero para estos momentos puedes encontrar una poderosa oración que te ayudará a sobrellevarla y encontrar pronto la enseñanza y solución.

Recita esta oración dedicada a San Judas y consigue la solución a cada uno de los problemas que aparecerán en tu vida, siempre confiando en Dios y San Judas.

Índice

    Oración para mejorar momentos difíciles en la vida.

    Mejora cada momento difícil que se presenta en tu vida con esta oración para los momentos difíciles en la vida que está dedicada a San Judas.

    San Judas bendito, me dirijo a ti hoy a

    suplicarte, aquí me encuentro

    de rodillas ante ti.

     

    Hoy atravieso una situación que ha

    perjudicado en gran manera mi vida.

     

    No encontró la solución oportuna a este

    problema que hoy debo enfrentar.

     

    No entiendo que sucede y que es lo

    que debo aprender de esto, por eso vengo

    a ti a  rogarte por una solución.

     

    Este momento ha afectado mi vida

    laboral, mi vida personal y mi

    comunión con Dios.

     

    Pues no comprendo que es lo que

    realmente sucede, no sé qué debo

    hacer para salir de este momento

    que hoy me embarga.

     

    Quiero pedirte que me ayudes,

    que vengas a mí y me guíes.

     

    Muéstrame el camino que debo seguir

    para encontrar pronto la solución a esto.

     

    Hoy mi vida se encuentra intranquila

    debido a (cuenta la situación

    que atraviesas), y ya entendí que

    el único medio por el que podrá

    solucionarse es rogando al cielo.

     

    Yo confío en tu inmenso poder San

    Judas, yo conozco cada uno de los

    milagros que eres capaz de traer a mi vida.

     

    Por eso hoy te ruego con tal fervor,

    sana cada parte que se ha afectado

    en mi por este momento.

     

    Sana mi cuerpo y mi alma ya que esta

    desesperación la ha afectado.

     

    Hoy me encuentro sin ánimos, debido

    a que no he podido dormir en paz

    desde que esto comenzó.

    los justos dan con generosidad

    Concede en mi la bendición de poder

    dormir en paz durante la noche.

     

    Siempre confiando en que mi vida

    está en sus manos y que todo será

    solucionado prontamente.

     

    Tu eres capaz de ayudar a todos en las

    situaciones más complejas de sus vidas.

     

    Por eso hoy estoy aquí suplicante,

    pidiendo tu misericordia en mi vida,

    para así poder estar tranquilo y feliz.

     

    Protege a mi familia, quienes han

    sufrido con esto.

     

    Me he alejado de ellos y los he hecho

    sentir mal por no encontrar la solución

    a esto que tanto me preocupa

    en este momento.

     

    Ayúdame a que entiendan que no

    es su culpa, que no deben sentirse mal

    por no saber cómo ayudarme.

     

    Haz que ellos comprendan que toda

    nuestra ayuda proviene del cielo.

     

    Tu eres poderoso grandioso San Judas,

    fuiste y eres un fiel seguidor de Cristo.

     

    Y sabemos que aún te encuentras

    a su lado llevándole cada una de las

    plegarias que hacemos a él.

     

    Pido perdón si los he ofendido,

    que en momentos he actuado

    como no es debido, me he

    molestado y creído que no están

    junto a mí y me han abandonado.

     

    Hoy pido perdón por cada una de

    esas veces que dude de su

    ayuda y poder sé que este momento

    es una prueba del Señor.

     

    Pero te pido que me ayudes a ver lo

    que debo aprender de ella.

     

    Porque no logro entender, y cada día

    me encuentro más débil, con menos

    ánimos de continuar con mi vida.

     

    Ven y guíame te lo suplico por favor,

    en ti confío y confiaré toda mi

    vida, porque conozco tu inmenso poder.

     

    Sé que siempre te encuentras atento

    para interceder por todos los que

    aquí nos encontramos.

     

    Te pido que me bendigas y protejas

    hoy y cada uno de los días de mi vida.

     

    Amén.

    Los tiempos más complicados de nuestra vida son enseñanzas de Dios

    Son muchas las veces que nos hemos quejado y hemos dicho que no merecemos pasar por estas situaciones. Pero cuando nos acercamos a Dios, entendemos que si son necesarios, que sí existía una enseñanza detrás de cada momento difícil que hemos tenido en nuestras vidas.

    Estos momentos nos acercan a Dios y prueban nuestra fe, pues si siempre colocamos nuestras vidas en sus manos, ningún mal momento quebrantara nuestra tranquilidad.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más