Saltar al contenido

Oración a San Judas para mejorar la salud de la familia – 100% Efectiva

18 mayo 2020
Oración a San Judas para mejorar la salud de la familia – 100% Efectiva

Hoy queremos enseñarte una hermosa oración a San Judas para mejorar la salud de la familia.

La familia es la parte más importante de nuestra vida y rezar por la salud. La riqueza y la alegría de nuestra familia significa que queremos que el Señor guarde su bendición sobre las personas más importantes de nuestras vidas. 

Con ella harás peticiones por cada uno de los miembros de tu familia, para que se encuentren saludables y en comunión con nuestro Señor. Esta oración está dedicada a San Judas, quien es considerado como hermano de Jesús, siempre estuvo junto a él en vida y continúa junto a él en el cielo.

Oración para mejorar la salud de mi familia, en nombre de San Judas Tadeo

Todos deseamos que nuestros seres queridos siempre se encuentren protegidos y saludables, por eso hoy te mostramos esta oración para mejorar la salud de la familia.

Oh grandioso y protector San

Judas, aquí me encuentro ante

ti para agradecerte primeramente,

por cada una de las bendiciones

que has traído a mi vida.

 

Por protegerme y guiarme en cada

decisión de mi vida.

 

 Pero hoy vengo a pedirte por mi

familia, vengo a pedirte que la guardes

y protejas contra cualquier enfermedad.

 

Míralos hoy con ojos misericordiosos,

y sana cada una de las partes de

ellos que hoy se encuentren enfermas,

no solo físicamente, sino también

sana su alma y su espíritu.

 

Perdónalos por no acercarse a ti,

al igual que perdónalos por las veces

que te han ofendido y no lo han notado.

 

Sé muy bien que nunca

han querido hacerlo.

 

Ellos son las personas más

importantes en mi vida, ellos son el

motor que hace que cada día me

levante a luchar por mi vida.

 

Por eso hoy te suplico que los guardes

con tu manto protector.

 

Cuida cada parte de su cuerpo,

sánalo con tu poder y no permitas que

su salud se comprometa peligrosamente

debido a una enfermedad.

 

Cuida de su mente, de su corazón y

de cada uno de sus órganos.

 

Hoy algunos de mis familiares se

encuentran luchando por recuperar

su sanidad y bienestar.

 

Pero sé que esto no depende del

personal de salud, sino que necesitan

ayuda celestial para poder conseguir

la sanación en su cuerpo.

Haz que cada uno de los creyentes

también pidan por la salud de sus seres

queridos, solo de esta manera podremos

acercarnos a Dios y mantener la

comunión que él desea.

 

San Judas bendito, sé que hay miembros

en mi familia que amo pero que no han

deseado colocar su confianza en Jesús.

 

Mientras que otros se han cansado

de la vida cristiana y han retornado

a las acciones mundanas o a

los intereses egoístas.

 

Ve hacia ellos con tu inmenso

amor y tráelos de vuelta.

 

Para que siempre encuentren la

sanidad en sus vidas.

 

Pues la salud de mi familia se encuentra

comprometida debido a que han decido

desviarse del camino correcto.

 

Mejora su salud, pero no solo su

salud física,  sino que también

mejora su salud espiritual.

 

Porque al mejorar su estado espiritual

no habrá mal que pueda entrar

a su cuerpo para perjudicarlo.

 

Por eso te rezo hoy San Judas

bendito, porque sé que tú puedes

ayudarme a acercar a mis seres

amados a Dios y a Cristo.

 

Para que podamos vivir por siempre

en abundancia, para que podamos

disfrutar todos del bienestar y la

salud necesaria en nuestras vidas.

 

Hoy reafirmo mi fe ante ti San Judas,

porque he visto cada uno de los milagros

que has hecho en mi vida.

 

Porque puedo dar fe de tu bondad y

misericordia con cada uno de

los que creemos fielmente en ti.

 

En el nombre del Señor Jesucristo

hoy te alabo, te rezo y te adoro.

 

 Y vengo a pedirte por el bienestar de

cada una de las personas que rodean

mi vida, de mi familia que tanto amo.

 

Y que solo deseo para sus vidas

el bienestar y la felicidad que

tú puedes ofrecerle.

 

Amén.

Dios es nuestro médico por excelencia

Cuando nuestros familiares se encuentran atravesando por una situación complicada, en la que algunos de los miembros se encuentran enfermo esto puede desesperarnos y atemorizarnos.

Pero siempre debemos recordar que Dios nunca desampara a sus hijos y que a través de la oración podemos conseguir que nuestros seres queridos encuentren la sanación a sus vidas, solo debemos confiar y orar y veremos como nuestros seres amados consiguen de nuevo su bienestar.