Saltar al contenido

Oración poderosa a San Marcos de León para fortalecer el pensamiento

17 junio 2020
Oración poderosa a San Marcos de León para fortalecer el pensamiento

La mente de las personas es lugar muy bonito de explorar, pero en ocasiones hace que la persona se sienta mal. Para estos casos te enseñaré la oración poderosa para fortalecer el pensamiento. Nuestros pensamientos pueden tener una cuota importante en sentirnos plenos y llenos de felicidad, pero también puede hacer caer en depresión con pensamientos negativos constantes.

Cuando estés pasando por este tipo de casos, realiza la oración poderosa para fortalecer el pensamiento que te dejaré a continuación en la siguiente sección. Con esta poderosa oración a San Marcos, vas a permitir que Dios actué en tu vida y pueda ayudarte con este pensamiento negativos que te hacen sentir mal.

La oración poderosa para fortalecer el pensamiento

En aquellos momentos en los que estén pasando por situaciones complejas, haz la oración poderosa para fortalecer el pensamiento a San Marcos de León.

San Marcos, vengo a agradecerte por todas

las maravillas que has hecho en mi vida.

 

Por ayudarme en esos momentos

en los que he sufrido,

 Y por darme siempre la respuesta

a todas las dudas que tenga.

 

Te pido San Marcos que en este

momento me ayudes ya que mi mente

y mis pensamientos quieren gobernar mi vida.

 

 Quieren adueñarse de mis acciones y

hacen que me sienta mal constantemente.

 

Padre Celestial, nos recuerdas una

y otra vez en tu Palabra que siempre

estás con nosotros.

 

Nos dices que no tengamos miedo

y nos acercas a tu Presencia.

 

Eres el único lugar donde

encontramos refugio

en las tormentas que nos

rodean ahora mismo Señor.

 

Eres el único lugar donde

podemos encontrar paz y fuerza.

 

Así que te pedimos tus palabras de verdad

y poder para fortalecernos en nuestro interior

y la vida de nuestros corazones a ti.

 

Gracias por tu bondad, gracias porque sabes

el camino que tomamos y tienes un plan.

Hoy te miramos a ti, nuestro Señor

y Salvador, es tu rostro el que buscamos.

 

Gracias Padre por tu palabra

que dice que nos das

el poder de salir de esta

prueba «como el oro».

 

Gracias que esta tormenta

no durará para siempre,

Pero sólo estamos de paso.

 

Conocen nuestro viaje mejor

que nosotros mismos,

 Y usarán este tiempo de

prueba para siempre.

Te agradezco porque eres victorioso

sobre cada problema y obstáculo.

 

 Y también porque has vencido

el pecado, la muerte

entre otros males que podamos enfrentar hoy.

 

 Y gracias a ti, nosotros también

somos vencedores.

 

 Nosotros también podemos tener la victoria,

y podemos caminar fuertes en tu paz.

 

Tú eres el Redentor de nosotros y nuestro

dolor no pasa desapercibido.

 

Estamos completamente seguros de

que todas las cosas,

No algunas sino todas, laboran

unidas para hacer el bien.

 

Para todas las personas que te

aman y también son llamados

según tu propósito.

 

Te agradezco San Marcos porque

nos estás produciendo

gran resistencia a través de

los lugares difíciles.

 

Estás construyendo un músculo espiritual.

Nos acercamos a tu presencia hoy,

y no importa los obstáculos que enfrentemos,

 Elegimos la alegría.

 

Te pido por favor que me ayudes a mí,

 Y también a todos mis seres queridos a

superar cualquier problema

que nos quiera causar nuestros pensamientos.

 

Que de ahora en adelante, cada vez que

mi mente quiera traer pensamientos negativos.

 

Seas Tú quien cambie estos pensamientos

por bendiciones para mi vida,

 Y también para la vida de mi familia.

 

Nuestro consuelo abunda a través de Cristo.

Nada en el mundo puede traernos el

consuelo y la paz que sólo tú puedes ofrecer.

 

 Gracias porque entiendes nuestras

pruebas, y también te preocupas.

 

A través de nuestra propia lucha y dolor,

Ayúdanos a ser tus vasijas

para ofrecer consuelo.

 

Amén.

Rechaza los pensamientos negativos de tu vida

Una vez que aprendas a ser consciente de tus pensamientos negativos, puedes empezar a combatirlos y a luchar contra ellos. Cada vez que notes un pensamiento negativo, apunta a hacer una pausa y rechazarlo. Recuerda no centrarte en la negatividad, y en su lugar, intenta centrarte en algo positivo. Si has decidido que no es realmente cierto, no te permitas entretenerlo más. Si ese pensamiento negativo te está robando la paz, rehúsa darle poder sobre tu alegría, paz o felicidad, mucho menos sobre tu vida.