Saltar al contenido

Oración milagrosa a San Martín de Loba para lograr el amor eterno

18 mayo 2020
Oración milagrosa a San Martín de Loba para lograr el amor eterno

Para conocer el poder de la oración milagrosa a San Martín de Loba para lograr el amor conozcamos un poco más su historia. San Martín de Loba fue un hombre que desde muy pequeño tuvo inclinación hacia la religión; pero eso no era permitido para su padre. En consecuencia de estar en Francia se consiguió un mendigo un poco desnudo y con frio y le ofreció su la capa del imperio romano para cubrirse. A la siguiente noche se le apareció Cristo dándole las gracias por el buen gesto que hizo San Martín de Loba.

Esta es la oración poderosa a San Martín de Loba para un amor eterno

La oración no solo utiliza el poder de los santos si no el de Dios que es sumamente necesario, esta oración milagrosa a San Martín de Loba para lograr el amor es milagrosa, de la misma manera lograrás ver buenos cambios. Puedes hacerla en cualquier momento del día:

 

Bendito San Martin de Loba, tú,

eres misericordioso y lleno de amor

me encuentro aquí para que

puedas ayudarme.

 

Asimismo se tu mi San Martin de loba,

claramente el intercesor en mi

amor eterno.

 

Ya me urge tener a mi gran amor,

igualmente quiero que sepas que

he estado desanimada el tiempo pasa

y yo aun sin encontrar mi amor.

 

Te suplico mi San Martín de loba,

ayúdame con mi amor eterno, lléname

de mucho amor y misericordia,

para así poder enamorarme más.

 

Tú eres poderoso y lleno de alegría,

asimismo te pido, concede este

milagro, conozco de poder y gloria;

mis súplicas lleguen a ti

en este día.

 

Igualmente, a ti pongo mi alma,

y mi corazón, ruego con toda mi vida

igualmente, lléname del amor puro y

verdadero; solo tú, eres poderoso

y lleno de gloria.

 

Permite que pueda confiar en ti;

para así mostrar al mundo

tu bondad infinita.

 

Ya quiero que me ayudes a encontrar

a mi amor eterno, oh mi San Martin

Lobo, tú eres la luz que ha

llegado a mi vida.

 

Sé que eres poderoso y amoroso

que tu amor incondicional hoy está

conmigo, no permitas que

fracase en esto.

 

Ayúdame te lo ruego,

en realidad mi alma entristece, al pasar

el tiempo; te lo pido porque ya es la

hora de tener mi amor.

Un amor digno, benigno y dulce,

fortalece mi corazón y hazme ver las

cosas buenas; asimismo de día y

noche clamaré a ti.

 

En necesario de igual manera,

encontrar a mi amor eterno, lograr que

su corazón este junto al mío;

te lo ruego mi San Martin de Loba.

 

Trae la luz a mi vida desde ahora,

por consecuencia quita en este

momento, esta angustia que cargo.

 

Permíteme lograr tener mi amor eterno,

que tu fuerza irradie mi vida,

igualmente, ayúdame te lo suplico.

 

Poderoso y glorioso eres San Martín de

Loba; eres tu quien conoce mis

sentimientos, que tú presencia y poder

este a mí alrededor.

 

Asimismo, hazme comprender,

en consecuencia lo que harás,

que harás lo que mi

corazón anhela.

 

Permite que mi amor eterno me sea

indispensable, de esta forma, Amado te lo

ruego no me abandones. guíame por el

camino correcto, tu poder es tan fuerte

que no me dejaras caer.

 

De todos modos, líbrame de todo lo malo,

sin duda las maravillas de tu poder son reales,

tal como notas confío en ti ciegamente

, y quiero que seas tú

quien pueda bendecirme.

 

Ayúdame con todas mis fuerzas; te

lo ruego encarecidamente mi San Martín de Loba,

después de todo que sea tu gracia y poder el que obre en mí,

asimismo ayúdame a conseguir mi amor eterno,

tú eres mi ángel de la guarda.

 

Sostenme en tus brazos para siempre.

bendito San Martin de Loba,

a pesar de todo sé que grande eres,

de igual forma, bendíceme en mi transitar,

también ayúdame para que sea tu amor

el que pueda obrar,

te lo ruego con todo mi corazón.

 

Amén.

¿Para qué nos sirve la ayuda divina?

Sin embargo, es importante saber que cada día atravesamos por diferentes situaciones en la vida diaria y por eso que es necesario saber una oración liberadora a San Martín de Loba la cual ayudará para en cada circunstancia.

San Martín de Lobo fue un hombre creyente de Dios y esto lo ayudó en la trayectoria de su vida y poder ganar la confianza de toda la gente de su pueblo.