Saltar al contenido

Oración a San Miguel Arcángel para vencer obstáculos y abrir caminos

27 junio 2020
Oración a San Miguel Arcángel para vencer obstáculos y abrir caminos

Rezar es abrir el espíritu para recibir las bendiciones. Tú siempre eres bendecido y serás bendito, pero no te dejas bendecir, por eso la oración te ayudará a elevarte a las bendiciones. La oración a San Miguel Arcángel para vencer obstáculos y abrir caminos te facilitará entrar en contacto con la divinidad para poder ser feliz.

Una oración es un faro en la tormenta, una guía para los desesperados. Para los que necesitan a Dios, los que necesitan ser benditos, los que han de encontrarse con el Salvador.

Ruegos a San Miguel Arcángel para vencer obstáculos

Si tenemos la genuina intención de realizar una oración a San Miguel Arcángel para vencer obstáculos y abrir caminos. Debemos hacerlo rebosantes de fervor como quien va a una guerra a matar o morir, como quien va a la Guerra Santa. La guerra que se hace por uno mismo, por la redención.

Dios mio Santo elévame,

llévame a la gloria,

donde los ejércitos celestiales

combaten eternamente.

 

Y donde los vientos no cesan en su andar,

donde las aguas fluyen con la eternidad,

ahí quiero estar.

En las entrañas de Dios Padre

Todopoderoso y celestial.

 

San Miguel Arcángel, eres tal como Dios.

Por eso te pido que yo pueda

vencer los obstáculos

y abrir los caminos que me

conduzcan a la plenitud.

 

A la libertad y a la felicidad.

Gloria al padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

 

Además, San Miguel Arcángel

entierra tu espada en el piso

y conjura los demonios,

también vence al dragón cuya sangre

esparcida en la pradera permitirá la Santidad.

 

Oh glorioso San Miguel Arcángel,

oh paladín de la luz y la libertad,

vencedor de los ejércitos celestiales,

comandante supremo de todas las batallas.

 

Asimismo, San Miguel de Arcángel,

te pedimos, te imploramos, te suplicamos,

ábrenos todo lo que está cerrado y

por favor condúcenos por el reino de los cielos

para que nada por el maligno sea aceptado.

 

Mientras tanto, San Miguel Arcángel,

semejante a Dios, abre nuestros senderos

de la sabiduría para que encontremos

el camino ideal para poder seguir ejemplificando

tu fe ante nuestros semejantes.

 

Oh glorioso San Miguel Arcángel,

cuando recibimos la luz del sol,

nos acordamos que tu eres la creación

en tu estado de plenitud.

 

Porque tu eres la gloria y todos los tesoros,

la simpleza y la riqueza a la vez.

 

San Miguel Arcángel,

madrugada de mi alma,

que desesperada clama por felicidad.

Gloria a Dios en las alturas.

 

San Miguel Arcángel,

defiéndonos antes, durante

y después de la batalla.

 

Ampáranos para siempre y por siempre,

por favor no nos abandones.

Que tu espada no cese jamás de romper

los obstáculos que las tinieblas nos prepara.

 

San Miguel Arcángel

eres la Gloria dentro de las deidades.

 

También eres el triunfo, llévame por

los caminos libres adonde

conduzca mi corazón, sólo él sabe

las dichas de la divinidad.

Igualmente constriñe y ata a los demonios

que andan realengos por el

Universo, perdiendo las almas.

 

Humildemente, te pedimos,

te imploramos, te rogamos,

para que los impedimentos cesen y se

abran las puertas de la felicidad.

 

Porque soy un guerrero pero necesito de tu luz,

San Miguel Arcángel; que tú fuerza nos defienda

y que tu protección nos guíe en las luchas divinas

por los asuntos de Dios.

 

Mientras tanto que tu virtud no nos permita desfallecer

y cuando camines por las sombras de la muerte,

concédenos tu fuerza frente al dragón infernal

y de todos sus asechos que en

los humanos hacen estragos.

 

Es por eso que te pido a ti Arcángel

bendito, luz del señor.

 

Finalmente ilumina nuestro corazón

y danos tu bendición

para poder vencer los

obstáculos que hay en el mundo

para perdernos en el dolor.

 

San Miguel Arcángel abre nuestros caminos

como solo tú sabes hacerlo.

 

Amén.

¿Cómo dirigirse a San Miguel de Arcángel?

Usted debe dirigirse a San Miguel de Arcángel con la seguridad de que se está dirigiendo a Dios, no dirás su nombre en vano. Cada vez que lo mientes, estarán nombrando a la divinidad y Dios bendecirá a sus fieles y creyentes.

Debes hablar con la voz sublime del corazón para que tengas la grata certeza de que puedes estar rompiendo con la luz, las tinieblas que oprimen tu corazón. Que todo lo que te he pedido al Arcángel semejante a Dios sea cumplido.