Saltar al contenido

Oración a San Pantaleón para calmar el enojo de una persona

28 mayo 2020
Oración a San Pantaleón para calmar el enojo de una persona

A todos en algún momento de nuestra vida  no ha sucedido que decíamos calmar una persona que está enfurecido, no hallando la manera que caemos en separación y frustración la cual nos permite lograr lo que deseamos en ese momento, pero con esta oración a San Pantaleón para calmar el enojo de una persona, podrás no sólo apaciguar los mares del conflicto, sino también volver la dócil y sumisa.

De esta forma es importante señalar que esta oración no sólo debe usarse en caso de emergencia, cuando otra alternativa se ve a escaseada, de tal forma que será como un haz bajo la manga o bien una carta secreta que podrás jugar en ese momento tan preciado que cualquier persona pierda el control.

Oración a San Pantaleón para calmar el enojo

Es importante aclarar que esta poderosa oración puede apaciguar desde el conflicto más grande hasta el conflicto más pequeño, pero para que esto suceda debes tener en conocimiento que la fe es el factor principal o el combustible para que esta oración funcione.

 Oh Santo Guerrero Tú que puedes

calmar cualquier situación, acudo a ti

en este día, donde pongo en duda

no sólo mi habilidad.

 

Sino también mi propósito, para poder

calmar esta persona que hoy aclama con

ira, y no pensando de forma correcta.

 

Puede tomar una decisión, de la cual es

muy posible que se arrepienta.

 

Por eso hoy actúo en intercesión,

 para que me ayudes con tu poder divino,

a apaciguar las aguas de la ira y la rabia,

 que yace en el corazón de esta persona.

 

Y que además no pueden ser controladas,

 por eso le ruego a todos lo divino,

 que tu San Pantaleón representas,

 ayúdame a mí en esta tempestad.

 

Porque te valoro mucho Santo Guerrero,

 y sé que en tu poder no hay nada

imposible, porque Santo Dios Todopoderoso

te has forjado, en los cielos y contra

tempestades, te ha brindado de armas.

 

Para combatir con suprema eficiencia la

maldad del maligno, por esta razón no

hay mejor santo que tú, para este

propósito qué puede parecer inmenso.

 

Pero ante la semejanza del poder

que Dios te ha dado,se presenta

como insignificante.

 

Porque si de los cielos vienes,

y a ellos pertenecen, tú serás el

gladiador que me represente.

 

Para derrumbar esa columna de

odio que genera, la rabia y rencor,

 por la que hoy esta persona es

esclavizada por la misma.

Puede ver dentro de mi corazón y saber

quién me ayuda añoranza del deseo,

 de la Paz y la calma.

 

La misma que Dios profesan su

palabra y se nos es prometida, esa

misma que permitirá que triunfe el amor,

del cual debemos aprender mucho.

 

Intercede por mí ante los Ángeles

ante Dios y los santos, pidiendo toda

la ayuda posible para que se ha

cometida esta petición.

 

Y de una vez por todas se apacigua

la bestia que lleva por dentro esta persona,

haciéndolo libre de ese sentimiento, el

cual no es justo que experimente.

 

Arrebata todo sentimiento de maldad

el maligno ha plantado en ella,

 de tal forma que dejes espacio,

para la semilla de Dios Todopoderoso.

 

Que se plantara en el después de que

tu mano divina toque su corazón,

 y desde hoy en adelante decreto

qué es el corazón serás salvo.

 

Haciendo los juicios o de sus

sentimientos, y brindándole la oportunidad

para reconocer, las acciones del maligno.

 

De esta forma podrá darse cuenta,

  de tal manera que pida ayuda,

a Dios Todopoderoso.

 

Que con gusto no lo abandonará,

 sin más nada que acatar,

 me despido haciendo grande esta

oración, la cual tiene como propósito.

 

Salvar almas para el ejército del reino

de los cielos, la cual una vez sea dicha,

 los oídos de Dios Todopoderoso.

 

La escucharán sin duda, qué y en su

defensa serán enviados, Ángeles y

Santos que acudirán a su llamado.

 

Amén.

¿Por qué oramos para calmar a alguien?

Cuando por lo general las cosas tienden a salir de las nuestras manos no hallamos una alternativa, en el caso de calmar a una persona muchas veces nos desesperamos, y en vez de lograr calmarla complicamos más la situación.

De con esta oración a San Pantaleón para calmar el enojo de una persona, no sólo tendrás una herramienta para combatir esa circunstancia en específico, sino también debemos aclarar que esta herramienta en la persona que sea utilizada se les despertaran unas ganas increíbles de seguir a Dios.