Saltar al contenido

Oración Poderosa a San Pedro para abrir nuevos caminos en tu vida

5 junio 2020
Oración Poderosa a San Pedro para abrir nuevos caminos en tu vida

Para momentos desesperados, es la oración poderosa a San Pedro para abrir nuevos caminos en tu vida. Para cuando no sepas que hacer, o que simplemente estés cansado de seguir haciendo lo mismo, una y otra vez. A veces, por comodidad o incluso miedo siempre te decides por el mismo estilo de vida, para no salir de tu zona de confort, pero: ¿Eso verdaderamente te llena, te hace feliz?

También aplica, para aquellas situaciones en las que no encuentras salida, cuando necesitas desesperadamente luz en tu camino, que te permita tomar las mejores decisiones porque de ello depende tu presente y tu futuro. Vaya que siempre el factor económico lo encontramos presente en casos como el que te describo.

Plegaria maravillosa a San Pedro para abrir otros senderos.

Definitivamente, llegaste donde tenías que hacerlo, esta oración poderosa a San Pedro para abrir nuevos caminos en tu vida, dará un vuelco a tu vida, espero estés preparado para ello. La rogatoria es la siguiente (dila con Fe):

Ay San Pedro,

vengo ante ti sumamente angustiado,

ya que estoy en un túnel sin salida.

 

Aunque he probado varias opciones,

nada me da la paz que necesito,

persevero e insisto, pero al final de este camino,

siempre me tropiezo con obstáculos.

 

Te imploro me quites esta intranquilidad,

que nubla mi mente, de manera que,

no me deja ver con claridad.

Todo esto Santo mío me causa gran desasosiego,

confieso que he pensado en resignarme,

porque por más que lo intento no logro un cambio,

en consecuencia, te pido a ti, guíes mis pasos.

 

Se tú quien delante de mi este,

ya que confió plenamente,

en el direccionamiento que me des.

 

Bendice por favor mis proyectos, en los caminos,

que abras para mí. Por supuesto,

Dios obrara a mi favor, todo,

Absolutamente lo hago en su nombre.

 

Por lo tanto, no hay instante,

en el que no pida auxilio,

requiero de luz celestial.

Oh Madre Santa protégeme como tu hijo,

guárdame en tu manto, porque allí estaré a salvo,

de manera que, te pido me acompañes,

también, por los nuevos senderos que pido.

 

También te imploro,

que mi luz alcance a otros,

para que mi ayuda sea retribuida.

De esta manera prometo que,

en su oportunidad tenderé mi mano y solidaridad,

al que se encuentre como yo lo estoy,

porque todo lo que siembras cosechas.

En ese momento, de éxito,

más te alabare Señor mío.

Ya que daré testimonio.

 

Por supuesto que, está escrito, que yo debo,

ayudarme para que tú me concedas ayuda,

entiendo que nada llega del cielo sin esfuerzo.

En efecto, mis dos manos construirán lo que imploro.

 

Con todo mi corazón,

imploro protección,

ahuyenta todo mal de mí.

Del mismo modo, me reconozco Santo,

como mi peor enemigo, porque soy yo quien a veces reniega,

por esas ocasiones pido perdón, ya que,

es mi Padre quien me lleva sobre sus hombros.

 

Aleja la envidia,

que me quiera ver tropezar,

quita todo eso de mi vida.

Líbrame también del enemigo oculto,

del que no se deja ver el rostro,

pero, sobre todo, del que se dice amigo,

quien en realidad ciñe mal en mi camino.

 

Te imploro, saca de mi vida,

al enemigo y al falso amigo,

a quien no quiera verme progresar.

De la misma manera, especialmente te ruego,

que autorices a los Ángeles a darme señales,

que sean ellos quienes custodien mis senderos,

cambiando la dirección cuando sea necesario.

 

Te imploro Padre,

por eso que te he contado,

que lograré con intercesión de mi Santo.

Resulta que, con todo lo que aquí he dicho,

tengo mayor serenidad en mi alma,

por ello comienzo a sentir tu obra en mí.

Con tu bondad descubriré nuevos caminos.

 

Amén.

¿Qué hacer en momentos de angustia, como cuando te sientes sin salida?

Esta oración poderosa a San Pedro para abrir nuevos caminos en tu vida. De manera que, a través de las plegarias imploras por protección divina. Siempre debemos tener disposición de trabajar en función de mejorar nosotros mismos.

Y, además de ello, implorar en todo momento que Dios sea quien dirija nuestros pasos. Nuestro, San Pedro te ayudará a lograr ver esos senderos que hasta este momento no prestabas atención, tal vez sea lo que, tanto clamas.