Saltar al contenido

Oración a San Ramón Nonato para callar los chismes sobre mí

11 abril 2020
Oración a San Ramón Nonato para callar los chismes sobre mí

Además de todas las oraciones de protección que te proporcionamos quiero dejarte una oración a San Ramón nonato para callar los chismes sobre mí. Si existe algo que quita la paz espiritual son las personas problemáticas y que quieren quitar un chisme.

Aunque intentamos siempre quitarle poder y buscar oración de protección para nuestro Dios, siempre existirá esa espinita que muchas se escapa y llega a nuestra vida. San Ramón nonato tiene la capacidad de poder e intersección para ayudarte en esta afligida vida cuando una persona de esta naturaleza, se acerca a nosotros.

Es el Santo Patrón de todas las personas a quienes se les inventan un chisme o algo que no sea verdad. Incluso debemos tener en cuenta que aunque fuese verdad, nosotros no tenemos permiso para andar hablando de la vida de nadie.

Oración a San Ramón para callar a las personas que hablan mal

Este Santo en vida y después de la muerte se le han verificado varios milagros muchos más de los que se necesitan para ser declarados Santo. La fe de las personas que confía en él siempre da mucho que decir, porque es fuerte y es demasiada.

Por tanto vamos a confiarle en esta oración a San Ramón nonato para callar los chismes sobre mí eso que esta perturbando nuestra tranquilidad por parte de personas males intencionados.

San Ramón, protector de los que

son acusados de infamia

Tú sabes frenar a esas personas que quieren

hacerte daño sin razón alguna.

 

Proteges al inocente de caer en cualquier mente perversa que no tenga

nada bueno que decir, los mismos que se

empeñan hacer el amor.

Eres grande San Ramón porque tu nivel de amor

por los inocentes es insuperable.

 

Te pido encarecidamente que me alejes de los malos deseos

de esas personas que por

envidia quieren hacerme daño.

 

No dejes San Ramón que circule

algún mensaje que contenga mi nombre,

mucho menos si este habla de falsedad,

banalidad e infamia.

 

Tu sabes lo que tengo en mi corazón

y Dios también sabe

lo mucho que respeto su palabra.

 

Porque el amor que tengo por él es demasiado grande.

Ayúdame a tener sabiduría para

manejar este tipo de situaciones.

Y no comportarme igual de mal a cómo se comportan

estas personas que no saben lo que hacen.

Coloca el perdón en mi corazón para disculparlos

así estos no se disculpen,

porque el mal tiene

un propósito para con y conmigo.

Enséñales a ver las cosas que están mal y que de

esta manera están actuando.

 

Refuerza su amor propio para que

no tengan necesidad de menos preciarse tanto

cayendo en este

tipo de pecados que están definitivamente mal.

 

Que ninguna acción del enemigo me afecte,

declaro que no tiene

espacio en mi vida y mucho menos debilitara mi fe.

 

En la mano izquierda esta Dios acompañándome

y en la mano derecha tengo

a San Ramón que intercede y lucha contra el mal por mí.

 

Por todas estas cosas que estas concediéndome

te doy muchas gracias

por tu tiempo y por regresar

la tranquilidad en mi corazón.

 

También las gracias infinitas por hacer que

mi corazón no tengan espacio

para el odio y los rencores que no traen nada bueno.

Sin ti en mi vida salir adelante no sería posible,

gracias hoy y siempre por tu compañía.

 

Amén.

¿La fe puede darnos tranquilidad espiritual?

Por supuesto que sí, los Santos tanto como Dios solo quieren lograr que nos sintamos escuchados atendidos y también felices. Porque en la felicidad plena cuando estamos en la angustia sentiremos el amor de Dios para con nosotros.

Sentiremos que le importamos aunque esto siempre haya sido así en esta ocasión nos daremos cuenta con esta importante prueba de amor al otorgando la paz divina y espiritual, que nos hace estar bien con nosotros mismo y también con los demás.

Vamos a hacer una oración con mucha fe en nuestros corazones, le comentaremos nuestras angustias y preocupaciones sobre este tipo de personas. Porque muchas veces no es que nos importe, si no que somos emocionalmente débil y nos dejamos afectar más de lo que quisiéramos por las palabras de las demás personas.