Oración a San Roque para que me permita trabajar con mi enfermedad

oracion a san roque para que me permita trabajar con mi enfermedad

Hay personas que no pueden darse el lujo de dejar de hacerlo, debido a que son el sostén de su hogar y al dejar de trabajar, se detiene el sustento. Por eso debes hacer una oración a San Roque para que me permita trabajar con mi enfermedad.

Muchas veces como seres humanos nos encontramos con circunstancias que nos obligan a trabajar aunque no debamos. Una de esas circunstancias es la enfermedad.

San Roque, siempre se ha catalogado por ser un santo que atiende a los enfermos y a los animales. Este cuando se encontraba en medio de la enfermedad, se fue al bosque y ahí fue atendido por un perro el cual lamió sus heridas y le llevaba alimentos y así, fue que salió del punto en el que se encontraba hasta que consiguió la completa sanidad.

Índice

    Oración a San Roque para que me permita trabajar con mi enfermedad

    Cuando sufrimos de una enfermedad, debemos guardar reposo y cuidar nuestro cuerpo, pero si ese no puede ser tu caso, encomienda tu vida a San Roque y pídele que te ayude a tener las fuerzas necesarias para salir a trabajar aunque no sientas que tengas las fuerzas necesarias para hacerlo.

    Es por ello, que te vamos a enseñar una hermosa y poderosa oración a San Roque para que me permita trabajar aunque estés quebrantado de salud.

    Oh gran San Roque, líbranos,

    te suplicamos de los azotes de Dios;

    a través de tu intercesor, preservar nuestros cuerpos

    de enfermedades contagiosas,

    y nuestras almas del contagio del pecado.

     

    Obtén para nosotros aire salubre;

    pero, sobre todo, pureza de corazón.

    Ayúdanos a hacer un buen uso de la salud.

     

    Ambién ayúdanos a soportar el sufrimiento con paciencia;

    y, según tu ejemplo, vivir en la práctica de la penitencia y la caridad,

    para que algún día podamos disfrutar de la felicidad

    que mereciste con tus virtudes.

     

    San Roque, tú controlas todas las partes de mi cuerpo

    y sabes cuándo no están funcionando de la mejor manera.

    La enfermedad me deja estresado y me roba el tiempo

    de todas las cosas que quiero hacer.

     

    Sobre todo cuando tengo que trabajar.

    Soy honesto, señor. No me gusta estar enfermo.

    Pero momentos como este también me hacen descansar en ti,

    así que te agradezco por esta oportunidad simplemente de esperarte.

     

     Vengo a ti hoy para pedirte tu toque, Señor.

    Ayúdame a ser paciente

    y permítete continuar con mi trabajo.

     

    Como mi sanador,

    sé que me llevarás a lugares tranquilos

    y restaurarás mi alma y mi cuerpo.

    Confío en ti y quiero seguir tu liderazgo.

    por sus hechos el nino deja entrever

    Ayúdame a acoger esta vez

    no como una interrupción en mi horario

    cuidadosamente planificado,

    sino como una oportunidad para sacar fuerzas

    y alimento para el viaje que tenemos por delante.

     

    Eres mi sanador y mi gran médico.

    Te miro y doy gracias por las promesas

    que me aseguran tu presencia y tu ayuda.

    Enséñame lo que quieres que aprenda

    durante estos tiempos desagradables, Señor.

     

    Ayúdame a no aliviar mi incomodidad

    con quienes me rodean y muéstrame cómo ser

    un buen paciente mientras me estoy recuperando.

     

    En estos días de enfermedad,

    Señor, estoy confiando en ti

    y pidiéndote que me mejores.

     

    Y cuando hayas restaurado mi salud,

    dame sabiduría para que pueda tratar

    mi cuerpo como el templo del Espíritu.

     

    Estoy ansioso por volver a ponerme de pie para servirte,

    pero me doy cuenta de que, incluso en caso de enfermedad,

    todavía puedo acercarme a ti.

     

    Amén.

    Ten fuerzas a pesar de tu debilidad

    Sabemos que sentirse enfermo no es nada agradable, pero si tienes que seguir trabajando a pesar de cómo te sientes, debes tomar fuerzas para seguir tu camino. Levanta una oración a San Roque para que me permita trabajar y así verás que tendrás las fuerzas necesarias para seguir adelante.

    San Roque, siempre tiene en su corazón ayudar al que lo necesita, por eso si necesitas fortaleza para seguir trabajando a pesar de cómo te sientas, San Roque te va a ayudar.

    Por esta razón, ora y busca espiritualmente las fuerzas que necesitas para poder seguir trabajando. La fe te va a ayudar a ver tu milagro y seguir adelante a pesar de todo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más