Saltar al contenido

Poderosa oración de sanidad por mis abuelos enfermos ¡Protégelos!

10 septiembre 2020
Poderosa oración de sanidad por mis abuelos enfermos ¡Protégelos!

Se entiende que orar es hablar con Dios, para ello es muy importante que la persona que vaya a elevar oraciones al Omnipotente, se humille ante su presencia con corazón contrito y humillado; porque a este no despreciará el Señor. Por eso te traemos esta: Poderosa oración de sanidad por mis abuelos enfermos ¡Protégelos!

Tendrás la oportunidad de darle gracias por todas las cosas al Altísimo; y pedirle perdón por todos tus pecados, además, aprenderás cómo realizar oraciones al Rey de gloria, para la sanidad de tus abuelos enfermos y para que los proteja. Para que puedas obtener una buena respuesta de parte del Eterno, es predicó que cuando ores, lo hagas con fe; porque a Dios le agrada que creas con certeza, que lo que pides, lo recibirás, conforme a su voluntad.

Poderosa oración de sanidad por mis abuelos enfermos

Sean dadas gracias al Padre, en el nombre de Jesús; porque cada mañana son nuevas sus misericordias. Además, atento está al clamor de los que le temen, para ayudarles y defenderles.

Padre, en el nombre de Jesús,

te doy gracias, gloria y honra;

porque tú eres bueno y para

siempre son tus misericordias.

 

Te pido perdón por todos

mis pecados y mis rebeliones

Señor, a ti clamo desde mi alma

porque solo en ti encuentro paz.

 

Ya que eres un Dios de grandes

misericordias, te ruego Rey mío,

que te apiades de mí; escucha

mi clamor y respóndeme.

 

Te imploro Señor, por mis abuelos,

perdona sus pecados, sana sus

heridas, y asimismo, derrama

sanidad sobre cada uno de ellos.

 

Porque eres Poderoso Dios mío,

para sanar. Por cuanto enseña

tu palabra santa, Señor, que tienes

el poder para dar vida;

y tomarla de nuevo.

 

Rey mío, mira a mis abuelos

enfermos, ten misericordia de ellos;

perdona sus iniquidades, y derrama

sanidad sobre ellos.

 

Oh Santo de Israel, tú Señor que eres

lento para la ira y grande en

misericordias, te suplico que le

des vida y paz a mis abuelos.

 

Sé que no somos merecedores

de tu amor, menos de tu gracia; más

por ello quiero darte gracias mi Dios y

te ruego que sanes a mis abuelos.

 

En tu sabiduría mi Rey, he aprendido

que debo de respetar y honrar a mis

abuelos. Por esa razón te ruego, que

me ayudes; y restaures a mis abuelitos.

 

Jehová mi Dios, no solo te soy

agradecido por tu amor, también

por tu gracia. Te suplico sana a mis

abuelos enfermos.

 

Ya que eres mi Dios del cielo, el creador

de los cielos,la tierra, el mar; y de todo

lo que en ellos se mueve, te imploro

que avives a mis abuelos.

 

Asimismo, te ruego mi Consolador,

que te, glorifiques de manera gloriosa;

y derrames sanidad sobre cada uno

de mis abuelos.

Mi Cristo, mi Salvador, educa tu

palabra Señor, que por tu llaga fuimos

nosotros curados; y sanados, por esa

razón te ruego, que impartas sanidad.

 

Altísimo Dios, creador del cielo

y de la tierra, en tus manos

encomiendo las vidas de mis

abuelos, para que les sanes.

 

Señor, no soy quien para

darte órdenes, por esta razón,

te ruego, que libertes de toda

enfermedad a mis abuelos.

 

Jehová, Dios mío; porque te amo,

me humillo ante ti, y te ruego que

guardes y protejas de toda

enfermedad a mis abuelos.

 

Asimismo, mi Dios, clamo

a ti, con corazón contrito;

y humillado ante ti. Para que

sanes a mis abuelos.

 

Tú mi Rey, que estás coronado

en majestad y también en poder,

te suplico toma el control, en mis

preciosos abuelitos y

protégelos del mal.

 

Oh Señor, te ruego por tus

misericordias, que son

perpetuas, abre tu mano y

asimismo, bendice a mis abuelos.

 

También, te suplico que sanes

a mis abuelos, le des vigor y

les multipliques las fuerzas y

ayúdales a que busquen de ti, Señor.

 

Finalmente, te imploro, Dios de mi

corazón y de mi alma. Por la sanidad

y protección de mis abuelos; protégelos

Señor, gracias mi Rey.

 

Amén.

Agradeciendo por la sanidad y protección

Se ha obtenido como resultado, que la oración es hablar con Dios, enseña además, que es un medio a través del cual, el hombre puede buscar de la presencia del Rey y así pueda acercarse a él; para que pueda realizar peticiones, para la sanidad de los abuelos enfermos.

Educando el amor y la fidelidad para con Dios y el prójimo; porque para que la persona pueda orar, necesita temor y obediencia al Todopoderoso, también señala que Dios es Poderosos para efectuar milagros de sanidad; porque si creó los cielos, la tierra, el mar; y todo lo que en ellos se mueve, también puede sanar. Dándole gracias a Dios por la respuesta que dará, conforme a su voluntad.