Saltar al contenido

Oración fuerte de sanidad financiera ¡Sálvame de esta crisis!

10 septiembre 2020
Oración fuerte de sanidad financiera ¡Sálvame de esta crisis!

Todos hemos transitado por una crisis financiera. Si bien sabemos que el proceso de una crisis es muy duro, te deprimes, te angustias y desespera por no saber que hacer. Por eso en este artículo recomendamos la mejor oración fuerte de sanidad financiera ¡sálvame de esta crisis! Para ayudarte tanto a ti como a tus familiares en tan difícil momento. Si bien las crisis financieras afectan a todo el grupo familiar; además, de afectar el bolsillo esta perturba emocionalmente a cada uno de los integrantes de la familiar; igualmente, puede afectar el apetito y el sueño, causando insomnio.

Sanidad financiera ¡Sálvame de la crisis!

La oración fuerte sanidad financiera es por lo que más se le clama al padre en estos días de crisis, donde la económica a nivel mundial se ve muy mal; la inflación, los bajos sueldo y la escasez son solo una pequeña parte de los causantes de este mal; que afecta a todas las familias.

 

Oh glorioso señor

primeramente me hacerlo

a ti por medio de esta oración

porque mi alma

está muy cargada y solo tú

podrás ayudarme.

 

Amado Señor tengo una carga

muy pesada y necesito que me

ayudes a llevarla porque sin

tu ayuda no podré hacerlo.

 

La difícil circunstancia por la cual

estoy atravesando es una crisis

económica, que me tiene agotado.

 

Por ello suplico a

ti, poderoso

Señor, tú que eres medico por

excelencia, sana mi bolsillo;

igualmente llénalo.

 

Porque esta dura situación ha

afectado de manera severa

a los integrantes de mi familia.

 

Ya que ellos están sufriendo las

consecuencias de

esta crisis, que ha tratado de

devorarlos.

 

En cambio yo sé que tú,

altísimo Padre Celestial,

no vas a permitir que este

difícil momento nos arruine.

 

Asimismo tú nos vas a ayudar

a salir adelante y victoriosos

de esta prueba.

 

con la que el enemigo a

tratado de cargarnos.

 

Porque tú eres bueno y

respondes las suplicas

de tus hijos.

 

De igual forma tú mí

amado y glorioso Padre

no desamparas a los

que necesitan protección.

 

Seguidamente te pido

que me sustentes

diariamente, no permitas que

falte pan en mi mesa.

 

De igual forma guárdame de

pasar necesidad y quedar

vulnerable a la miseria.

 

Apártame de el sufrimiento;

asimismo, ahuyenta todo espíritu

de miseria, desgracia y necesidad.

 

Tanto de la vida de mis familiares

como de mi vida.

 

Señor te suplico que

no permitas que el enemigo maligno

destruya mi bienestar.

 

Oh señor sé tú el

protector y tesorero de

de todos mis bienes.

 

De igual manera dame

discernimiento para tomar sabias

decisiones a la hora de gastar

mi dinero.

Además Señor iluminarme para gastar

de forma sabia y encontrar

ofertas en los artículos que

valla a comprar.

 

También te imploro que

rindas y manejes todos los

ingresos que a mí llegan.

 

De igual manera minimiza los

egresos que tengo que hacer

diariamente.

 

Para así poder ahorrar

la cantidad que tu sabes que

yo deseo guardar,

para comprar y realizar

las cosas que tanto deseo.

 

Igual que necesitó que 

me des la fuerza,

el coraje y la motivación

para no rendirme jamás.

 

Seguidamente te solicito

que proporciones el ánimo 

para no decaer en la angustia.

 

Asimismo Alimenta mis fuerzas

y mi persistencia para no rendirme 

ante el problema.

 

Porque tú dices en tu santa

y poderosa palabra que no hay

justo desamparado ni su 

descendencia que mendigue pan.

 

Por lo tanto yo confío en ti

y en todas tus promesas.

 

Ya que tu eres un Dios de palabra,

y nunca le has  fallado a ninguno

de tus hijo.

 

y tu utilizas incluso al inicuo y

al enemigo para tu propia gloria;

asimismo, de una mala situación

favoreces a tus hijos.

 

Porque al que te ama todo

lo ayuda a bien.

 

por Último, gracias 

por tu bondad y por inclinar tu oído

para escuchar mi plegaria.

 

Amén.

La oración fuerte de sanidad financiera

La oración fuerte de sanidad financiera. Comúnmente vemos en televisión a súper héroes que se la pasan salvando a la humanidad de múltiples peligros y malhechores. Pero en la vida real contamos con un Padre Espiritual que es capaz de protegernos de cualquier mal e incluso de los peligros que no podemos ver. El Dios Todopoderoso mando a la tierra a su hijo el salvador de la humanidad para darnos sanidad financiera y salvarnos de la crisis financiera