Saltar al contenido

Oración efectiva para la sanidad de los pulmones ¡Señor haz que respire mejor!

11 septiembre 2020
Oración efectiva para la sanidad de los pulmones ¡Señor haz que respire mejor!

Cuando la enfermedad aqueja nuestras vidas, sin duda alguna, se torna como una experiencia difícil de afrontar y también de aceptar. Sobre todo si afecta nuestros pulmones porque son la base fundamental de nuestra respiración. La oración efectiva para la sanidad de los pulmones, ¡Señor haz que respire mejor! Te permitirá entrar en contacto directo con Dios para que te brinde la sanación que necesitas en tus pulmones.

No obstante, debemos además agradecer a Dios, pues, nos hace reconocer en qué estamos fallando y sobre todo cómo podemos mejorar nuestros hábitos. Porque desde el momento que nos dicen que tenemos una enfermedad, comenzamos a ver la vida con otra perspectiva. Y también vemos lo que en realidad somos y que lo que en verdad tenemos es por obra y gracia del Señor.

Plegaria efectiva para la sanidad de mis pulmones

Al momento de enfermarnos hemos vivido el desasosiego y la soledad. Así como también el amor y la benevolencia de las personas que menos imaginábamos que iban a estar allí. Esta oración efectiva para la sanidad de los pulmones, ¡Señor haz que respire mejor! nos ayudará a tener fe en que sanaremos rápidamente.

Señor, tú que reinas en

los cielos y en el universo,

te pido que por favor me

ayudes en lo que hoy me aqueja.

 

Ayúdame a que mis pulmones

siempre puedan respirar el dulce

olor a jazmín por las mañanas.

 

Señor, eres testigo de que

he vivido en la soledad y además

en la angustia por el

bienestar de mis pulmones.

Por favor concédeme la sanación.

 

Señor, aunque sé me es

sumamente difícil, me repito a mi mismo,

“Hágase tu santa voluntad”

 

A ti, amado padre

te ofrezco mis sufrimientos

y también mis pesares.

 

Asimismo bendice con tu poder

infinito a todos los médicos

y personal de salud en general

porque vienen a socorrerme.

 

Por favor bendice Señor,

a todas las personas que se

preocupan por mí y por mi

pronta recuperación.

 

Igualmente ayúdame Señor,

a obtener mi pronta recuperación,

para conseguir el bien espiritual

que me haz de enseñar con

esta enfermedad.

 

Mientras tanto permíteme

comprender que esta enfermedad

en mis pulmones me ayudan

a recapacitar y crear

conocimiento sobre mí mismo.

 

Porque debo desprenderme

de todo lo que me haga mal

y se queda atragantado

en mi pecho.

 

Señor, permite que pueda

conseguir la reflexión plena

sobre mis actos para

sanar prontamente.

 

Señor, postrado ante ti

te pido que con mi empeño

y seriedad preparo mi alma

para la vida que me espera luego

de superar este mal.

 

Donde no exista ni enfermedad

ni mucho menos penas que nos

mermen nuestras fuerzas, donde

sólo exista el gozo bendito

de tu compañía.

 

Señor, mi Dios, hoy

estoy sin fuerzas, no permitas

que mis pulmones colapsen.

 

Tú que todo lo puedes,

te pido con humildad

que me devuelvas la salud.

 

Señor, si estos son tus designios

para que aprenda a valorar

mi cuerpo.

 

Te pido que me

concedas la gracia plena para

poder sobrellevar con fe

esta enfermedad.

Tú, que siempre haz

tratado con delicadeza y sutileza

a los enfermos, sabes que el

oxígeno es vital para mi vida.

 

No permitas que se me acaben

las fuerzas de poder respirarlo.

 

Señor, dame la dulzura

de tu espíritu para poder

disfrutar cuando esté

en completa recuperación.

 

Señor, que mi fe nunca

se vea quebrantada

por mi ansiedad y melancolía.

 

Por favor enséñame cómo

hacer para poner más cuidado

a mi cuerpo y permite que me aleje

de todo mal hábito que me hace daño.

 

Concédeme entendimiento para

comprender que debo administrar

mejor mi tiempo y no puedo

entregarme de lleno al trabajo,

porque todo tiene su curso y su hora.

 

Señor, yo que aún estoy

lleno de vitalidad, te doy gracias

por ello y te pido que sanes

mis pulmones hoy,

mañana y siempre.

 

Lléname de caridad y abnegación

para contigo y haz de mí

un mejor ser humano cada día.

 

Amén.

¿Cómo dirigirse a Dios para que nos brinde la sanación a nuestros pulmones?

Oración efectiva para la sanidad de los pulmones ¡Señor haz que respire mejor! Cuando la enfermedad respiratoria nos azota, puede ser un momento demoledor en nuestras vidas. Porque no solo nos afectará físicamente, sino que nos aquejará espiritualmente.

Siendo una cruz sumamente pesada para llevarla sola, necesitamos ayuda celestial para aliviar este peso. Por ello, cuando nos vayamos a dirigir a Dios, que es lo que Él desea, debemos acercarnos mediante la fe y el respeto. Dios, todo misericordioso escuchará tus plegarias si oras postrándote a él desde lo más íntimo de tu ser.