Oración efectiva de sanidad al Señor de los Milagros

Ya que, en esta vida encontramos difíciles circunstancias que nos roban la paz y la felicidad, nuestro refugio seguro y fortaleza será nuestro Dios Soberano. Por ello, ante una enfermedad alzaremos nuestra voz y proclamaremos la bienaventuranza del Señor, por medio de esta oración efectiva de sanidad al Señor de los Milagros.

Asimismo, creeremos con fe que recibimos del milagro de Dios en nuestra vida; y brindaremos adoración a nuestro Rey, porque todo es conforme a su voluntad. Igualmente, él tomará el lugar que le demos en cada situación de nuestra vida, si le permitimos obrar de manera libre en cada situación, su señorío tomará lugar en nuestro ser.

Índice

    Oración efectiva de sanidad al Señor

    Porque nuestro Dios es fiel a su palabra, creeremos que en él encontraremos lo que necesitamos, más allá de las circunstancias; por ello levantaremos esta oración efectiva de sanidad al Señor de los Milagros.

    Padre Amado te doy

    toda gloria a ti,

    que te la mereces.

     

    Porque tu fidelidad

    nunca cambia,

    y tus promesas

    se cumplen cada día.

     

    Por ello Padre amado,

    te ruego en esta hora

    que traigas de tu sanidad.

     

    Es más, que tu gloria

    venga aquí

    y descienda con poder,

    para traer sanidad.

     

    Porque tú eres

    el Señor de los Milagros,

    y en ti encontraré respuesta.

     

    Por esa razón mi Dios,

    vengo ante ti

    en completa humildad,

    esperando un milagro creativo

    de tu parte.

     

    Porque sé que tú

    obras a favor,

    de los que honran

    y buscan tu presencia.

     

    Por consiguiente, creo

    que en mí cumplirás

    tus propósitos

    y hallaré gracia ante tus ojos.

     

    Asimismo traerás

    de tu refrigerio

    a mi vida.

     

    Ciertamente Padre Celestial,

    en ti está el poder

    de sanar y recibo

    de tu bendición.

     

    Gracias mi Señor,

    por acompañarme

    a cada paso

    de este padecimiento.

     

    Por ello, confío en que tu

    bálsamo de sanidad,

    pasa en esta hora

    por mi cuerpo.

     

    Quitando toda dolencia,

    que ha causado

    esta enfermedad.

     

    Por esa razón, te adoraré,

    y entregaré mis cargas

    a ti mi amado Padre.

     

    Debido a que tu amor

    es inagotable, por cada

    uno de tus hijos.

    el que va tras la justicia y el amor halla vida prosperidad y honra

    Quiero exaltarte

    Dios de maravillas,

    por tan innumerables

    bendiciones a mi vida.

     

    Puede que muchas veces

    te falle mi Dios,

    pero eres fiel

    y tu amor no cambia

    por mí.

     

    Por esa razón, dirige mis pasos

    para no fallarte

    y entregarte lo mejor de mí.

     

    Porque en mi angustia y dolor,

    muchas veces me pierdo;

    trae paz Dios Todopoderoso

    y lléname de tu presencia.

     

    Ya que, tú eres

    mi Dios de paz  y misericordias.

    Por ello mi esperanza

    esta puesta en ti.

     

    Además tú tienes

    el control de todas las cosas,

    y todo a ti se sujeta.

     

    Porque tú eres mi Señor

    y tienes piedad

    de aquellos que sufren tribulación.

     

    Te ruego por tu Santo nombre,

    que obres en mí,

    un milagro creativo.

    Trayendo así restauración

    a mi vida.

     

    Como resultado de tu misericordia,

    seré libre de todo mal

    que me fatigue.

     

    Porque tú das fuerzas

    al cansado,

    y levantas al caído.

     

    Por ello, te quiero agradecer

    con mi vida;

    rindiendo tributo

    a tu persona.

     

    Ya que, Rey Soberano eres tú,

    eres digno de recibir

    toda la gloria y  honra.

     

    Porque, pueden pasar

    los tiempos y las circunstancias,

    pero tu palabra

    seguirá siendo fiel

    e inconmovible.

     

    Asimismo confiaré Padre

    en que caminaré

    en tu victoria

    y recibiré tu sanidad.

     

    Amén.

    Dios de perfecta voluntad

    En primer lugar, debemos reconocer que la voluntad de Dios es perfecta para cada uno de sus hijos. Por lo tanto, no tenemos que sumergirnos en la duda de lo que nos deparará el futuro, porque el Señor tiene el control de cada circunstancia.

    Por ello, en todo tiempo le brindaremos tributo a su fidelidad y bondad, y levantaremos oración efectiva de sanidad al Señor, creyendo que su amor alcanzará al que en él, coloque su confianza; Cubriendo así de completa paz al justo que siga sus caminos. Asimismo, nuestro Señor jamás dejará a cada uno de sus hijos en pleno dolor, pues traerá respuesta y de su refrigerio.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más