Saltar al contenido

Oración a Santa Inés del monte para una vida próspera y saludable

19 mayo 2020
Oración a Santa Inés del monte para una vida próspera y saludable

Lo que más nos interesa en nuestras vidas es ser saludables y prósperos, y esto lo podemos encontrar realizando la oración a Santa Inés para una vida próspera y ser saludables. Conseguir que nuestra vida sea próspera y saludable nos asegurará el éxito en ella. Solo debemos confiar en Dios cada día.

Esta oración es para pedir la intersección de Santa Inés ante Dios por nuestras vidas, para que seamos bendecidos con prosperidad y siempre encontrarnos saludables. Realízala teniendo una profunda fe en que cada una de las cosas que pedirás con esta oración serán entregadas a tu vida por nuestro Dios, quien es el encargado de bendecirnos cada día.

Oración a Santa Inés para una vida próspera y saludable

Consigue la prosperidad en tu vida con esta poderosa oración a Santa Inés para una vida próspera y saludable. Realiza esta oración y consigue la bendición continua en tu vida, para así tener el éxito y la prosperidad.

Oh gloriosa Santa Inés hoy te

agradezco por siempre estar

atenta para ayudarme y protegerme

en el largo camino de mi vida.

 

Hoy me dirijo a ti para pedirte

que vengas a mi vida

que la hagas próspera y saludable.

 

Además, que cada una de las cosas que

me proponga en mi vida

sean prósperas, asimismo, que cada uno

de los proyectos de mi vida

sean bendecidos con tu gran poder

y misericordia.

 

Hoy te imploro que mi vida sea saludable,

que mi mente, cuerpo y alma siempre

se encuentren en excelente estado

de salud.

 

Para que así pueda alabar

y adorar a Dios

cada día de mi vida como

hemos sido llamados a hacerlo.

 

Ante ti coloco mi vida y mi andar,

para que cada una de las decisiones

que tome en mi camino sean

bendecidas por ti, para que

intercedas por mí y mi familia ante

dios todos los días y nuestras vidas

sean inundadas con su protección y bendición.

 

Que ningún mal pueda acercarnos a nosotros,

pues siempre nos encontraremos

bajo el sagrado manto protector de Dios.

 

Santa Inés bendita, ayúdame a que nuestro

negocio prospere, también que seamos prósperos

en nuestros trabajos y estudios.

 

Esto es lo que nos ayuda a salir adelante cada día,

asimismo, lo que nos motiva a continuar

en nuestras tareas diarias.

 

Por otro lado, permítenos ver los frutos

de cada uno de nuestros esfuerzos.

Tu conoces nuestras vidas y cuanto nos hemos esforzado

para que cada día sea mejor y más cómoda.

 

Pero siempre pensando en lo que nuestro Señor

quiere para nosotros.

 

Por eso hoy me encuentro aquí ante ti Santa Inés,

para que nos mires con ojos misericordiosos

y nos des la prosperidad y el bienestar

que necesitamos en nuestras vidas.

 

Que nuestro cuerpo siempre se encuentre

saludable para poder levantarnos cada mañana

con el ánimo de continuar con nuestras tareas

diarias y sacar adelante a nuestra familia.

 

Haz que cada persona que hace parte de mi gran

familia, sea saludable hoy y siempre,

para que pueda gozar de la prosperidad

que viene a nuestro camino.

 

Que cada trabajo que emprendemos cada día

sea bendecido por ti.

 

Muéstrale mis plegarias a nuestro Dios

para que nos mire también con ojos

misericordiosos y nos dote de cada

una de las cosas que necesitamos

para ser prósperos y saludables.

 

Permite que cada día en nuestras mesas

haya alimentos y que al dormir

tengamos el descanso necesario para

que el nuevo amanecer tengamos la disposición

y energía que necesitamos para seguir.

 

En el nombre de nuestro santo Padre Celestial

te rezamos, te adoramos, te alabamos

y agradecemos por escucharnos

y venir a nuestro encuentro para ayudarnos.

 

Te agradecemos porque sabemos que vendrás a

nuestro auxilio prontamente y bendecirás.

 

Amén.

Dios trae a la vida de todos sus hijos salud y prosperidad

Todos somos hijos de Dios, pero no todos tienen la confianza plena en él, no todos creen que Dios es capaz de mantener nuestras vidas saludables y prósperas y en ocasiones buscan estas cosas en otros lugares.

Entreguemos nuestras vidas al señor, y así podremos ver como él cada día nos bendice con la prosperidad de cada uno de nuestros proyectos, y nos mantiene saludables para seguir trabajando en ellos.