Oraciones cortas al Sagrado Corazón de Jesús para niños

Oraciones cortas al Sagrado Corazon de Jesus para niños

Queridos hermanos de Fieles a Dios, en esta ocasión vamos a entregarte una hermosa oración al Sagrado Corazón, por la bendición de los niños. De este modo, pueda entregarle su protección eterna y todo paso que dé en su vida. Así que, vamos, seguro te encantará.

Índice()
  1. Oraciones al sagrado corazón de Jesús para niños
  2. ¿Por qué es importante enseñar a orar a los niños?

Oraciones al sagrado corazón de Jesús para niños

Los pequeños son el futuro de nuestro planeta, por eso, debemos enseñarle desde sus primeras etapas de vida la importancia de agradecer y pedirle a Dios. Por todo lo que necesitan, pues él es la salvación del mundo.

Oh, querido Corazón de Jesús, Tú que entregaste

el cuerpo y alma para perdonar nuestros pecados,

vengo a tus pies en consagración junto

con este pequeño.

 

Con el propósito, de darte gracias

por todas las bendiciones

que nos has otorgado

en nuestra vida.

 

Ya que, a pesar de las faltas o errores

que hemos cometido en esta tierra,

siempre le he enseñado a este niño

que adorarte y pedirte es el mejor

acto que puede realizar.

 

Y por eso, junto conmigo, elevando un rezo

de agradecimiento hacia tu presencia,

mi estimado Señor.

 

Sin embargo, en esta oración también te vamos

a pedir por todos los niños que ahora, Cristo, no tienen

donde dormir o un alimento que comer, querido Señor.

 

Extiende tu mano piadosa sobre ellos y ayúdalos

a salir de esa situación de modo de que su cuerpo

no se acueste sin comer.

 

Amén.

 

Sagrado Corazón de Jesús, en este día

quiero dedicarte una oración para pedirte

por la protección del niño que hoy está

haciendo una consagración hacia ti.

 

Padre, con el propósito de que recojas a este pequeño

ser bajo tu manto, con el objetivo de que cuando

se halle fuera de casa y se encuentre en medio

del peligro sea tu aquel ángel protector

que lo libere de esa situación.

 

No permitas que el diminuto cuerpo

del niño se ha conducido por senderos

de la maldad y la discordia.

 

Pues, su pequeño cerebro aún no es consciente

de los peligros que se exponen al entrar

a esos caminos y puede que le suceda

algo malo.

 

No obstante, te agradecemos porque tu presencia

siempre está presente en nuestro hogar.

Así que, gracias por todas las bendiciones

que nos brindas a diario.

Amén.

te agradecemos porque tu presencia siempre esta presente en nuestro hogar

Amado corazón Divino, en este día de consagración

quiero ofrecerte mi cuerpo y mi alma en ofrenda

para que cuides de mi niño. Que ahora mismo,

se encuentra arrodillado junto conmigo, elevando

un rezo, con el fin, de que lo escuches, Padre Amado.

 

Pues, él sabe que Tú eres el dueño de la vida,

y que su pequeñito cuerpo, a pesar de ser

inocente, también tiene sus necesidades

y desea que Tú lo escuches con

amor y fervor.

 

Si que te pido el favor que le conceda

ese anhelo que contiene en su corazón,

con el propósito, de que siga adorándote,

por siempre, mi querido Jesucristo.

 

Amén.

 

Señor, que me quieres y me adoras mucho,

en este momento te pido por mi familia,

que tu amor divino, mi regalo.

Con el fin de que en mi mesa

nunca falte el pan de todos

los días.

 

Protege de los males a cada uno de los miembros

de esta familia, Señor, así podemos caminar seguros

en la tierra llena de inseguridades y maldad.

 

Asimismo, también te pido que no permitas

que mi familia se quede sin techo

o una cama donde dormir, Jesús.

 

Paséate por ese hogar otorgando en cada uno

de los rincones de habitaciones de ellas

el amor infinito que posee tu corazón divino.

 

Pues mi objetivo, querido Dios, es que mi familia

siempre esté bajo tu presencia, de ese modo

podemos adorarle por toda la vida, Señor.

 

Por último, Sagrado Corazón, quiero pedir,

por aquellas familias que tienen la barriga vacía,

así, les concedas el pan, el techo y su protección.

 

Amén.

¿Por qué es importante enseñar a orar a los niños?

Instruir a los infantes para que oren no es algo difícil, ya que, ellos dialogan con Dios, de forma natural. Sin embargo, hay que enseñarles la manera correcta de hablar, si Cristo se convierte en su amigo. No obstante, los adultos pueden pedir a Dios por los niños para su protección.

Subir