Oraciones cristianas antiguas, largas, famosas y motivadoras ¡Para cada día!

Oraciones cristianas antiguas, largas, famosas y motivadoras ¡Para cada día!

Entregar a Dios las actividades de un nuevo día, es la mejor manera de sentirnos bendecidos bajo su protección. Sobre todo, si iniciamos nuestra jornada dándole un sincero agradecimiento por tener la dicha de despertar. Y además tener una nueva oportunidad de llegar al éxito y a la felicidad. Conoce algunas Oraciones cristianas antiguas, largas, famosas y motivadoras ¡Para cada día!

Existen plegarias que han sido utilizadas desde hace mucho tiempo atrás. Como el Padre Nuestro, la Avemaría, la Salve, el Credo, el Ángel de la Guarda, entre otras. Que son mundialmente conocidas y que desde siempre han sido dedicadas. Además sirven para motivar e incentivar todos los días.

Índice

    Oraciones Antiguas y Famosas, para incentivarnos todos los días

    Estas Oraciones cristianas antiguas, largas, famosas y motivadoras ¡Para cada día! son las más comunes y populares de todos los tiempos. Encierran peticiones generales por lo que las hacen muy completas e ideales para todos los días.

    Oh Dios Mío, que te encuentras

    allá en el cielo, bendito ha de ser

    tu nombre para que traigas

    a nosotros tu reino.

     

    Por eso nos apegaremos

    a tu voluntad aquí en la tierra

    así como también allá en el cielo.

     

    Por favor provéeme el pan

    de todos los días, perdona

    todos aquellos actos y pensamientos

     que me convierten en pecador.

     

    Y dame la voluntad

    para perdonar a los que me ofenden;

    aléjame de la tentación y ahuyenta

    todo mal que me rodea.

     

    Amén

     

    Oh María de gracia,

    que siempre estás con Dios mi salvador,

    bendita eres entre todas las mujeres

    y madres bendicemos como a tu hijo,

    el fruto de tu vientre, mi Amado Jesús.

     

    Santa Madre de Dios,

    ruega por mí y mi familia

    que somos pecadores,

    ahora y hasta el momento

    de nuestra muerte.

     

    Amén

     

    Dios te salve Madre de misericordia,

    eres mi vida, ternura y esperanza.

     

    A ti llamamos, suplicamos y lloramos

     en este valle de llanto y desconsuelo.

     

    Para que abogues por nosotros,

    ante Dios Todopoderoso

    míranos con ojos de bondad y

    misericordia , muéstranos al fruto

    de tu vientre y preséntanos ante

    nuestro señor Jesús.

     

    ¡Oh piadosa y dulce Virgen María!

    Por favor intercede por nosotros

    para que también seamos

    merecedores de obtener las bondades

    de nuestro Señor Jesucristo.

     

    Amén

     

    Ángel custodio sé mi compañía

    hoy mañana y siempre para que me

    cuides de noche y también me cuides

    de día, no me dejes solo ante los males

    del mundo porque sin ti me perdería.

     

    Amén

    Confieso ante Dios Todopoderoso,

     todos y cada uno de los pecados

    que salen de mi pensamiento,

    en mis palabras y en mis actos.

     

    Acepto mi culpa y pido que

    por favor Santa María, ángeles

    y santos, intervengan por mi ante Dios

    nuestro Señor Todopoderoso.

     

    Para que acepte mis disculpas

    y vea mi sincero arrepentimiento.

     

    Amén

     

    Creo en mi Dios,

    creador de todo lo que tenemos,

    también creo en su único hijo,

    concebido por obra y gracia

    del Espíritu Santo.

     

    Además nació del vientre

    de la Virgen María, y padeció

    burlas por llamarse el Mesías.

     

     También fue torturado en la cruz,

    donde murió y luego fue sepultado,

    para la admiración de muchos resucitó

    a los tres días de entre los muertos.

     

    Y hoy se encuentra sentado

    en el cielo al lado derecho de Dios.

    Desde donde juzga a todos

    los vivos y a los muertos.

     

    Creo en Dios, creo en Jesús

    creo en la Virgen María y en el

    Espíritu Santo, además en la Iglesia

    Católica y en la comunión,

    en la absolución de los pecados

    y en la resurrección de los muertos.

     

    Amén.

    Oraciones para todo momento

    Las Oraciones cristianas antiguas, largas, famosas y motivadoras ¡Para cada día! son comunes y se elevan en toda casa donde se profesa la fe cristiana y también son hacen parte en la Eucaristía, en la santa Misa. Su contenido es muy completo y podemos utilizarlas para cualquier situación bien sea alguna solicitud o un agradecimiento.

    Puedes acompañar estas oraciones con palabras que dedicas desde tu corazón con fe y esperanza. En que esa petición en particular o agradecimiento por un favor recibido será escuchado. La oración sea conocida o de tu propia inspiración, mientras sea verdadera y sincera será atendida por Dios quien siempre toma en cuenta nuestras plegarias.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más