Oraciones cristianas: La armadura de Dios ¡Efesios 6!

Uno de los versículos más leídos y comentados de la santa escritura de la sagrada biblia es Efesios 6, la cual nos habla acerca de prepararnos ante la maldad del diablo con la armadura de Dios, la cual nos protegerá de todo mal; tal y como se explica en Efesios 6.

Hoy en día, es difícil distinguir las cosas buenas de las malas, ya que generalmente las malas vienen disfrazadas para poder ocasionarnos daño. Sin embargo, si cuentas con la protección divina de la armadura de Dios, puedes estar 100% seguro que no te pasará nada malo.

Por ello, es sumamente importante emprender una oración de protección divina hacia Dios, en donde podemos pedir que nos cubra con su sagrada armadura y nos dé un poco de su poder para luchar contra el mal. Es por esta razón que debes confiar ciegamente en el poder de Dios todos los días y encomendarte a él cada vez que puedas.

Índice

    Oración de protección para pedir al Señor que nos cubra con su sagrada armadura

    Oraciones cristianas: La armadura de Dios ¡Efesios 6! Todos deseamos estar protegidos contra el mal, pero esto solo lo podemos lograr si emprendemos una oración a Dios todos los días, pidiendo perdón de nuestros pecados, dando gracias por todas las maravillas que nos da y haciendo que su amor y justicia esté presente en los corazones de todas las personas.

    Si aún no cuentas con tu propia oración de protección para pedir a Dios que te cubra con su sagrada armadura, no tienes nada de que preocuparte, puedes rezar la siguiente plegaría para poder conseguirla.

    Padre y Dios Todopoderoso,

    Tú que te encuentras en los cielos y

    siempre te preocupas por tus hijos.

     

    Hoy he venido a ti, para darte gracias

    por todas las bendiciones que nos has dado,

    Gracias por darme el don de la vida.

     

    Gracias por mostrarnos lo importante

    que es amarte mi Dios,

    Señor, en esta ocasión,

    deseo pedirte de corazón.

     

    Que me pongas tu sagrada

    y divina armadura,

    Padre, quiero pedirte que me des

    las fortalezas necesarias.

     

    Para poder enfrentar al

    enemigo firmemente

    sin titubear que estas a mi lado,

    Porque sé que tú eres mi  Pastor y

    siempre me acompañarás.

     

    Dios mío, 

    Dame la fortaleza necesaria

    para enfrentarme

    al rey de las tinieblas en tu nombre,

    No me importa dar mi vida por ti.

     

    Porque tú eres mi Creador, mi Dios,

    el único Rey, mi Señor.

     

    Ponme tu armadura,

    para que la maldad no pueda herirme,

    Para poderme enfrentar a todo lo malo

    que desee acechar en tu contra Dios.

     

    Permíteme proteger a todas

    aquellas personas

    que confían en ti.

     

    Rey Todopoderoso y Dios Universal,

    Has que reine la paz y la justicia

    divina en este mundo,

    Tú eres el único que puede

    darnos esa bendición.

    honra a tu padre y a tu madre que es el primer mandamiento

    Permite que tu fe sea la que promueva

    todas nuestras acciones,

    No permitas que nos hagamos daño

    entre nosotros mismos.

     

    En ti confió el bienestar de

    todos mis familiares,

    amigos y seres queridos.

     

    Pues solo tú eres capaz de resguardarnos

    con tu precioso poder.

     

    Solo tú eres quien nos defenderá

    con tu escudo protector,

    Guíanos hacia la salvación Padre nuestro,

    Y danos tu bendición.

     

    Amén.

    Versículo Efesios 6: 11-16

    Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 

    Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad pues firmes ceñidos vuestros lomos con la verdad y vestidos con la coraza de justicia y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más