Oraciones cristianas más comunes y más conocidas ¡Por todo el mundo!

La religión cristiana es una de las más conocidas en todo el mundo, y es que el poder divino de nuestro Dios siempre está a la espera de nosotros y nuestro Señor nunca nos abandonará cuando lo necesitemos, él siempre estará allí, escuchándonos, dándonos consejos y haciéndonos recuperar nuestras fuerzas para superar cualquier obstáculo, para superar cualquier adversidad que se nos atraviese; por lo que te traemos estas Oraciones cristianas más comunes.

Por ello, rezar una oración cristiana cada día es sumamente importante, no importa si lo hacemos en la mañana, en la tarde o simplemente en la noche. Lo importante es orar y hablar con Dios, dar gracias por todas sus bendiciones, por su protección divina y además pedir perdón por nuestros pecados.

Si deseas conocer cuáles son las oraciones cristianas más comunes, para así poder rezarlas cuando más necesites a papá Dios, entonces has llegado al sitio correcto, ya que te las mostraremos a continuación.

Índice

    Oraciones más conocidas rezadas por las personas cristianas en todo el mundo

    Actualmente existe un sinfín de oraciones cristianas y todas tienen el mismo nivel de efectividad. Sin embargo, son muy pocas las que se rezan y conocen las personas comúnmente. 

    Debes saber que la efectividad de una oración se encuentra en el nivel de fe que pongas en cada palabra que pronuncias de la plegaria. Dentro de las oraciones más rezadas por los cristianos en todo el mundo, encontrarás las siguientes 3:

    Señor Todopoderoso,

    Quiero pedirte en este día,

    que mi semana sea exitosa en tu nombre.

     

    Por favor, acompáñame

    en cada momento y

    cólmame de muchas bendiciones.

     

    Por eso confió ciegamente

    en ti padre mío,

    Resguarde Señor de

    cualquier enfermedad.

     

    Protege también a mi familia,

    a mis amigos y seres queridos,

    No permitas que nada

    malo nos vaya a pasar.

     

    En cambio trae a nuestro hogar,

    salud, amor, paz, tranquilidad

    y prosperidad.

     

    Ilumina el corazón de

    aquellas personas

    que me desean el mal,

    Y dame tu sagrada bendición.

     

    Amén.

    el señor es justo en todos sus caminos y bondadoso en todas sus obras

    Padre y Creador, gracias por

    todas las bendiciones

    Gracias por darme el don de

    la vida todas las mañanas.

     

    Por alejar cualquier enfermedad

    maligna de mi ser mientras

    estoy descansando,

    Gracias por permitirme recuperar

    todas mis energías.

     

    Gracias por darme una

    familia en quien confiar.

     

    Por darme un trabajo para

    conseguir el dinero,

    Gracias por bendecirme

    todos los días Padre.

     

    Quiero decirte, que en ti confió

    creo en tu divino poder,

    Y encomiendo a tu presencia mi mente,

    cuerpo y alma.

     

    Para que lo resguardes

    y no permitas que

    nada malo me vaya a suceder.

     

    Permite que todos mis sueños

    se hagan realidad Señor,

    Y cuida de mí en el proceso.

     

    Amén.

     

    Señor, en este día quiero agradecerte

    por cada cosa que me das,

    Quiero encomendar todos los días

    de esta semana que inicia en tus manos.

     

    Para que el éxito sea una

    de tus bendiciones,

    Padre por favor acompáñame cada día.

     

    Se mi refugio todos los días

    para que la maldad

    no me pueda causar daño.

     

    Dame fortalezas Padre Todopoderoso, 

    No permitas que me aleje

    de tu camino Señor.

     

    Porque solamente quiero

    sentir tu amor en mi corazón,

    Quiero pedirte que por favor

    aumentes mi fe cada día.

     

    Permite creer más en ti,

    Dótame de mucho

    conocimiento y sabiduría,

    Bendíceme a mí, a mi familia y

    a mis seres queridos.

     

    Amén.

    Recomendaciones para rezar una oración cristiana

    Las oraciones cristianas son muy hermosas y debemos hacerlas todos los días, ya que de esta manera agradecemos a Dios por darnos la vida, y cada una de las bendiciones que se aparecen en nuestro día a día. No obstante, es importante tener una buena postura de oración, para ello debemos arrodillarnos, juntar nuestras manos y cerrar nuestros ojos.

    Debes saber que el nivel de efectividad de cada una de las oraciones no tiene nada que ver con la cantidad de veces que las ores, depende única y exclusivamente del nivel de fe que le pongas a cada una de las palabras que dices. Por eso pon mucha fe en Dios porque él nunca te abandonará.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más