Saltar al contenido

3 Oraciones cristianas al levantarse para iniciar un nuevo día con buen pie

7 agosto 2020
3 Oraciones cristianas al levantarse para iniciar un nuevo día con buen pie

3 Oraciones cristianas al levantarse para iniciar un nuevo día con buen pie. Has oído sobre: ¿qué es necesario para levantarse con buen pie?; pues, estas oraciones cristianas son la mejor manera de enfrentar un nuevo día. Todos los que se levantan en queja constante, no ven lo bonito de la maravillosa obra de Dios. Sí ese es tu caso, quítate la venda de los ojos y comienza a dar gracias por las infinitas Bendiciones que recibes diariamente.

No hay una fórmula mágica, pero sí poderosas oraciones cristianas para la protección, que te ayudan a tener y disfrutar de un maravilloso día. En este artículo, encontrarás la manera de hacerlo, por eso quédate leyendo hasta el final, porque juntos bendeciremos tú vida.

Oraciones cristianas para hacer al levantarse y comenzar un nuevo día con la mejor de las energías

Estas plegarias cristianas son maravillosas al levantarse, con ellas inicias un nuevo día, dando pasos firmes y sobre cualquier cosa, con buen pie. Anímate que esta es la mejor de esas tres, que antes te comenté:

Oh Santo Padre,

ahora ruego por este día,

para iniciar con un buen pie.

 

Concédeme Padre la claridad,

para reconocer tu presencia

en cada instante,

y en los lugares que visite, así como,

en todo lo que dispones en mi vida.

 

Este es un excelente día,

en efecto, lo decreto, para todos,

para la mañana, la tarde y el anochecer.

 

De la misma forma te imploro,

que los Ángeles me

guarden a cada minuto,

para que estén apostados a mi lado,

cuidándome y alejándome de todo mal.

 

Imploro también la protección,

de mis hijos, grandes o pequeños,

guárdales Padre amado.

 

Es mi ruego, por eso te suplico,

Por el bienestar del mundo, de mi familia,

de mis vecinos, de mi localidad, del país,

del mundo entero, que descienda

el Espíritu Santo.

 

Para que todos tengan la dicha,

de tener tu luz Divina,

expulsando toda oscuridad del corazón.

 

Sobre todo, Dios Padre,

te pido derrotes la maldad,

esa que se extiende,

que se adentra en el alma de las personas,

Bendícenos Señor Jesús.

 

Bendigo este día, antes

de pisar el suelo,

igualmente, este que

me mantiene firme,

este aire que respiro.

 

Que la poderosa Sangre de Cristo,

santifique mi vida, la de quienes amo.

 

Aleja de mi toda enfermedad

o quebranto,

ya que tú me cubres

de sanidad.

 

Perdóname Padre, si

en algún momento,

he pecado o me aparto del camino,

concédeme claridad y sabiduría.

 

Sin duda, te ruego,

que esto se extienda los

365 días del año.

 

Para que no me falte tu luz,

y pueda agradecerte por

lo que me concedes.

No me dejes solo,

acompáñame en todo momento,

concede éxito a mis días.

 

Ayúdame a conquistar mis metas,

ya me dices que sea fuerte y valiente,

prometo esforzarme y en tu nombre,

servirte en mis planes de vida.  

 

Que mis días comiencen y terminen,

con buenas energías,

llenos de Bendición,

ya que es tu presencia es

la que inunda mi vida.

 

Del mismo modo, que,

aunque tenga pruebas,

tu gracia , llegue hasta mí, y

a quienes me rodean,

que no me falte nunca tu presencia.

 

Permíteme reconocerte en cada obra.

Claro que, especialmente imploro,

porque esto sea así para todos,

quienes reconocen tu grandeza.

 

Padre no me desampares,

Bendice este día, la tarde

y el anochecer.

Ya que te reconozco e imploro

de rodillas ante ti.

 

Por eso, te reconozco

como mi único Dios.

 

Gracias, por supuesto que

debo agradecerte,

porque siempre te haces presente,

con cada casualidad de mis días.

 

Reconozco tus revelaciones,

esta oración es una muestra de ello.

Ya que, me das las herramientas

para hablarte,

y me escuchas amorosamente.

 

Amén.

¿Cómo dar gracias al levantarse para iniciar el día con buen pie?

Te lo acabo de decir, con estas oraciones cristianas a nuestro Padre, hay 3 oraciones de las cuales he seleccionado la mejor para ti, para hacerla al levantarse e inicies un nuevo día con la mejor de las energías. Reconoce la presencia de Dios Padre en tu vida.

Igualmente, te recomiendo leer la historia de San Agustín de Hipona y sobre el poder de la oración, como muestra de Fe en nuestro Creador. Es el canal que nos une con este, no solo para pedir sino también para agradecer sus Bendiciones.