Saltar al contenido

Oraciones cristianas si estás viviendo momentos difíciles y de angustia

7 agosto 2020
Oraciones cristianas si estás viviendo momentos difíciles y de angustia

Te recomiendo hagas uso de las oraciones cristianas pues estos momentos que estamos viviendo son difíciles y de angustia, para todos nosotros. Estas te ayudarán, a apartar de ti la desesperación que constantemente te agobia. La manera en la que, debes comunicarte con Dios, es a través de las plegarias, la ventaja es que las puedes hacer en cualquier lugar y momento.

Implorando a tu favor o en el de otra persona, que creas que lo necesite, los resultados serán milagrosos. Debes estar atento a pedir y también a ser agradecido; a captar los mensajes que nuestro Padre, que en forma de casualidad coloca en tu camino. Encomiéndate pues, a San Judas para que lo logres.

Oraciones cristianas para momentos o tiempos difíciles de combatir

Realmente, el efecto de estas oraciones cristianas, es verdaderamente esperanzador para quienes se encuentran en momentos difíciles de su vida, en los que predomina la angustia. La siguiente es una de ellas:

Dios, ruego a ti,

me acompañes siempre,

ya que la inquietud me rebasa.

 

Ahora, mi Fe descansa en ti,

en la respuesta que des a esta suplica,

por las veces que te haces presente,

en las que prometes sostenerme.

 

Padre amado, estoy implorándote,

de rodillas en este momento,

ya que necesito de ti.

 

Son momentos difíciles para mí,

también lo es para muchas personas,

por eso ilumínanos, para

sobrellevar esto.

 

Sobre todo, a quienes estén

más desesperados.

 

San Judas, ocurro ante ti,

defiéndeme y protégeme

mientras respire,

durante todos los días de mi vida.

 

Por lo tanto, regocija mi corazón,

de la fe y de la esperanza que requiero,

para seguir siempre dando pasos,

por los senderos que

dispones para mí.

 

Oh Dios no me abandones,

llena de tu amor, mi alma,

vida y corazón.

Sobre todo, pido a la Virgen Santa.

 

Cúbreme con tu Santo Manto,

mientras llega a nosotros

el reino del Padre,

esta escrito que llegarán,

es tu ofrecimiento.

 

Por eso te honro para ser

merecedor de estar allí.

 

Perdóname si me hago débil,

en realidad, reconozco que

la fuerza me falla,

es por eso que vengo ante ti.

 

Solicito que estas palabras

lleguen al cielo,

por lo tanto, que sea

bendecido con tú milagro.

 

Borrando de mi toda angustia,

dándome fortaleza,

para seguir en tu nombre.

 

Asimismo, te ruego por aquellos,

quienes están viviendo en austeridad,

enfermedad o adversidad, ayúdalos Señor.  

 

Agradezco Padre la dicha,

pues te recibo en mí,

en la vida, en todo lo que me das.

 

De tal manera que vivo agradecido,

por supuesto en cada prueba

forjas mi carácter.

Sé que tu propósito se hace presente,

en este atribulado presente;

sin embargo, te pido que

me permitas reconocerlo.

 

Por lo tanto, nada soy sin ti,

me siento perdido sin

hablarte diariamente,

sin reconocerte en cada instante.

 

Por eso Padre alabo tu nombre.

Hazte presente en cada hombre,

que sobre nosotros descienda

el Espíritu Santo.

 

Cual faro que nos guía, ya que

a veces nos cegamos.

Además, te ruego que alejes el mal,

de mi vida, del mundo, de los inocentes.

 

En consecuencia, amparaos

ante las tentaciones,

de las veces en que se nos

aleje de tu camino.

 

 

Deslastra toda malignidad del mundo,

de quienes, para obtener beneficios,

pactan o regalan su alma

dañando a seres honrados.

 

Finalmente, pido que hagas

justicia en nombre,

de quienes sufren o son

ofrendas de esa maldad.

 

Que en ocasiones derrama sangre

sin importarles nada.

 

Amén.

¿Cómo te ayudan las Plegarias cristianas en minutos de tribulación?

Conociendo las promesas de Dios retornará la tranquilidad a tu alma. Por eso, refugíate en las oraciones cristianas como medio de comunicación directa con tu Padre Creador en los momentos difíciles y de angustia. Esos instantes amargos desaparecerán o pasarán, dejándote las mejores lecciones o aprendizaje. Dios en su infinita misericordia te sostiene, no lo dudes jamás. Libérate de lo que te sofoca.

Si quieres conocer más sobre palabras de esperanza para derrotar la angustia, te recomiendo la lectura de la Santa Biblia, en ella encuentras versículos hermosos, con las revelaciones dadas por Dios.  Sí lo analizas bien, son como recetas a aplicar en tiempos de tribulación, o para darte las respuestas a tus interrogantes. Ten Fe de que nuestro Padre escucha tus ruegos.