Saltar al contenido

Poderosas oraciones cristianas de protección contra el enemigo ¡Aleja todo mal!

8 agosto 2020
Poderosas oraciones cristianas de protección contra el enemigo ¡Aleja todo mal!

Todos sabemos que la maldad siempre se encuentra al acecho y porque permitir que nos lastime y haga daño, si contamos con el privilegio de poder pedir a Dios nuestro Señor que nos cuide y proteja a todo momento. Muchas personas prefieren prevenir que lamentar y por eso emprenden oraciones protección contra el enemigo para estar bendecidos cada día.

Las oraciones de protección siempre serán importantes para el ser humano, ya que alejar la maldad que nos rodea y protegernos a nosotros y a nuestros familiares, amigos y seres queridos no tiene precio alguno. Por ello, cada día que te despiertes o que vayas a descansar, debes realizar una oración cristiana de protección.

Pedir a Dios o a Jesucristo por su divina protección es bastante sencillo, solamente debes invocar su santa presencia y realizar una pequeña plegaría, en donde des gracias, pidas perdón y además pidas su divina bendición.

Oraciones de protección cristianas para estar resguardado por el divino poder de Dios

Tanto nuestro Padre Dios, como Jesucristo Nuestro Salvador y el  Espíritu Santo estarán dispuestos a darnos su bendición, siempre y cuando los adoremos, respetemos y veneremos en nuestras mentes, cuerpos y almas.

No te preocupes si aún no cuentas con una oración cristiana para pedir protección divina, pues aquí te traemos las oraciones más efectivas y poderosas para estar protegido de todo mal y nunca estar sin la presencia divina de la santísima trinidad.

Dios Padre Todopoderoso

Rey de los Cielos,

En este día, he venido ante tu

presencia para darte gracias.

 

Por este día de vida que nos has regalado,

Gracias por darnos una familia que nos ama

nos apoya en todo momento.

 

Papá Dios te pido perdón si mis actos

o palabras te han ofendido,

Nunca ha sido mi intención, quiero

que siempre estés en mi corazón.

 

Hoy quiero pedirte que me protejas

con tu divina bendición, 

No permitas que la maldad se acerque a mí,

pide a tus ángeles que me cuiden.

 

Mantenme siempre bajo tu luz en la

mañana, tarde y noche, Padre.

 

Amén.

 

Jesucristo hijo de David, tu que estás

a la derecha de Dios,

Quiero darte las gracias por librarnos

de todos los pecados.

 

Gracias por darnos la oportunidad de vivir,

Hoy Jesús, quiero pedirte disculpas si

en algún momento en mi corazón,

Ha reinado el egoísmo, la soberbia,

la avaricia y la ambición.

 

Pues quiero que seas tú quien

me ilumine y guíe,

Enséñame a amar a Dios,

como tú lo hiciste.

 

Cúbreme con tu sangre preciosa y

aleja la maldad de mi Jesucristo,

Guíame con tu poder e ilumíname

con tu luz divina.

 

Amén.

Espíritu Santo, tu eres la representación

divina del poder de Dios,

Tú indudablemente eres quien

siempre nos cuida y

resguarda de todo mal.

 

Quiero darte las gracias por

protegerme cada noche

mientras descanso, 

 

Gracias por cuidar de mí, de mi familia,

de mis seres queridos,

Quiero pedirte que siempre

estés junto a nosotros,

no nos dejes solos.

 

Ilumina los corazones de aquellas

personas que están agonizando,

 

No permitas que la maldad se

apodere de sus sentimientos,

Enséñanos el poder de Dios y permítenos

amarlo y creer en su fuerza,

No nos desampares Espíritu Santo.

 

Amén.

Recomendación para realizar la oración de protección contra el enemigo

Para que te puedas resguardar de la maldad, cuentas con 3 oraciones especiales, una al Padre, una al Hijo y una al Espíritu Santo. Puedes rezarlas una cada día a cualquier hora, una de las cosas que debes tener siempre presentes es que cuando pedimos a una entidad divina que nos proteja con su poder debemos creer ciegamente y confiar en ella, ya que dependiendo de nuestro nivel de fe, la fuerza de la protección será mayor.

Por otro lado, no olvides que al momento de realizar la oración, es importante que pongas una correcta posición para orar, es muy fácil de hacerla, si aún no la conoces, no te preocupes te la explicamos a continuación: arrodíllate, junta tus manos y cierra tus ojos, luego emprende las oraciones y plegarias que desees, esto demuestra respeto y amor hacia Dios; recuerda que es para pedir protección contra el enemigo.