3 oraciones milagrosas y efectivas para que te vaya bien en los negocios

oraciones milagrosas y efectivas para que te vaya bien en los negocios

Nosotros, los creyentes, debemos agradecerle al Padre por todo lo que tenemos, ya que sin Él los bienes materiales y riquezas espirituales que tenemos no serían posible. En este sentido, lo ideal es que eleves una plegaria en agradecimiento por tu trabajo, puesto que este te permite obtener objetos y bienes necesarios.

Índice()
  1. Mejores oraciones milagrosas para que prospere tu negocio
  2. ¿A cuál otro santo puedo pedirle por mi negocio?

Mejores oraciones milagrosas para que prospere tu negocio

Aunque el Padre no quiere que vivamos en avaricia, la verdad, Él reconoce y valora el esfuerzo que hacemos para salir adelante. Por ello, si Él nota que eres una persona noble de corazón y muy trabajadora, seguro escuchará tus súplicas si pides por tu negocio.

Oh, Padre, que todo lo sabes y todo lo ves,

en este día vengo a pedirte que me ilumines,

pues quiero con mi esfuerzo y corazón

sacar adelante este proyecto.

 

Te pido que permitas que mi negocio prospere,

y que me permitas vivir honradamente.

Ya que mi firme intención

no es amasar dinero sin sentido,

más si lograr vivir dignamente.

 

Por favor, ilumina mi camino en este proyecto,

muéstrame el sendero para consolidarlo,

puesto que este negocio me permitirá ayudar

a más hermanos necesitados.

 

Dios Padre, haz que lluevan clientes,

Dios Padre, haz que lluevan las ventas,

pues solo así conseguiré afrontar

las obligaciones y pagos necesarios del negocio.

 

También te pedimos que nos brindes salud y fuerzas

para levantarnos diariamente,

pues solo de esta manera,

conseguiremos consolidarnos en este mercado.

 

Oh, Padre celestial,

no permitas que desfallezca,

no permitas que se agoten mis energías,

pues quiero de corazón sacar este proyecto

adelante con mi familia.

 

Y solo contigo a mi lado

será esto posible.

 

Amén.

gracias por mi negocio, gracias por aumentar mis ventas, gracias por el personal que me rodea

Dios Padre omnipotente,

mañana es un día muy esperado para mí,

como bien sabes.

Pues es la apertura de mi negocio,

ese que te pedí con tanto afán,

ese que te pedí con tanta fe.

 

Y Tú, Padre misericordioso,

me concediste mi petición,

pues bien sabes que no quiero vivir

avariciosamente, más si vivir honradamente,

y siguiendo tus mandamientos hoy y siempre.

 

Por eso te pido que permitas

que me lleguen muchos clientes,

y que la gente se vaya contenga y satisfecha

para que quieran volver.

 

También te pedimos que fluya el dinero,

para poder afrontar las obligaciones que tenemos.

E ir poco a poco aprendiendo

a consolidar de buena manera este negocio.

   

Oh, Padre bueno,

ilumíname sabiamente,

pues es la única manera de hacer todo bien.

Ya que sabes bien que quiero, respaldar

económicamente a mis trabajadores, esos que

día a día me apoyarán incansablemente.

 

Por eso te pido

que no me desampares,

ni permitas que pierda mi

buena voluntad.

 

Así que Dios,

dame tus bendiciones,

y si existe alguna falla en mí o en

el negocio, por favor, manda a tus

emisarios y házmelo saber.

 

Pues, Padre, solo en ti confío,

y siempre acepto tus designios,

por ello hoy te pido que me sigas

bendiciendo en este camino.

 

Amén.

 

Dios Padre,

gracias por mi negocio,

gracias por aumentar mis ventas,

gracias por el personal que me rodea.

 

Pues solo gracias a tu poder fue posible

que mi vida y mi negocio

llegará a ser lo que es hoy en día.

También hoy te pedimos que las ventas

no decaigan, y que todo siga marchando bien.

 

Oh, Dios piadoso,

no olvides bendecir a mis trabajadores,

para que día a día, puedan levantarse

con ánimo de seguir trabajando.

 

Además, cuida todas las familias que

dependen del negocio, pues es la forma

que tengo de ayudar al prójimo.

 

Por favor, también te pido que

mantengas alejado todas las malas energías,

y a los demonios que producen en las personas,

avaricias y malos pensamientos.

Para que el negocio siga creciendo.

 

Para finalizar, solo me queda

agradecerte por siempre escuchar mis suplicas,

mis plegarias y mis deseos.

Pues debido a esto ha sido posible que

el negocio fluya como hasta ahora.

 

Amén.

¿A cuál otro santo puedo pedirle por mi negocio?

El principal proveedor de la vida y las cosas que necesitamos es Dios Padre, por ello siempre debemos buscarlo a Él. Sin embargo, el Creador tiene algunos embajadores que trabajan en su nombre para ayudarnos. En el caso de los negocios, puedes hacer una oración a San Martín Caballero.

Subir