Saltar al contenido

Poderosa palabra de Dios de liberación ¡Rompe mis ataduras!

1 abril 2020

Para dejar esto a un lado y seguir con nuestra vida es importante la poderosa Palabra de Dios de liberación ¡Rompe mis ataduras!. Lo que siempre he intentado hablarte y llevarte conocer es el poder de creer y tener fe. La palabra de Dios nos sana de enfermedades, nos concede favores los cuales creemos imposibles.

Solo falta creer en él para que esto deje de ser así. Cuando nos encontramos atados a lazos que pueden ser físicos, emocionales o espirituales. Lo cierto, es que en todos los casos funcionan de la misma manera.

Difícil son las situaciones, cuando estamos aferrados a algo que nos hace daño y a esto muchas veces lo llamamos amor. Estas ataduras espirituales y emocionales son delicadas porque no nos estamos valorando, para nada en la vida. Muchas veces de las ataduras emocionales y espiritual son hechas por trabajo de espiritismo o brujería, para ello tenemos las oraciones de protección.

La palabra para Dios para la liberación de ataduras

La poderosa Palabra de Dios de liberación ¡Rompe mis ataduras! Es saber escuchar lo que Dios nos está queriéndonos decir, es recibir una respuesta clara y contundente por medio de la oración que necesitamos para acomodar nuestra alma y espíritu.

Este tipo de ataduras dejemos dejarlas a un lado y saber que algo mejor nos espera en las manos del Señor. No dejes de confiar en sus maravillosos planes, el romperá atadura de cualquier engaño que a tus ojos parezca mágico. Pero realmente no es así.

Señor Dios, hoy necesito de librarme

de cadenas que no traen nada bueno,

Aleja de mi cualquier poder maligno que solo quiere,

hacerme hundir en la tristeza, egoísmo y falsos sentimientos.

 

Queriendo lograr que no actuara conforme a tu voluntad.

Porque solamente tú eres el dueño de mi ser

y es a ti a quien alabó tantas veces en mi vida.

Estoy protegido por tu amor y así quiero permanecer siempre

con la seguridad que estoy contando con tu compañía en todo momento.

 

Amado Padre Celestial no me dejes nunca,

porque sin tu presencia ten por seguro que estaría perdido.

Libérame de cadenas emocionales o espirituales que Satanás

quiera interponer en mi camino para verme sufrir.

Satanás no tiene cabida en mi vida porque solo profeto

tu palabra, mucho menos en mi mente y en mi corazón.

Con el Santísimo Poder de la Sangre de Cristo,

estoy cubierto y protegido ante todo mal

y mi mayor espada es la palabra de Dios.

Tú conoces mi corazón, como también mis intenciones y

sabes que existe un alma bondadosa que creerá

siempre en ti y en tus buenas intenciones.

 

Señor no me defraudes nunca en la vida,

no me dejes solo que sin ti me perdería.

Declara cualquier fuerza maligna hechicería,

brujería, santería fuera de mi vida porque declaramos

que bajo tu poder nada de esto tiene algo que hacer.

 

Dios mío, escucha mis llamados de auxilio porque

no puedo seguir atado a lo que me hace daño

y a lo que me está lastimando.

Imploro tu inmensa y noble presencia en mi vida

porque la necesito urgentemente.

 

Gracias amado y divino Señor

por entenderme y por escucharme.

Necesito siempre de ti y de tu palabra,

porque es aliento de vida cuando nos encontramos perdidos.

Te glorificare por ser tan poderoso,

daré testimonio de tu palabra y salvación.

 

Amén.

Dios nos ama y siempre quiere protegernos

Por esta importante razón debemos acudir a su palabra y a su llamado. Cuando estamos con el estamos protegidos de todo mal que quiera hacernos daño. Nuestro espíritu con la palabra de Dios cerca es imposible, de romper pues nuestros Ángeles luchan nuestras batallas como si fueran las propias.

Sin embargo no estamos exentos a que las cosas malas pasen, pero el Señor tiene su plan predestinado y es un mundo mejor para cada uno de nosotros.