Saltar al contenido

Oración a San Felipe Neri para conseguir la felicidad y el amor deseado

17 mayo 2020
Oración a San Felipe Neri para conseguir la felicidad y el amor deseado

La oración es una de las cosas más desinteresadas y sorprendentes que puedes hacer por una persona, especialmente por alguien a quien quieres mucho. Realizar la oración a San Felipe Neri para conseguir la felicidad y el amor es una forma de estar agradecido por esa persona especial o por un grupo de personas que amas para estar contigo.

Se trata de tomar su tiempo y enfocar su energía y orar por las bendiciones de Dios en su nombre. Al realizar la oración para conseguir la felicidad y el amor a San Felipe, le estarás pidiendo que te enseñe el camino correcto para que nunca te falten ambas cosas en tu vida.

La oración por el amor y la felicidad, en nombre de San Felipe Neri

La siguiente oración para conseguir la felicidad y el amor es una de las oraciones más bonitas que hacemos para que no nos falte la alegría y el cariño en nuestra vida.

Dios de amor y de alegría,

llénanos de felicidad y amor

como resultado,

vamos a compartirla con los demás.

 

Tu amor es paciente, por eso,

seamos pacientes el uno con el otro;

 es amable, así que

déjanos ser amables el uno con el otro.

 

Tu amor no tiene envidia,

de modo que,no nos envidie

el uno al otro;

tu amor no se jacta,

como resultado, que nuestra relación

se construya sobre la humildad.

 

 En tu felicidad y amor

no existe la deshonra,

de igual manera,

enséñanos a honrarnos mutuamente.

 

Tu amor no es egoísta,

por lo tanto,

amémonos con un amor desinteresado,

ayúdanos a amarnos bien.

 

Oh Señor, Dios mío,

gracias porque eres

nuestro escudo y nuestra fuerza.

 

Has prometido que nunca

nos dejarás ni nos abandonarás,

siempre estarás con nosotros.

 

Nos has unido

como una sola carne;

ayúdanos a trabajar juntos

en nuestras relaciones;

que tambien nos apoyemos,

nos animemos y

nos sirvamos mutuamente.

 

Por favor, ayúdanos

a amarnos de la misma manera

sacrificada en que nos has amado.

 

Tú eres mi Dios de esperanza;

ayúdame llenándome de felicidad,

gozo y de paz al creer,

para que la bondad

del Espíritu Santo

nunca nos falte la esperanza,

por medio de Jesucristo nuestro Señor.

 

Dios de felicidad,

por esta razón, ayúdanos

que estemos llenos de felicidad

para compartirla con los necesitados.

 

 Tu amor siempre confía,

ayúdanos a confiar en los demás;

tu alegría siempre está presente,

que nos llene de esperanza

y nos anime en la esperanza

que tenemos en ti.

 

Tu amor siempre persevera,

que nuestro amor

por el otro perdure

a través de las dificultades de la vida.

Tu amor nunca falla,

que nuestro amor permanezca

fuerte hasta el final;

y siempre llénanos con tu amor,

para que también nos amemos

de la misma manera.

 

Maravilloso Consejero,

gracias por ser fiel

a todas tus promesas,

tu palabra dice

que hemos sido unidos por ti.

 

Para los que están

unidos por Dios,

que nadie se separe,

que estemos unidos

por tu amor infinito.

 

Protege nuestra relación

de los ataques y el colapso,

danos la seguridad

de que siempre estás con nosotros

y además, eres fiel hasta el final.

 

 Que las palabras

de nuestras bocas

y también las meditaciones

de nuestros corazones

sean aceptables ante tus ojos,

oh Señor, por los méritos de Cristo.

 

Dios todopoderoso,

gracias a que eres

nuestra roca y fortaleza,

podemos encontrar refugio en ti.

 

Hemos prometido amarnos

en los buenos y en los malos tiempos,

tu palabra dice que,

aunque caminemos

por el valle más oscuro

no temeremos ningún mal,

porque tú estás con nosotros;

tu vara y tu cayado

nos reconfortan.

 

 Dame la fuerza para confiar en ti

en los momentos felices

y también en los difíciles,

que nos llenes de eterno consuelo

así como de buena esperanza

a través de la gracia.

 

Padre amoroso,

gracias por ser fiel

a todas tus promesas.

 

 Has prometido que

nuestra fe nunca será

puesta en vergüenza

cuando nuestra confianza

esté en ti.

 

Gracias que podemos confiar

en ti para mantenernos seguros

en tu mano por el resto

de nuestras vidas.

 

 Por favor, ayúdanos a confiar en ti,

en nuestra relación,

sea cual sea el futuro.

 

 Por otro lado, que el amor de Dios

y la gracia de Jesucristo

permanezca con nosotros

siempre.

 

 Por el mérito de nuestro Salvador.

 

Amén.

La estabilidad se consigue con Dios

Cuando encuentres a Dios, ten la seguridad que vas a encontrar tanto la felicidad como el amor. El tipo de amor y felicidad que te hace dormir por la noche porque sabes que serás capaz de sobrevivir a lo que la vida te depare porque tienes a Dios en quien apoyarte.

Tienes un salvador, un sanador, un oyente,  un mejor amigo. Es una felicidad y un amor que nunca te deja roto, que no decepciona. Que entiende tu silencio y escucha tus oraciones.