Saltar al contenido

Letanía de la Virgen del Carmen para los difuntos tengan descanso eterno

15 junio 2020
Letanía de la Virgen del Carmen para los difuntos tengan descanso eterno

Las letanías son oraciones comúnmente utilizadas en la iglesia católica. Las cuales son perfectas para hacer en conjunto con el sacerdote y los demás creyentes. Asimismo, en esta oportunidad haremos letanía de la Virgen del Carmen para los difuntos tengan descanso eterno y así poder tener la convicción de saber que nuestros seres queridos o conocidos tendrán el descanso eterno a través de esta oración.

Para realizar las letanías, es indispensable tener un corazón limpio y puro, sin mancha de pecado. Ya que, debemos estar libres para que nuestra oración suba a la gracia de Dios, y con amor sea respondida. Muchos creyentes realizan estás letanía con la seguridad y fe de que Dios escuchará está plegaria y tendrá compasión con el alma que ya se ha ido.

La Virgen del Carmen puede ayudar al descanso eterno de un difunto

Por testimonios de fieles creyentes, las oraciones y letanía a la Virgen del Carmen son muy poderosas y efectivas. Son capaces de ayudar a las personas en su dolor ante la pérdida de un ser querido que para muchos es un trago amargo, con esta letanía de la Virgen del Carmen para los difuntos tengan descanso eterno. La cual recitamos a continuación.

Madre piadosa Virgen del Carmen,

en esta hora vengo ante ti

para pedirte humildemente

por las almas

de los que ya no están.

 

Virgen santísima,

tú que eres protectora de

los que sufren,

los acoges en tu regazo,

no me abandones.

 

Te pido de corazón

que prestes tu oído santo,

para escuchar esta oración

que nace desde mi alma,

en compasión por

los que ya no están.

 

No permitas que el mal

se apodere de las almas,

además, guíalas hacia la luz,

para que puedan tener

libertad y descanso.

 

Quiero encomendarte

a mis familiares,

también amigos que

ya se han ido,

pasando a otro plano espiritual.

 

Que por medio de esta

oración de letanía,

puedan sentir la paz

en su alma y su espíritu

descienda al cielo.

 

Intercede virgen del carmen

por los pecadores,

para que estos

puedan tener el perdón

de Dios por sus pecados.

 

Virgen de carmen,

te pido también,

que todas las almas

del purgatorio puedan recibir

de tu santa ayuda.

Mediante está oración

te suplico virgen pura y santa,

que intercedas ante dios padre

y su hijo jesucristo

para que sean juez.

 

Asimismo, con misericordia

perdonen el pecado

de los que ahora no están

entre los vivos.

 

Virgen piadosa,

vela por los que

aún estamos en este mundo,

concédenos protección

ante el peligro.

 

que tú gracia sea,

derramada sobre nuestra vida,

y tu bondad sea en nuestro,

día a día,

te lo ruego virgen mía.

 

Concede el descanso eterno

a las almas en pena,

por medio de esta oración

verán la luz

que anhelan sus almas.

 

Bendita seas virgen del carmen,

estás tú con poder

dándonos fuerza para continuar

cada día agarrada de

tu mano.

 

Gracias virgen del carmen

por escuchar esta oración,

así también prestar tu oído

ante este pueblo

que quiere el bien.

 

Gracias por tu amor,

también protección para mí vida,

mi familia, amigos

y conocidos.

 

Todos los difuntos

que no tengan alguien

pidiendo por ellos,

no los abandones

e intercede también por ellos.

 

Señor ten piedad

de todos los difuntos,

cristo no los abandones,

señor guíalos,

cristo sálvanos.

 

Que tú amor no se aparte

de nosotros jamás,

seguiremos tu camino

en rectitud y obediencia.

 

Amén.

Los difuntos podrán descansar en paz por medio de esta oración

Cuando se tiene la pérdida de un ser querido es muy grande el dolor que nace en el corazón. Todos queremos que las personas ya fallecidas consigan el descanso eterno de su alma, y así puedan subir a la presencia de Dios. Con el poder de esta letanía de la Virgen del Carmen para los difuntos tengan descanso eterno venceremos la tribulación de saber que esa persona ha dejado nuestro mundo y la paz de saber que se ha unido al mundo espiritual.

Demos gracias a Dios y a la Virgen del Carmen en todo momento. Por ser misericordiosos y responder con bondad ante las peticiones que le hacen sus fieles creyentes.