Saltar al contenido

Poderosa novena a San Antonio de Padua ¡Oración para cada día!

1 julio 2020
Poderosa novena a San Antonio de Padua ¡Oración para cada día!

San Antonio de Padua santo fiel y protector de todos sus devotos, ante tu presencia acudimos para poderte hacer esta milagrosa novena, para que así nos siga bendiciendo nuestro caminar como el día, en qué te aclamemos y nos puedas ayudar de la mejor manera en lo que con tanta devoción nos pueda conceder de la mejor manera nuestras peticiones.

San Antonio gran predicador de la palabra de Dios; brillando de tal manera en sus sermones, siendo premiado, dándole grandes cualidades de buen predicador, como una gran elocuencia, formidable poder de conmover, como una voz sonora y muy agradable que tenía gran magnitud. Grandes eran sus milagros como sus devotos por seguirlo en su gran misión servir al que más lo necesita.

Poderosa Novena a San Antonio de Padua para que bendiga nuestro día

Con esta poderosa novena a San Antonio de Padua podemos encontrar la paz que tanto necesitamos en nuestros días, ya que es muy poderosa para poder conseguir su gran bondad en estos tiempos que requerimos su apoyo y su bondad.

Bendito San Antonio de Padua,

quiero empezar mi noble oración,

dándote las infinitas gracias

por este nuevo día.

 

Donde tu luz radiante despeja

toda la oscuridad,

yéndose todo temor para que así pueda,

 reinar tu gran amor hacia nosotros.

 

Bendito San Antonio hoy quiero

presentarte mi vida,

para que me ayudes a limpiarla

de todo aquello,

que ante tus ojos no te agrada.

 

Para que así me regales también,

una mente renovada.

 

Bendito Santo para que esté

centrada en su voluntad,

para poderte alabar y bendecir

tu santo nombre.

 

San Antonio de Padua,

 tu que eres noble de corazón te doy gracias,

 por mi familia regálame,

 sabiduría para hablar para que así pueda,

 saber decir las cosas sin herir a otras personas.

 

Igualmente para poder escuchar,

 con la atención necesaria y así poder,

 mantener la calma,

siendo paciente en todo lo que deba realizar.

¡Oh bendito San Antonio de Padua!

 tú siendo el más gentil,

 de todos los santos tu gran amor por tus fieles,

 te hicieron merecedor cuando estabas.

 

 En la tierra de poseer poderes,

 milagrosos porque grande,

es tu gran poder.

 

San Antonio de Padua,

 tú eres mi refugio como mi fortaleza,

en quien confío hoy y siempre sólo tú puedes,

librarme de las trampas del enemigo,

que me quieran asechar.

 

Pues solo tú me cubres.

 dándome toda la protección,

ya que tu verdad siempre será mi escudo.

 

Por eso no temeré mal alguno,

porque teniendo tu protección,

no me podrá afectar nada.

 

Solo tendré que abrir bien

mis ojos para que Tú,

me abras mis caminos para

que así me alejes.

 

Todo mal peligro de mis pasos,

guardándome en tus benditas manos.

 

¡Oh San Antonio de Padua!

 tú sabes librarme de mis enemigos,

haciendo que sus pies tropiecen que sus manos,

sean atadas que con su boca puedan,

confesar su pecado.

 

San Antonio,

sé que ningún mal habrá de sobrevenirme,

así también como ninguna calamidad pueda llegar,

a mi vida ni menos a mi hogar,

porque por intersección de Dios.

 

¡Oh bendito San Antonio de Padua!

 sé qué con tus propias,

 manos me levantarás,

 para que no tropiece con piedra alguna.

 

Librándome de holocaustos como tragedias,

maldiciones desastres como también,

cataclismos.

 

San Antonio de Padua,

protégenos ármanos confiando,

en tu victoria como en tu justicia

para que esa victoria.

 

 Sea toda nuestra y así poder

exclamar tu gran amor,

que tienes hacia nosotros.

 

Doy infinitas gracias porque

sé que no me dejaras solo,

que podré recibir todas tus bendiciones.

 

Para que así pueda resolver de la mejor,

manera todas las dificultades,

que se puedan presentar.

 

San Antonio de Padua grande es tu poder,

te alabaré y glorificaré tu nombre,

porque eres bueno como,

misericordioso.

 

Gracias por no dejarme en estos momentos,

que más necesito de ti.

gracias por tus grandes,

como maravillosas bendiciones.

 

Amén.

¿Tiene gran poder hacer esta novena?

En estos momentos que estamos viviendo tan difíciles. En este día es donde debemos aclamar su gran ayuda por una novena a San Antonio de Padua, para que venga a nuestro auxilio y no nos desampare en ningún momento de nuestras vidas, siendo grande su misericordia, como grandes sus devotos que lo siguen porque en él consiguen la paz que tanto se necesita.

Se le pide con gran fervor para así poder conseguir un buen esposo, además es un gran intercesor ante Dios para conseguir milagros, hacer cumplir los derechos humanos, encontrar lo perdido, proteger a los huérfanos y ablandar los corazones endurecidos.