Oración para adultos al Ángel de la Guarda - Para dar salud y fuerza

Si pensabas que el Ángel de la Guarda solo te cuidaba cuando eras un niño, entonces estás errado. Te invito a realizar la oración para dar salud y fuerza. Para esos momentos en los que necesites ayuda del Ángel de la Guarda para las situaciones en los que sientes que necesites fuerza y salud, puedes orarle.

Todos pasamos por este tipo de situaciones alguna vez en la vida, puedo decir que estas situaciones pueden ser normales en las que sientes que te falta vigor o te siente mal.

Solo que ocasiones necesitamos ayuda del cielo para superarlo, ya que nosotros no tenemos la fuerza necesaria, ni la salud para enfrentarnos a lo que sea. Es por ello que esta ocasión te dejo la oración para dar salud y fuerza que se le realiza al Ángel de la Guardia, para que nos conceda este pedido y nos ayude en todas las demás situaciones.

Índice

    La oración para dar salud y fuerza

    Cuando necesites hablar con tu Ángel de la Guarda para pedirle por fuerza o salud, puedes realizar la oración para dar salud y fuerza con amor y de corazón. Y es que el Ángel de la Guardia siempre está contigo en todo momento. No importa la edad que tengas, seas un niño o un adulto mayor.

    Amado Ángel de la Guarda.

    Tú que me acompañas desde

    que era un niño, que me cuidaste

    en todos los lugares a donde iba.

     

    Tú que fuiste mi protector en toda mi niñez,

    cuando no tenía mucho conocimiento

    acerca de las cosas de la vida.

     

    Te agradezco ahora que soy adulto

    y me doy de cuenta de todas

    las cosas de las que me libraste.

    Muchas gracias por aquellas cosas

    que pueden ser insignificantes

    pero que para mí son muy valiosas.

     

    Te doy las gracias porque no solo

    estuviste en esos momentos

    de dificultad para cuidarme,

    sino que me ayudaste

    cada vez que te rezaba.

     

    Gracias por ayudar a mis padres

    a darme amor y cariño,

    y ayudarlos en mi crecimiento.

     

    Ahora que soy adulto, sé que todavía

    me acompañas y por eso te oro a ti.

    Para que me otorgues salud, y me

    des la fuerza en cada momento de

    dificultad que este presentando.

    goces de buena salud

    Ángel de la Guarda te pido que de la

    misma manera en que me cuidaste

    de niño y lo sigues haciendo ahora

    que soy adulto, cuides a mis hijos

    y todos los niños del mundo.

     

    Cuida en sobre manera a todos

    esos niños que no cuentan

    con un hogar en donde se

    les brinde a amor y valores.

     

    Porque ahora entiendo que

    esas cosas son esenciales

    en nuestro crecimiento 

    como personas.

     

    Permite que estos niños también

    puedan tener salud,

    y dales la fuerza necesaria para

    sobreponerse a cualquier situación.

     

    Por favor Ángel de la Guarda,

    te pido que nunca pierda mi fe

    y pueda continuar en el camino de Dios.

     

    Y de la misma forma te pido

    por mis hijos, que ellos puedan

    continuar siguiendo tus pasos.

    Que podamos ser personas

    de bondad, respetuosas 

    y obedientes a tus palabras.

     

    Que podamos seguir los pasos de

    Jesús y podamos ganarnos las

    bendiciones que Él nos prometió

    para todos los que creyéramos en Él.

     

    Amén.

    Nuestro Ángel de la Guarda nos protege de todo mal

    Cuando eres adulto, generalmente tiende a olvidarse de que el Ángel de la Guarda siempre está a tu lado para seguir cuidándote. Te acuerdas de él cuando te sucede algo malo, o cuando te libera de algún peligro. Pero la verdad es que él siempre está contigo.

    Cuando naces, Dios nos da un compañero celestial para que esté con nosotros en la tierra. Y su misión es simplemente cuidarte de los peligros y ayudarte en los momentos difíciles. Por ese motivo es que te estoy invitando a realizar la oración para dar salud y fuerza que le hacemos a Dios por medio del Ángel de la Guarda.

    Al Ángel de la Guardia también se le conoce como el ángel del custodio, porque se encarga de cuidar a la persona desde su nacimiento hasta su muerte. Esto quiere decir que cada vez que nace un niño, con él nace un ángel para cuidarlo y protegerlo siempre.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más