Saltar al contenido

Oración para que mi mejor amiga pase una feliz noche ¡Protégela Padre!

12 julio 2020
Oración para que mi mejor amiga pase una feliz noche ¡Protégela Padre!

Aprenderás acerca de: Oración para que mi mejor amiga pase una feliz noche ¡protégela Padre! Asimismo, entenderás lo importante; que es la oración para nuestras vidas, tanto espiritual como secular,  mientras estemos en esta tierra.

No solo nos enseña que debemos orar por la vida nuestra, sino también por la de los demás, recordando que nuestras oraciones son elevadas  Dios, el creador de los cielos, la tierra; el mar y todo lo que en ellos se mueve. Cabe destacar, que es un Dios misericordioso; como lo enseñan las sagradas escrituras, que envió a su Hijo unigénito, Jesús; a morir en una cruz, por los pecados de toda la humanidad, para que todo aquel que en él cree; no se pierda, más tenga vida eterna.

Oración a Dios para que mi mejor amiga tenga una feliz noche

Oh Dios de mis padres, en el nombre de tu Hijo Jesús, te doy gracias; porque tú eres bueno, y para siempre son tus misericordias; porque cada día nos colmas de tus beneficios, y te ha placido protegernos.

A ti oh Dios de mis padres,

te doy gracias por tu inmenso

amor, para conmigo y con

toda la humanidad; te pido perdón

por todos mis pecados, te

ruego por mi mejor amiga.

 

Que te glorifiques, de una manera

especial, para que ella tenga

una feliz noche; protégela

Padre, guárdala de todo

peligro y de todo mal

escóndela bajo la sombra de tus alas.

 

Muévete Señor, de una manera

sobrenatural para que ella

pueda buscarte, con sinceridad.

 

Entrónate en su corazón,

y se tú su protección

de día, también en las noches,

que descanse en ti

que ella pueda descansar en tus brazos,

y así nada le quite la paz que tú

has dejado, para con los que

te aman; y guardan tus mandamientos.

 

Ayúdala

dios mío, se tú su socorro;

en medio de la angustia.

 

En su descanso nocturno,

protégela Señor,

anímala a que te busque de noche

y en todo tiempo.

 

Envuélvela en tu gran amor,

que su único anhelo

y confianza sean en ti,

mi Rey consolador.

 

Y  sus sueños, sean gratos,

que pueda darte gracias;

se enamore cada vez más de ti,

guarda su alma de sus

adversarios, para que sea

tu ángel Jehová mi Dios.

Acampando

alrededor de ella y defendiéndola

de todas sus trampas.

 

Señor Jesús, tu que habitas

en luz inaccesible,

y no te agrada el pecado;

te pido perdón por los pecados de

mi amiga y te ruego, que la ayudes,

a que ella se despoje de su humanidad,

que te ame a ti sobre todas las cosas.

 

Ame a su prójimo, como a

ella misma; porque de ello

depende la vida, de cada ser

humano, enseña la santa

palabra; que cuando se guardan

y se ponen por obra

los mandamientos de Dios,

se prolongan los días de vida.

 

Tú Señor, que te deleitas,

en darle vida a tus amados

has que mi amiga guarde

tus mandamientos y los

ponga por obra, para que ella

alcance disfrutar de los

años de vida que le has de dar

por su obediencia a ti.

 

Protégela de los opresores,

de los violentos, guárdala

de todo asalto, encamínala

por sendas de justicia y de

rectitud por amor a tu nombre.

 

Para que cuando ella vaya

a su descanso en las noches,

pueda refugiarse en ti.

 

Jehová, Dios mío, te ruego

que mi mejor amiga,

se presente ante ti; con sinceridad,

por cuanto tú no puedes ser burlado.

 

Infunde temor y miedo en ella,

para que aborrezca todo lo malo;

se conserve santa para ti,

y tenga una feliz noche

con tu protección.

 

Amén. 

Feliz noche en la protección de Dios

Por consiguiente, he aprendido a orar por mí mejor amiga, para que ella pase una feliz noche; para ello, es necesario creer en el Dios de los cielos, y tener la certeza o la fe; que lo que se le ha pedido; eso lo recibirá, por cuanto el Eterno oye y responde las oraciones de sus amados, conforme al deseo de su buena voluntad; recibiendo así ella la bendición, sintiéndose segura y protegida por la misericordia y la protección del Rey.

Asimismo que se puede ver la gloria de Dios; cuando nuestras oraciones son respondidas, dándonos más ánimo, para que intercedamos más, por nosotros mismos; y por los demás.