Saltar al contenido

Oración católica efectiva para antes de comer ¡Bendice los alimentos!

25 septiembre 2020
Oración católica efectiva para antes de comer ¡Bendice los alimentos!

Al sentarnos a la mesa es de vital importancia el pedir a Dios nuestro Padre la bendición para todos nosotros, como igualmente pedirle que nos bendiga los alimentos que vamos a consumir, como de igual forma a las personas que los han preparado para que sean bendecidas sus manos con una oración católica efectiva antes de comer.

Gracias Padre amado, porque no nos falta el bendito alimento a nuestro hogar, pidiendo por todas aquellas personas que hicieron de esto una realidad, desde el campesino que pudo lograr contra viento y marea su cosecha, hasta el vendedor que madruga para que tengamos un buen producto a nuestro hogar. Infinitas gracias a nuestro creador por no abandonarnos en ninguna situación que por difícil que sea siempre podremos contar con su gran bendición.

Oración católica efectiva para antes de comer

 Al estar junto a tu familia es de gran bendición hacer la respectiva oración católica efectiva antes de comer, para dar infinitas gracias a nuestro Creador por como igualmente regalarnos el poder llegar los alimentos a la mesa con su gran bendición.

Señor en esta hora como

en este momento,

al estar todos en familia reunidos,

para saborear los ricos alimentos,

que nos has proporcionado.

 

Señor tu que eres nuestro

pan de cada día,

pedimos sea derramada hoy tu gran,

bendición sobre esta mesa como,

de éstos alimentos.

 

Señor quiero que bendiga

estos alimentos,

que por tu gran

bondad podemos,

consumir.

 

Bendice las manos que pudieron,

preparar estos ricos alimentos.

 

Que nos haz, querido regalar por,

tu gran bondad como gran,

misericordia ya que son,

fuente de bendición.

 

Señor somos personas

humildes que,

vivimos alcanzados

con lo que,

ganamos.

 

 pero sabiendo que siempre nos,

 acompañas en nuestra mesa,

nunca faltará tu bendición,

como nuestro pan.

 

Señor ayúdanos a que

podamos compartir,

 los alimentos que son

 

bendiciones con,

las personas que más lo necesitan.

 

Tú Señor que lo único que viniste a,

este mundo fue a servir a todos,

tus hijos.

 

Ayúdanos a tener un corazón noble,

como el tuyo para que podamos,

compartir sin mezquindad,

el alimento puesto en,

nuestra mesa.

 

Señor te damos gracias por

tantas bendiciones,

por saber confiarnos estos dones,

qué por tu gran bendición,

podremos consumir.

 

Te pedimos Padre amado que vengas,

a nuestra mesa para que te,

sientes con nosotros.

 

Para poder compartir los alimentos,

rodeados con este hermosa,

familia.

 

Señor eres bienvenido en esta mesa,

como en este lugar, pero lo más,

importante en nuestros,

corazones.

 

Gracias Padre amado por el pan que,

 hoy nos regalas para así poder,

 reparar nuestras fuerzas,

 para poder seguir nuestro,

duro camino.

Padre amado sabemos que nunca nos,

faltará porque estando bajo tú,

abrigo estamos seguros,

que grandes son tus,

bendiciones.

 

Padre amado quiero

por medio de esta,

oración pedirte igualmente que,

nos regales un corazón noble,

para que podamos.

 

Compartir con las personas que más,

lo necesitan para que lo podamos,

dar con todo el amor que,

tú no lo ofreciste.

 

Porque dando podremos recibir,

grandes bendiciones no,

podemos olvidar que,

ellos son nuestros hermanos.

 

Que necesitan toda la ayuda que se,

les pueda prestar para que,

de igual forma puedan ser felices.

 

Gracias Padre amado porque tus,

grandes bendiciones nunca,

hace que nos falte.

 

Tú sabes nuestros pesares como,

por todo lo que estamos pasando,

pero para ti no hay nada imposible.

 

Sabiendo qué, para un buen Padre,

es ver felices a sus hijos por,

 eso grandes son tus bendiciones.

 

Infinitas gracias te doy

Padre de Misericordia,

porque en ningún momento se lo que,

es el faltar el plato a mi mesa.

 

Así como multiplicaste

los peces como los,

 panes así hacen con

tus hijos colocando.

 

 La forma de conseguir los medios para,

 la sagrada comida en nuestras,

sagradas mesas.

 

Que nunca nos falte

tu gran amor hacia,

nosotros Padre de bondad.

 

Amén.

¿Por qué debemos pedir a nuestro Padre la bendición a nuestros alimentos?

Es una gran bendición el poder contar con los alimentos en nuestra mesa, por tal motivo acudimos a nuestro Padre celestial, para que sea él quien nos acompañe en la bendición de los alimentos que vamos a consumir como igual la bendición de la familia, para que se mantenga unida con buena formación de él saber que debemos de dar la gloria a nuestro creador, ya que no vinieron por obra y gracia, sino por la obra de su gran misericordia que tiene con sus hijos a la hora más importante que es la de consumir los alimentos  en verdadera unión de familia.