Saltar al contenido

Oración católica milagrosa para enfermo de cáncer ¡Ayúdalo a sanar!

22 septiembre 2020
Oración católica milagrosa para enfermos de cáncer ¡Ayúdalos a sanar!

Actualmente, el cáncer es una de las más duras enfermedades, que consumen desde las entrañas, hasta lo más superficial del cuerpo; esta devastadora enfermedad; también, acaba consumiendo con los sueños, ilusiones y metas, de quien la padecen. Por esta razón, facilitamos y ponemos a tu más cómodo alcance, la oración católica milagrosa para enfermo de cáncer ¡Ayúdalo a sanar! para fortalecerlos en su lucha y darles la motivación para no rendirse, ni decaer, ante la terrible enfermedad. Ya que, el Dios Todopoderoso, es el único, que podrá hacer el milagro de sanación y devolverle el aliento de vida a todo el que agoniza.

Católica oración milagrosa para enfermo de cáncer

La oración católica es el diálogo empleado por los hombres hacia el Padre, para buscar respuestas, hacer peticiones de milagros bien sea financieros, de sanidad o para protección y liberación de las ataduras del enemigo.

 

Oh maravilloso rey,

me dirijo a ti en esta hora,

primeramente porque sin ti

no puedo lograr nada.

 

Solo tú puedes ayudarme en mi

necesidad, fortalecerme en la prueba

y otorgarme la paz en el momento

de angustia y desesperación.

 

Por ello quiero hacerte en esta hora

una petición especial,

en nombre de todas la personas que

padecen de cáncer.

 

Ten misericordia de todos los que

luchan cada día para vencer

esta devastadora enfermedad

que le causa tanto dolor

físico como emocional.

 

Por esta razón te pido

que no permitas

que se apague la luz de sus sueños,

y que esta enfermedad sirva para 

aumentar su fe en ti.

 

Y no decaer sino por

el contrario a ser ejemplo e 

inspiración para otras personas.

 

De que si se puede salir

adelante y llegar a la meta,

a pesar de las adversidades que

hay en el camino.

 

Asimismo que entiendan que para

ser vencedores solo se necesita 

estar pegados a ti glorioso Padre,

y tener fe en tu santa palabra.

 

Porque en ella tú nos has

dejado ciento de promesas

a tus hijos.

 

Igualmente tercero sanidad para

cada uno de los pacientes de cáncer.

 

Derrama tu gracia sobre cada uno de

ellos, permite que la sanidad

se desborde sobre

el cuerpo de cada uno de ellos.

 

De igual manera ten misericordia

de los malestares que sus

cuerpos padecen

así como la tristeza y el

rebatimiento que sus almas

padecen cada día.

 

Por consiguiente, Maravilloso Rey de gloria

te ruego por la vida de

cada uno de ellos.

 

Yo sé que tú eres un

Dios misericordioso 

y bondadoso.

 

El cual no

permitirás el sufrimiento 

de tus hijos los cuales hoy están

enfermos y abatidos

a causa del cáncer.

 

De igual modo te pido que

fortalezca y reconfortar

a todos sus familiares;

que igualmente luchan

y sufren al lado de los pacientes.

 

Oh poderoso y amado

Padre celestial

ten clemencia de ellos,

maravilloso 

rey de gloria.

 

Por lo tanto, te ruego Porque solo tú

tienes el poder y control sobre todas las cosas 

porque tú eres el Dios todopoderoso,

omnipotente Señor.

 

Ya que, tú no abandonas a

tus hijos y no desamparas en ningún

momento. Y estás presente en la

circunstancias de dificultad 

para ayudar y proteger a tus hijos.

Asimismo, te agradezco porque 

tu misericordia me alcanza cada

día al igual que al resto de tus hijos.

 

Asimismo porque a

pesar de nuestra 

infidelidad tus eres fiel.

 

Porque nos

acompañas todos los

días a pesar de 

que frecuentemente te

damos la espalda.

 

Además, por los engaños y deseos que

el enemigo pone frente

a nosotros para

deslumbrarnos con el

frívolo mundo material.

 

Inmaculado Señor agradezco

por tu bondad 

para con tus hijos.

 

También porque eres

grande y poderoso,

además siempre es

estas a nuestro lado.

 

Finalmente, te agradezco

porque tengo la certeza 

de que has oído mi petición

y concederás mi ruego.

 

Amén.

La mejor y más eficaz cura para el cáncer

Hasta ahora la mejor y más eficaz cura para el cáncer es estar en comunión con Dios para que conceda el milagro de sanar a ese paciente de esta temible enfermedad la cual cada año acaba con la vida de centenares de personas a nivel mundial. La ciencia no ha encontrado una cura especifica; pero, Dios es capaz de curar cualquier enfermedad.