Saltar al contenido

Oración católica fuerte para funerales ¡Trae paz a cada miembro de la familia!

22 septiembre 2020
Oración católica fuerte para funerales ¡Trae paz a cada miembro de la familia!

Oración católica fuerte para funerales. Casi todas las oraciones son para poder comunicarnos con nuestro Padre Amado y para pedirle todas las cosas que anhelamos con mucho amor y cariño; pero esas peticiones que hacemos la debemos de hacer muy bien, para que así mismo se nos pueda cumplir todas las cosas que queremos. Y es por esta razón, que te mostraremos una oración muy bella, la cual está titulada como: Oración católica fuerte para funerales ¡Trae paz a cada miembro de la familia!

Los funerales son todos aquellos que sirven para poder velar a todos los difuntos que dejan esta vida, para estar en el sagrado reino de nuestro Amado Señor; pero debido a estos funerales es que nosotros podemos darles el último adiós a nuestros seres queridos.

La súplica católica fuerte para los velatorios

Al comienzo de esta oración podemos ver lo muy importante que pueden ser todas las oraciones. Es decir, que en nuestras vidas siempre debemos de estar orando para que así mismo podamos tener a nuestro Dios Todopoderoso con nosotros; a cada instante.

En primer lugar, te doy

mucha alabanza, honra y honor

por siempre, porque tú eres

muy bueno con todos tus hijos.

 

Siempre estaré contigo,

mi Señor, en cada momento

y en cualquier parte.

 

Oh mi Padre Celestial,

te quiero pedir, por todos

los funerales que puedan

a haber en estos días.

 

Ya que, en estos tiempos

podemos ver que hay

muchas muertes por

causa de un virus

muy maligno.

 

Asimismo, te pido

por todos esos

difuntos que aún no

han llego a ti.

 

Para que seas tú el que

los recibas en tu Santísima

Gloria, para que puedan descansar

en paz, mi Padre Amado.

 

Tú mi Dios de los

cielos, quiero que

les permitas un

descanso en paz

a todos esos difuntos.

 

Para que todos

nosotros podamos

estar tranquilos;

sabiendo que ellos

están contigo allá

en la Santa Gloria.

 

Oh Maravillo Dios,

te quiero pedir que

nos libres de todo mal

que pueda venir a nuestras

vidas a dañarlas.

 

Es por eso que siempre

voy a estar contigo,

para que jamás me

encuentre solo y deprimido.

 

Porque contigo

me siento muy

seguro al hacer

las cosas.

 

¡Oh Señor! Quiero nos

bendigas a todos

nosotros los presentes, para

que perpetuamente

estemos lleno de mucha sabiduría.

 

De igual manera, que

cuando estemos en peligro

de alguna circunstancia maligna;

seas tú, el que nos

estés protegiendo.

 

Para que asimismo,

podamos estar muy

tranquilos con tu

presencia en nosotros.

 

También quiero pedirte,

mi Grandísimo Dios, que cada

miembro de la familia

tengan mucha paz.

Y de esta manera, puedan

vivir con mucha

tranquilidad y

cero preocupaciones.

 

Solo tú lo puedes

todo; y sé que tú ayudarás a

que logren pasar el dolor

tan grande que les dejó

su ser querido.

 

Estoy muy tranquilo,

porque sé que nuestros

seres amados están eternamente

en tu presencia Divina.

 

Por esa razón, ya no sufrirán

por ningún tipo de dolor

que hayan padecido.

 

Y es por eso que perpetuamente

esté muy agradecido

contigo, mi Jesús.

 

Oh Poderoso Jehová,

te doy las gracias, por

todas las cosas buenas

y malas que nos has dado.

 

Solo tú sabes por qué,

nos pones esas pruebas

malignas, que nos enseñan

a hacer una buena

persona cada día.

 

También, quiero darte

las gracias por tu infinita

misericordia que siempre nos

estás dando a todos nosotros.

 

Además te agradezco,

porque perdurablemente estás

llevándonos de tus manos

sagradas, para que asimismo

podamos estar muy seguros.

 

Igualmente, te quiero agradecer,

porque siempre tendrás

tus puertas abiertas, para

todos tus siervos.

 

Los cuales, te agradecemos

siempre por esas

cosas tan bellas que

haces por todos nosotros.

 

Amén.

La oración más fuerte para los funerales

La pérdida de un ser querido es muy lamentable; sobre todo para sus familiares y amigos, por esa razón, realizar esta oración en esos momentos tan difíciles; puede ser de gran ayuda, para disminuir ese dolor tan grande que sentimos ante ese suceso.

Cuando perdemos un familiar muy querido, es algo que debemos de tomar en cuenta que todos nuestros sentimientos se desvanecen por completo. Es decir, que eternamente debemos de estar cuidando a nuestros familiares enfermos; para que así mismo no suframos mucho cuando ese ser querido ya no esté con nosotros.