Saltar al contenido

Oración católica a San Judas Tadeo ¡La más poderosa!

24 septiembre 2020
Oración católica a San Judas Tadeo ¡La más poderosa!

Uno de los más Santos poderosos de la Iglesia Católica se trata de San Judas Tadeo, quien tiene un hermoso historial como seguidora y fiel a nuestro Señor Dios Todopoderoso. Fueron tantos sus milagros que fue rápidamente canonizado por la iglesia católica sin pensarlo dos veces. Por lo tanto, haremos Esta oración católica a San Judas Tadeo que además de poderosa, busca nuestra protección contra todo mal y piden sobre nuestras necesidades.

Por lo tanto, la oración que realizaremos debe estar llena de fe y esperanza en que todo lo que encomendar has te será suministrado, por el poder que le otorga Dios a San Judas Tadeo.

Poderosa oración católica San Judas Tadeo para encomendar tus necesidades

El amor inigualable y lleno de bondad de San Judas Tadeo te llevará realizar esta oración y encomendar todo lo que necesitas en tu vida. A continuación, repite conmigo:

San Judas Tadeo,

Poderoso santo que siempre,

Nos acompaña en todo momento,

Y en cualquier necesidad.

 

Igualmente siempre estás,

Dispuesto a escuchar,

Las súplicas que tenemos,

Que implorarte nos ayudes.

 

En principio deseo agradecerte,

Por permitir esta gran,

Y oportuna comunicación,

Entre nosotros donde recibimos,

Tu importante ayuda.

 

Gracias por tenerme,

Entre tus prioridades,

Para así poder obrar en mi vida.

 

Haciendo grandes milagros,

Cómo se lo hace mostrado,

A millones de fieles que tienes.

 

Han confiado rotundamente,

En el poder de la oración,

A ti poderoso Santo.

 

Igualmente Por las bendiciones,

Que aunque existen muchos,

Momentos de angustias.

 

Siempre me envías la paz,

Y calma que necesita,

Mi corazón para resolverlo todo.

 

Estoy profundamente conforme,

Con lo que significa tu poder,

Iluminando mi vida y mi existencia.

 

Quiero llevar tú creencia,

a todo aquel que esté,

necesitando una mano amiga,

Para que pueda contar contigo,

Cómo lo hago yo en este momento.

 

Asimismo deseo suplicarte,

La protección que necesito,

En todo momento, pero ahora,

Más que nunca.

 

Tengo mucha angustia,

Y tristeza guardada,

en mi corazón.

 

Que no entiende,

De razones y mucho menos cree,

Que las cosas se solucionarán.

 

Por ello coloca tu,

mano en mi corazón,

Regalándome la calma.

 

Pero sobre todo,

La esperanza de,

que esto tendrá un fin.

 

Que solo debo a guardar en paz,

Esperando tu milagro,

Sane todo lo que está roto en mí.

 

Igualmente bendíceme en el trabajo,

Ya que es el medio por donde consigo,

Los ingresos para sustentar

a mi familia.

Derrama tu amor incondicional,

Sobre mis amigos y seres queridos,

Que en estos momentos te necesitan,

Y te envían mensajes de amor.

 

San Judas Tadeo,

Discúlpame por hacerte,

Tantas peticiones.

 

Pero realmente,

confío en que solo tú,

Puedes ayudarme,

sin dudar un solo segundo.

 

Confío en que Dios Todopoderoso,

Colocará el poder que necesitas,

Para venir a la tierra y acompañarme,

Cuando me encuentre solo y vacío.

 

Gracias por tanta atención,

De igual manera quiero servirte,

Herramienta para ayudar,

A todas las personas

que lo necesitan.

 

Asimismo, espero recibir,

la respuesta que estoy esperando,

A este desconsuelo absoluto.

 

Ayúdame a tomar,

las mejores decisiones,

sobre qué hacer con mi vida,

y cómo hacerlo por medio de tú,

gran y maravilloso entendimiento.

 

Aunque a veces no puedo hacerlo,

Por mis propios medios,

Aguardo en ti que me

des las soluciones,

Para poder obrar en

la vida de otros.

 

San Judas Tadeo,

Bendito seas por siempre,

Que tu poder se multiplique,

todos los días.

 

Igualmente que puedas,

acompañarme en todo momento,

Y finalmente tenga,

tu apoyo incondicional,

Como siempre lo he tenido.

 

Perdóname si he faltado,

O pecado por omisión,

quiero seguir los,

pasos del señor Jesús.

 

Por muy difícil que sea.

Bendito seas, San Judas Tadeo.

 

Amén.

¿Por qué son importantes las oraciones católicas?

La oración se define como la comunicación que tenemos con Dios por medio de palabras, que se vuelven plegarias. Siempre y cuando la hagamos con mucha fe y llenos de esperanza todo lo que pidamos se nos será suministrado. Por tanto, debemos fortalecer el amor entre Dios y nosotros para conseguir que se derramen bendiciones sobre nuestras vidas. La mejor forma de conseguirlo Es por una oración católica dedicada a San Judas Tadeo donde le hablemos a él y a nuestro Dios de todas nuestras necesidades.