Saltar al contenido

Poderosa oración católica a San Peregrino ¡Patrón de los enfermos!

25 septiembre 2020
Poderosa oración católica a San Peregrino ¡Patrón de los enfermos!

San Peregrino, humilde Santo muy milagroso, humilde como fiel servidor de Dios y nuestra Santa María, es nuestra esperanza en los casos de graves enfermedades que sufren las personas que son como el cáncer o cualquier otra enfermedad grave en sus cuerpos. Para ello utilizamos una milagrosa oración católica a San Peregrino que atenderá rápidamente a tu llamado.

Debemos de darle sus merecidas alabanzas, ya que es un Santo muy milagroso, grandes han sido sus milagros como sus curaciones, que por tu poderosa mediación Dios ha concedido, pues no es en vano eres llamado el poderoso sanador de los hombres más humildes que buscan su gran protección. Ya que, con solo invocar tu hermosa presencia, pidiéndote con fe, los enfermos más graves pueden conseguir el consuelo como el remedio, recibiendo la salud que tanto necesitan en esta oración católica a San Peregrino.

Oración a San Peregrino para lograr la pronta recuperación de nuestros enfermos

Por medio de esta oración te invocamos San Peregrino para que con tu gran poder nos ayudes a que nuestros enfermos puedan conseguir la sanación que necesitan sus delicados cuerpos.

San Peregrino hoy vengo a ti a clamarte,

 como también a suplicarte, ya que,

eres mi gran protector contra,

toda mala enfermedad.

 

Tú que eres conocido como el sanador,

de los hombres de toda mala,

enfermedad que presentan,

sus cuerpos.

 

Porque a través de nuestro Señor,

Jesucristo has hecho grandes,

como verdaderos milagros.

 

Curando a muchas personas que,

buscan de ti de esa terrible,

enfermedad llamada cáncer.

 

Por eso hoy vengo a ti San Peregrino,

imploro tu gran ayuda para que,

le pidas a nuestro Padre.

 

Que ayude en este preciso momento,

a todas las personas que padecen,

esta terrible enfermedad.

 

Tú más que nadie sabes lo que se sufre,

con esta enfermedad, ya que poco,

a poco va consumiendo como,

acabando con nuestra salud.

 

San Peregrino por eso pongo toda mi,

confianza en Jesucristo nuestro Señor,

porque es el médico que necesito,

 para que nos venga a ayudar.

 

Es demasiado triste el ver

a nuestros seres,

queridos el cómo esta enfermedad,

tan terrible va acabando,

con sus vidas.

 

San Peregrino vengo a suplicarte, ya que,

tú fuiste liberado como igualmente,

sanado de las terribles dolencias,

 de esta enfermedad,

como es el cáncer.

 

Que seas tú quien pueda interceder,

por todas las personas que padecen,

de esta enfermedad.

Porque me duele en el corazón,

sintiendo mucha tristeza de,

no poder hacer nada.

 

Pero tengo la certeza como no pierdo,

la esperanza que tú San Peregrino,

con la ayuda de nuestro Padre,

es quien tiene la última palabra.

 

San Peregrino tú que más

que nadie sabes,

de cómo es esta terrible

enfermedad,

como lo es el cáncer.

 

Ya que la padeciste en

tu cuerpo siendo,

 los médicos que no daban nada,

de esperanza en tu salud.

 

Pero fuiste grande al creer

en nuestro Dios,

clamándole su debida sanación,

con tus oraciones diarias.

 

Clamando a nuestro Padre que te curara,

que te sanara para que pudieras ser,

liberado de ese terrible mal.

 

San Peregrino grande es

tu gran poder hacía,

los que te buscamos por eso vengo a,

clamarte que intercedas ante,

Dios para que nos ayuden.

 

A que esté mal se pueda acabar de,

la faz de la tierra para poder,

contar con una gente sana,

alegre como llena de mucha vida.

 

¡Oh! San Peregrino que nunca pierdan,

su fe como la debida esperanza para,

 que ninguno, de ellos se sientan,

 desamparados como,

también tristes.

 

Qué por medio de nuestra Madre María,

 Santísima sea igualmente que nos,

regale el consuelo que tanto,

necesitamos en estos.

 

Momentos de angustias

para qué de igual,

 manera les dé la fortaleza para no,

perder nunca la fe como también,

la esperanza.

 

En su hijo Jesucristo para que siempre,

recordemos asimismo lo tengamos,

siempre presente que:

 

 Jesús es que tiene la última palabra,

que para nuestro Padre no hay,

nada que sea imposible.

 

Amén.

¿Por qué debemos pedir a nuestro San Peregrino por todas las personas enfermas?

San Peregrino fue un gran guerrero con esta enfermedad tan grave como es el cáncer, pero su gran devoción a Dios como a la Virgen María fue quien lo mantuvo en la fe de poder lograr esa gran bendición como lo fue su sanación. Por tal motivo es que en los momentos de desesperación de no saber qué hacer con nuestros enfermizos ya sea por el cáncer o por alguna otra enfermedad que los aquejan, es que acudimos a su gran intervención, para que sea él quien nos ayude y nos dé la fortaleza necesaria.