Saltar al contenido

Poderosa oración católica a la Santísima Trinidad ¡Estoy bajo tu amparo!

25 septiembre 2020
Poderosa oración católica a la Santísima Trinidad ¡Estoy bajo tu amparo!

¿A qué nos referimos? cuando hablamos de la Santísima Trinidad, cuando invocamos a la Santísima Trinidad estamos hablando de Dios Padre, Dios Hijo, y Dios Espíritu Santo. De esta manera, estamos suplicando el poder de Dios en nuestras vidas y su protección siempre confiando en él. A través, de la oración católica entablamos una comunicación directa con Dios y la Santísima Trinidad.

En cuanto a, la Santísima Trinidad invocamos su poder máximo, para recibir el respaldo en nuestra vida, ya sé, en la salud, el amor, el dinero, y el estabilizador mental y físico. Así también, la ayuda de la Santísima Trinidad nos ayuda a caminar por los senderos de justicia, paz y bondad.

Oración Católica a la Santísima Trinidad para pedir su protección y compañía

Cómo ya bien lo dijimos, la Santísima Trinidad es la manifestación de Dios a través, de tres personas Padre, Hijo y Espíritu Santo, asimismo, por medio de la oración católica recibiremos la ayuda de un Dios verdadero por medio de la Santísima Trinidad.

Bendita Santísima Trinidad,

En esta oportunidad.

 

Me postro ante ti,

Reconociendo tú gran poder,

Así también, majestuosidad.

 

Agradezco a ti por,

Todas las bendiciones que,

Me has dado en la vida,

Te pido que te mantengas,

Así continuamente.

 

Así también, te pido que,

Me guardes en todo,

Momento aparta el mal,

También, a las personas,

Que no me quieren ver bien.

 

No permitas que yo,

Caiga en pecado ni en,

Las tentaciones,

¡Oh Santísima Trinidad!,

Te invoco de día y noche.

 

Porque sé que con,

Tu compañía podré,

Estar seguro a dónde,

Quiera que vaya.

 

Guárdame Señor de estar,

En el lugar y momento,

Equivocado, así mismo,

Te pido que tomes el control,

De mis pensamientos.

 

Te ruego Espíritu Santo,

Que pongas amor en,

Mi corazón, de igual manera,

Me regales a la persona,

Correcta a mi lado.

 

Para así compartir,

Además, gozar de los buenos,

Momentos que solo tú,

Puedes darnos.

 

Hoy te pido que el amor,

De mi vida permanezca,

Por siempre a mi lado,

Así también, refuerza este amor,

Todos los días.

 

A ti elevo está plegaria,

Para que así puedas,

Proteger a mi familia,

También, a mis allegados,

De todo mal.

 

Por medio, de tu hijo Jesús,

Pido la intercesión para,

El perdón de mis pecados,

Cómo ser humano no soy

Perfecto.

 

Por lo tanto, comento errores,

Que pueden afectar la,

Vida de otros,

Por ello, pido perdón,

Amado Señor.

 

Santísima Trinidad,

Que tú sagrado manto,

Nos cubra y proteja,

Del enemigo y sus,

Artimañas para hacernos,

Caer en la tentación.

 

Líbranos del mal,

Además, de los malos,

Entendidos con cualquier,

Persona que nos rodee.

 

Que la preciosa,

Sangre de Jesucristo,

Sea derramada en,

Nuestras vidas,

Trayendo salud y bienestar.

Líbrame también,

Santísima Trinidad, de cualquier,

Enfermedad que quiera,

Venir a perjudicar mi cuerpo,

Además, mi paz y tranquilidad.

 

Reconozco que todas las,

Plegarias elevadas a ti,

Las respondes en tu tiempo,

También, conforme a tú,

Sagrada voluntad.

 

Para ti no hay nada imposible,

Todo lo que ahora habita,

Ha sido creado por ti,

Santo Padre celestial.

 

Con paciencia,

Esperare las respuestas,

A través, de tus bendiciones,

 También, tus grandes maravillas.

 

Gracias Padre celestial por,

Escuchar estás plegarias,

Que con amor y humildad,

Son hechas para,

Bendecirte Santo Señor.

 

Gracias por la atención que,

Me das en todo momento,

Gracias por permitirme,

Estar en tu presencia.

 

Finalmente bendito y alabado sea,

La Santísima Trinidad,

Por cada pueblo y nación,

Bendito Dios eterno.

 

Amén.

¡Nuestro refugio y nuestra fortaleza está Dios, en quien confiamos!

Tenemos que recordar que Dios es eterno, también, es el único que nos ofrece la salvación y vida eterna junto a él. Por medio de, está hermosa y sencilla oración católica veremos la gloria de Dios manifestada, a través, de la Santísima Trinidad, es decir, en tres personas que una misma son.

También, debemos tener presente que Dios obra conforme a su Santa voluntad. Aunque, para él no hay nada imposible, solo puede darnos lo que el Señor cree es conveniente para nosotros, pidamos a Dios sabiduría para saber lo que quiere mostrarnos que sean para ser guiados por el buen camino.