Oración para un difunto joven muy querido

tu recuerdo quedara grabado en nuestros corazones

Si has sentido salir corriendo a un lugar desierto por la pérdida física de un ser amado. Es por ello e invito a que cites este versículo; Salmo 27:13-14 que dice: “De una cosa estoy seguro; he de ver la bondad del señor; ten valor, cobra animo; pon tu esperanza en el Señor”. A través de Jesús obtenemos la fortaleza para seguir adelante pese a la sensible pérdida de nuestro ser más amado, por ello te recomiendo hacer, esta sencilla oración para un difunto muy querido. Que además, puedes compartir con tus familiares y amigos.

Índice

    Oración para un difunto muy querido

    Gracias a Dios, sus misericordias son nuevas cada mañana, nuestro Padre, nos brinda una nueva oportunidad, al despertad de nuevo; y seguir vivos también, está presto en cuando oír Dios escucha nuestra oración; y tendrá misericordia, para dar consuelo al quebrantado; renovando el ánimo, dando fortaleza, a todos aquellos que sufren; por haber tenido una pérdida, de un ser muy querido.

    Señor Dios, llena de esperanza nuestro corazón,

    devuelve el ánimo perdido; en medio de esta gran tribulación

    que estamos pasando; que no podemos soportar amado Señor.

     

    Sé oh Dios nuestro amparo y fortaleza en la angustia;

    se nuestro sustento para levantarnos, luego de la pérdida,

    de una de las personas que amamos tanto;

    y que fue muy importante para nosotros,

    en esta vida terrenal.

     

    Asi mismo Padre celestial, llénanos de paz y gozo;

    que podamos recordar, a nuestro ser amado,

    con alegría y sin tristeza,

    te lo pedimos Señor.

     

    Oh Señor te pedimos, que también,

    tengas misericordia de su alma; y que lo recibas allá en los cielos,

    porque tú eres bueno; y porque para siempre,

    son tus misericordias; hasta el fin de los días.

    Señor Dios, no apartes tu ayuda,

    y no nos desampares, sé nuestro socorro.

     

    Padre mío, acuérdate también de tus siervos y siervas,

    que nos han precedido, en señal de fe; y ahora duermen en Santa paz.

    A los que descansan en Jesucristo, concédeles la luz y paz,

    que necesita su alma; para llegar hasta ti.

    Dios Todopoderoso, cúbrenos con tu manto sagrado;

    y escóndenos, bajo tus alas Señor.

    suplicamos el descanso eterno

    Mantennos siempre en fe, para que tengamos la esperanza,

    de volver ver algún día, a nuestro ser querido;

    cuando nos toque nuestra partida; atendiendo tu llamado;

    y volvamos a verlo para estar, de nuevo juntos,

    hasta la eternidad; te lo pedimos Dios.

     

    En estos momentos de dolor, en la que estamos atravesando Señor;

    y no sabemos, cuándo terminara esta etapa de dolor

    y tampoco sabemos si la podamos soportar por estar sumergidos

    en el sufrimiento; Oh querido Padre,

    necesitamos que nos ayudes a entender,

    que esto es parte, de un propósito;

     

    y que todo tiene un sentido real para bien, porque tú dices en tu palabra,

    que a los que aman a Dios todo les ayudará para bien;

    tú eres el único que da la vida, y la quita.

     

    Asimismo ayúdanos Padre, a comprender, que todo lo que sucedió Señor,

    es porque así lo querías y era tu santísima voluntad

    que así sucediera que era su momento de partir a tu lado

    para el descanso eterno donde estará mejor;

    porque estará en tu presencia.

     

    De igual manera

    Señor danos la confianza para renovar nuestra fe en ti

    y en tus caminos para seguir con alegría nuestra vida

    agradecidos de seguir viviendo para ti seguir llevando tu palabra

    y darle animó y consolación a otros que en un futuro cercano

    van a pasar por lo que nosotros ya estamos pasando.

     

    Amén.

    Plegaria para un difunto

    Señor tú consuelas, a todos los caídos de corazón; y le das tu aliento de vida, les ofreces tu mano poderosa, para poder salir adelante; en medio de todo su dolor, los mantienes firmes.

    Cuando te buscan de todo corazón y sientes que ya no puedes más, y tienes ganas de tirar la toalla, sabiendo que quizá no haya un mañana para ellos tampoco; con pensamientos suicidas inundados en una profunda depresión, llenos de miedo y angustia.

    Ellos solo quieren llorar y que tu oh Dios los consueles. Muéstrales la salida a ese hoyo donde sienten que no hay salida alguna. Aleja todo pensamiento negativo de sus mentes y llénalos con tu Espíritu Santo para que puedan ver tu gloria.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más