Oración poderosa a Dios para bendecir el hogar ¡Hoy y siempre!

Nuestros hogares a veces se ven envueltos en tormentas innecesarias, por eso siempre es de suma ventaja tener la presencia de Dios, nuestro señor, en nuestros corazones y casas. La oración poderosa a Dios para bendecir el hogar ¡Hoy y siempre! Está llena de infinita misericordia y bondad para cultivar el amor dentro de todos los familiares que habitan nuestro hogar.

Siempre es grato abrirle las puertas de nuestra casa a Dios para que con su infinita benevolencia cuide y ampare a todos los que habitan en ella. La dicha y la gloria para seguir el ejemplo de Dios en nuestros hogares debe estar lleno de júbilo.

Índice

    Plegaria poderosa a Dios para bendecir nuestro hogar

    Permitamos que con esta oración poderosa a Dios para bendecir el hogar ¡Hoy y siempre! Él entra a nuestros hogares y los llene de dicha y bondad. Y que con su infinita luz, nos ilumine a todos los que hacemos vida en ella.

    ¡Oh mi Dios! Con esta plegaria

    te abro las puertas de mi amado hogar,

    para que con tu sabiduría habites en él,

    y lo vayas librando de todo mal.

     

    Además para lo colmes

    de tus infinitas bendiciones.

     

    Señor, tú eres mi Dios,

    por eso hoy te entrego a ti

    en tus manos mi casa,

    como algún día me concediste la dicha plena

    de dármelo para forjar mi familia.

     

    Te ruego que entres en mi hogar

    y te vayas llevando toda tristeza,

    mal o angustia que aquejan

    a cada uno de mis familiares.

     

    Mi Señor, permite que la oscuridad

    se vea sustituida por el genuino destello

    de tu inmensurable luz y que, de aquí en adelante,

    solo impere la prosperidad,

    la salud y la comprensión.

     

    Tú que eres mi padre celestial,

    hoy que te estoy abriendo

    las puertas de mi hogar, para que

    habites en él con su infinita compasión y bondad.

     

    Haz de mi sumisa morada,

    un lugar protegido

    por tu benevolencia y gracia.

    Tú eres fuente de protección y contigo presente,

    no habrá por quien temer.

     

    Señor, te pido por aquellos

    quienes aquí hacen vida,

    guíalos por el sendero del bien y de la ventura.

     

    Cada vez que alguno de mis familiares

    salga de nuestra dulce morada,

    por favor, te ruego para que los protejas

    de las amenazas y asedios

    que el maligno les pueda brindar.

     

    Permita que regresen a casa

    con la alegría del deber

    que ha sido cumplido bajo tu nombre.

    ciertamente yo buscaria a dios y encomendaria a el mi causa

    Llénalos de infinita sabiduría,

    para que con amor salgan victoriosos

    de los retos que se les puede

    presentar día tras día.

     

    Al terminar cada jornada laboral señor,

    permite que nos podamos reunir en familia

    como el ejemplo que Jesús

    junto a María y José nos han dado.

     

    Señor, tú que eres bueno,

    aleja cualquier disputa

    que se pueda presentar entre nosotros

    y haz que con amor podamos solucionar

    cualquier acto que nos vaya a alejar como familia.

     

    Haz que en nuestra familia

    perdure el amor.

     

    Postro mi corazón ante ti, mi Señor,

    inundado de gratitud

    porque soy fielmente creyente

    de que has escuchado mis súplicas,

    por ser tu humilde servidor.

     

    Te agradezco Padre celestial,

    que has sido el creador de todo sobre esta Tierra

    por cobijarme con tu manto de bendiciones

    y amor puro para que en mi familia y hogar

    se vaya todo lo malo que nos pueda perturbar.

     

    Mi Dios bondadoso,

    mi alma se derrite y deleita

    por saber que eres mi padre y mi ejemplo,

    además que reinas y habitas en mi morada.

     

    Porque sé que eres infinitamente bondadoso

    y estoy consciente de quien

    se acerca a ti con humildad,

    siempre encontrará respuestas positivas.

     

    Por favor, protege a mi familia,

    hoy, mañana y siempre.

     

    Amén.

    ¿Cómo dirigirse a Dios para que bendiga nuestro hogar?

    La puerta de nuestro hogar es la parte que más importancia tiene. Porque por ella transitan las energías desde el interior de nuestras moradas como las que traemos el mundo exterior. Por eso, debemos invocar la presencia de Dios, con el mayor respeto posible.

    No podemos permitir estar tristes a la hora de acudir a Dios para que venga a nuestro socorro. Al contrario, debemos sentirnos alegres y motivados, porque Él y nada más que Él podrá auxiliarnos en tiempos de crisis.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    ¿Qué te pareció este artículo?

    Subir

    Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Leer Más