Saltar al contenido

Oración para mí – Dios tráeme paz y tranquilidad

27 abril 2020

Esta oración para mí está enmarcada y fundamentada en lo que respecta a mi vida personal, laboral, sentimental entre otras. Será de bendición para aquellas personas que también necesiten de ella. Dejándote en claro que Dios no añade tristeza a nuestras vidas, el es Dios de amor paz y tranquilidad.

El Señor reconforta nuestras almas y nos trae la alegría esa alegría que transmitimos cada día al levantarnos, o al acostarnos agradecemos a él por sus maravillas.  

Es posible que todas las personas alcemos nuestros pensamientos al altísimo Dios, como muestra de su agradecimiento y bondad para mí. El no es comparación para nadie, su gracia y amor siempre estarán de nuestra mano desde ahora en adelante.

Una oración para mi vida que me ayude a buscar la paz y tranquilidad en Dios

Los pensamientos de Dios para sus hijos, son pensamientos de amor y fidelidad.  Dios siempre por medio del Espíritu Santo y los Ángeles que siempre están protegiéndonos, tocará nuestros corazones cada vez que lo alabemos, le imploremos o lo llamemos.

Estamos en la necesidad de siempre realizar una “oración para mi vida” porque es lo que llenara de fortaleza nuestro ser, para continuar. Realiza la siguiente oración, para ver verdaderos cambios en tu vida:

Oración para traer la paz y tranquilidad a mi vida.

Mi Dios todo poderoso,

antes que nada agradezco a ti por darme la vida.

Por ser mí socorro en todo tiempo,

porque ser un maravilloso padre para nosotros.

 

Desde ahora mi señor, clamo a ti para que seas tú,

quien pueda traer la paz y la tranquilidad a mi vida.

Te pido mi Dios ten misericordia de mí.

 

Ayúdame cada día para poder salir adelante,

en pasos firmes y con mucha paz.

Esa paz que solo tú la das,

bendíceme por el poder de tu amor y tranquilidad.

 

Desde ahora contare tus maravillas y cantare adoraciones a ti,

tú me infundes aliento cuando estoy desanimada.

Da seguridad a mi vida mi Dios.

 

Te lo pido amado señor y salvador.

No abandones a tu niña, ya que necesita más de ti,

ruego mi amado padre, ten piedad de mi ser,

no me abandones porque en ti confió.

ayúdame cada paso que sigo, aléjame del mal.

y que tu amor y misericordia este siempre alrededor de mi.

 

Tú eres mi padre, el todo poderoso gigante,

ruego a ti para no desfallecer mas, no me abandones mi señor.

Por tus llagas y por todo el sufrimiento que pasaste por nosotros,

ruego a ti para que me des paz y tranquilidad,

solo tu mi Dios la das.

 

Amado Dios, escucha mis plegarias,

esta oración que hoy hago para mí,

es por mi paz y tranquilidad.

Aléjame de la maldad que hay en cada esquina,

no me dejes caer en tentaciones, infúndeme aliento de paz.

Te lo pido mi señor Dios.

En ti dejo mi vida, para que seas tú quien la libre,

tú eres mi Dios y en ti siempre confiare.

No me desampares por lo que tu más quieras mi Dios.

 

Ruego ¡Oh Señor!,

tengas misericordia de mí desde ahora y para siempre.

Socórreme con el poder de tu amor y preciosa sangre,

esa sangre que me dará la paz y tranquilidad.

 

Te lo pido mí amado salvador Jesucristo,

ruego por este maravilloso regalo para así

poder crecer como una persona sabia,

límpiame y renuévame.

 

Te lo suplico mi Dios,

que tu misericordia siempre este alrededor de mi.

No me abandones, porque yo soy tu hijo.

Quiero sentirme llena de gozo cada día al despertar.

 

Solo tú puedes darme la paz desde ahora.

Te lo pido con todo mi corazón y amor,

para que sea yo librada.

Dame paz y tranquilidad padre.

 

Pido mi señor tengas misericordia de mi.

Sé que he pecado, pero desde ahora pido tu perdón.

Lléname de amor, lléname de gracia cada día,

renueva mi vida para siempre, en ti confió y siempre confiare.

 

Amén.

¿Funcionara esta oración para mi vida?

Esta oración para mi vida, es reconocer que Dios es ese único ser que realmente llena nuestra vida de paz y tranquilidad. Es ese padre que todo hijo desea tener, pero al cual debemos y tenemos que obedecerle. Para así el tenernos como su tesoro. El nos dice que en el mundo tendremos aflicción, pero tranquilo confía en mí.

El ha hecho tanto sacrificios por nosotros que debemos acatar sus mandamientos al pie de la letra, el no puede ser burlado. Solo hay que tener fe y poder creer en su misericordia y así él dará la paz y tranquilidad a mi vida.