Saltar al contenido

Poderosa oración por la familia católica ¡Bendícela!

24 septiembre 2020
Poderosa oración por la familia católica ¡Bendícela!

Oración familia católica. Los creyentes católicos elevan innumerables oraciones para pedir protección por la familia. Es decir, que en cada plegaria que hagamos a Dios debemos pedir el perdón por el pecado de cada uno de nuestros parientes, así como, bendecirlos en todo tiempo. Con esta oración tenemos el poder de suplicar por las familias católica.

Asimismo, aprovechamos para pedir a Dios que fortalezca cada día los lazos en la familia, que por medio del ejemplo que nos dio en su paso por la tierra, podamos demostrar el amor, paciencia y paz a nuestra familia. Además, siempre debe reinar el Señor en cada uno de nosotros y morar en cada corazón.

Magnifica oración a Dios para el respaldo de la familia católica

Debemos tomar la responsabilidad de orar por cada integrante de la familia, para que así, podamos encontrar el bienestar y consagrarnos a Dios reconociendo su gran poder. Con esta oración Dios actuará en beneficios de la familia católica que se acerque a él.

Poderoso ¡Oh Dios Santo!,

Tú moras en medio nuestro,

A ti venimos hoy,

Suplicando tu bondad,

También, tu misericordia.

 

Por medio de, tu infinito amor,

Hoy nos encontramos aquí,

Ya que, tú nos proteges,

También, apartas el mal,

De nuestro camino.

 

Cómo poderoso gigante,

Caminas de nuestro lado,

Haciéndonos sentir seguros,

Hoy te pido Santo Padre.

 

Para que con tu poder,

Puedas tomar el control,

De la vida de mi familia,

Así también, guíes sus pasos,

Para que estén en tu camino.

 

En tus manos Jesús,

Coloco a mi familia,

También, a cada familia,

Que habita en el mundo,

Para que te conozcan.

 

Así también, reconozcan que,

Sin ti nada podrían hacer,

Por medio, de tu gracia y bondad,

Cumpliendo, también,

Tus mandamientos.

 

Socórrenos  para que,

Llevemos con fe tu palabra,

Al mundo entero que,

Las familias vean también,

 Como tú obras en nosotros.

Padre eterno de gloria,

Rey de nuestras vidas,

Te damos honra y gloria,

De la misma manera, te bendecimos.

 

En ti confiamos,

Tenemos la certeza que tú,

Nos escuchas cuando a ti,

Acudimos en oración Señor.

 

Tenemos toda nuestra fe,

Puesta en tus grandes,

Milagros los cuales haces,

También, a los que te siguen Dios.

 

Hoy venimos ante ti,

Señor de gran misericordia,

Pidiendo de tus favores,

Para toda nuestra familia.

 

Queremos que seas tú,

El que ayude en las aflicciones,

Ya que, solo tú conoces,

Los problemas que nos aquejan.

 

Líbranos de la mano del cazador,

Protégenos de caer en sus lazos,

También, quita los tropiezos,

Que nos puedan hacer caer.

 

No nos abandones,

Sin ti somos indefensos,

Necesitamos cada día de ti,

Para vencer los obstáculos.

 

Imparte en cada integrante,

De nuestra familia Señor,

Salud y bienestar.

 

Es decir, sananos ¡Oh Dios!

También, queremos pedir,

Por la seguridad de todos.

 

Donde estemos o vallamos,

Sé tú quien apartes,

Al amigo de lo ajeno.

 

Cuida nuestras pertenecías,

Todas han sido ganadas,

Con nuestro sudor,

Luchando cada día.

 

Permite en cada uno,

De todos nosotros,

Un poco de tu gracia,

Ya que, así podremos,

Triunfar en todo momento.

 

Nos llenas de paz y felicidad,

También, tranquilidad para,

Vivir confiados en ti,

Durante nuestra vida,

Aquí en la tierra.

 

Gracias te doy Padre amado,

Bendigo cada día tú,

Santo nombre,

Para que nunca te apartes,

De nuestro camino.

 

Gracias también, por la,

Familia que me has,

Permitido tener,

Que con amor han inculcado,

En grandes valores.

 

Gracias porque dejaste,

A la iglesia como ejemplo,

De una familia,

Para vivir en hermandad.

 

A ti Padre Celestial sea,

Toda gloria,

Así también, las alabanzas,

Por todos los siglos.

 

Amén.

¿Cómo Dios me puede ayudar?

Dios se manifiesta de muchas maneras, solo es cuestión de pedirle que nos del regalo de la sabiduría y entendimiento, para saber el momento cuando esté hablando a nuestras vidas. Asimismo, la bendición de Dios es derramada en los hogares que cumplen sus mandamientos, y constantemente están buscando de él. Además, todos estamos unidos con el poder de Jesús, con su amor, la misericordia que mostró al dar su vida por cada uno de nosotros. Del mismo modo, debemos cómo familia católica retribuir todo ese amor, por medio, de la obediencia y reverencia al Padre.