Hermosa oración final en la hora santa ¡Bendito seas, Padre!

Hermosa oracion final en la hora santa

Siempre es difícil decidirse por la mejor oración final en la hora santa, ya que debe encomendar los favores de una forma respetuosa. Donde no se permite pasar por alto, el también elevar la gratitud que tenemos por los milagros o favores que ya son una realidad. Este momento de comunicación con Dios debe ser sagrado.

Índice()
  1. Oración final para terminar la adoración eucarística
  2. ¿Cómo debe terminar una oración?

Oración final para terminar la adoración eucarística

Una de las opciones que tenemos es hacer la plegaria al Papa Francisco y a la Virgen a la hora de la comunión, para pedir por enfermedades o la pandemia. En casos generales, podemos hacer la siguiente oración:

Estimado y bendito Dios Todopoderoso,

actuando bajo mi fe, te encomiendo junto

a tu hijo, el Señor mío Jesucristo, por favor.

 

Por medio de tu cuerpo y tu espíritu,

restaura y sana todo

lo malo que hay.

 

Porque considero este un momento

indicado para tener la comunicación contigo,

donde no solo te pediré, sino que

también te agradeceré como prioridad

y luego te adoraré.

 

En mi corazón existe la humildad

para aceptar que tu poder es el más

grande en todo el universo.

 

La creación humana te pertenece

y del resto del planeta.

 

Puedo ver tu luz en la

inmensidad del cielo,

cuando veo las maravillosas nubes

y el brillo del hermoso sol.

 

Sé que allí reposa mi fe en cosas hermosas

que me recuerdan tu existencia.

 

Aunque no puedo verte, te creo y te siento

como algo inexplicable.

Pero no me importa,

porque tu amor siempre está conmigo.

 

Protegiéndome en toda circunstancia,

incluso en la oscuridad y ante los

monstruos espirituales.

 

Por eso, aprovecho este momento

de la eucaristía y te pido, Señor amado mío,

tu humilde misericordia para

perdonar mis pecados.

 

De tal manera, me atrevo a recibirte,

ya que, tengo la verdad en mis manos,

con el fin de ser entregada a ti, y de regreso,

me otorgues la paz disculpándome.

 

Confío en todo lo que

ejecutas y sé que tu Sagrada voluntad

obrará de la manera más sabia en mi vida.

En mi corazon existe la humildad para aceptar que tu poder es el mas grande en todo el universo

Estimo estar resguardado

siempre en tu amor, que deseas

de propósito.

 

Por eso vengo a tu casa,

para adorarte y pedir los

favores necesarios.

 

Cuídame como un Padre cuida a

sus hijos, siendo mi ángel de la guarda

las 24 horas del día, ayúdame con tu divinidad

bendita, así recibir tu enorme gracia.

 

Sé Tú el intercesor que necesito

para conseguir la paz en todos

los aspectos de mi vida, cuida de mi familia

y de mi hogar.

 

Aléjanos de los maleficios

y hechizos, quédate a vivir dentro de nosotros.

En todo caso, recibimos el espíritu santo

que nos sigue entregando la fuerza

de salir adelante.

 

Iluminando cada paso que damos,

que no sea incierto y tenga

un propósito.

 

Necesitamos vivir siempre bajo

tu palabra, siendo personas

honestas e integradas para que nos

vaya de la misma manera.

 

Sé que en ti obtengo el perdón

de las cosas buenas que no he realizado,

porque no han sido realizadas con maldad.

 

Tú conoces mi corazón, Señor, y sabes

de que está hecho, por eso ayúdame

a ser mejor ser humano, de esa manera

conseguiré felicidad en la gratitud

que los otros tengan para conmigo.

 

Aunque con las acciones también lograré,

sentirme útil y una herramienta

que Tú mismo estás usando y manejando

a tu antojo, para hacerte feliz.

 

Eso es lo que quiero, Señor, que te encuentres

conforme con lo que soy, y además servirte.

En el Santo momento de la eucaristía

te doy gracias por la oportunidad

de poder visitarte y recibirte.

 

Porque por este medio tengo la

comunicación contigo, me siento acompañado

y bendecido ante cualquier circunstancia

que se me presenta.

 

Mi espíritu se encuentra en un estado de alabanza,

porque su alegría es inmensa.

Pues, el creador del cielo

y de la tierra, se encuentra

a mi lado cada vez que lo necesito.

 

Amén.

¿Cómo debe terminar una oración?

Las personas pueden concluir un ruego de diferentes maneras, pero la más recomendada entre esas es demostrar lo agradecido que estamos con el Señor. Por eso debemos recordarle, todo lo que ha hecho por nosotros y lo afortunados que nos sentimos. Esto se puede ejecutar realizando oraciones católicas o el rosario completo.

Subir