Saltar al contenido

Oración para poder hablar bien en público y con personas difíciles

13 septiembre 2020
Oración para poder hablar bien en público y con personas difíciles

Cuando las personas sufren de lo que se conoce como miedo escénico. Tienen dificultad para comunicarse abiertamente y con soltura, sobre todo cuando lo deben hacer ante una multitud de personas. Es entonces cuando se debe pronunciar una oración para poder hablar bien en público y con personas difíciles.

Aunque las personas sean muy cultas y manejen muy bien el tema que van a abordar. Algunas veces se quedan paralizadas y como sin encontrar las palabras adecuadas y todo esto se debe a que se ponen muy nerviosas. Y quedan frente a su público como si no estuvieran bien preparadas para hacerse entender.

Como enfrentar a mi público sin temores

Si necesitas enfrentar a tu público para transmitirle una información y no encuentras las palabras adecuadas. La lengua se te traba y los nervios te traicionan, debes invocar la oración para poder hablar bien en público y con personas difíciles.

Oh Espíritu Santo Divino,

Tú que todo lo puedes

y que eres la fuerza que representa

el poder en la Santísima Trinidad.

 

A ti precisamente me dirijo

en esta hora y en este momento

para que abras mi entendimiento

y me dotes de fluidez para

enfrentarme a un público muy difícil.

 

Yo necesito de ti,

Divina Misericordia,

Santísima Trinidad,

Padre Hijo y Espíritu Santo.

 

De rodillas y con mucho fervor,

les imploro que pongan en mi boca

esas palabra adecuadas.

 

Para que yo me pueda desenvolver

con soltura, ante un público exigente.

 

También para que cada una

de mis palabras llegue hasta

el corazón de esa gente.

 

Igualmente para que mis palabras

sean bien precisas y no

tan rebuscadas.

 

Para que todo el mundo

pueda entenderme e interpretar

en su justa medida cada una

de las cosas que yo deseo expresar.

 

Poderosísimo Dios misericordioso

Jehová de los ejércitos y poderosísima

Virgen María, tú que sabes lo que sufrió

tu hijo en su vida terrenal.

 

Y también que el mismo Jesús

nos dejó bajo tu manto protector,

ahora, en este momento que necesito

tanto de su ayuda,

no me abandonen por favor.

 

Tú, Padre Jehová de los Ejércitos,

pusiste en muchos profetas

el don de la palabra.

Además hiciste de los más

humildes y los más pobres.

 

A personas capaces de enfrentarse

a reyes y sabiondos de la época,

los dotaste con poder de la oratoria.

 

Aunque muchos de los grandes

profetas eran ignorantes

y tú amoroso Padre,

les diste el poder de la palabra.

 

Ahora en este momento

me dirijo a ti, Padre adorado

para que no solo me libres

del miedo escénico y del sentimiento

de duda e inseguridad.

 

Sino que antes bien, infundas en mí

mucha confianza en mí mismo

y poder de convicción.

 

Para que esa gente

que son tan difíciles

y tan exigentes,

queden maravillados con

mis explicaciones.

 

Y totalmente convencidos

de que lo que

yo les digo, no es

rebatible sino que

todo se ajusta a la realidad.

 

Oh Padre Celestial

hazme una persona culta

y con mucha facilidad de palabra.

 

Haz por favor que mi palabra

sea convincente y que mis nervios

sean como el temple del acero.

 

Además que no flaqueen mis piernas

al pararme frente a una multitud

y en mi rostro solo se refleje

la seguridad de lo que

estoy diciendo.

 

También que el tono de mi voz,

no sea altisonante ni chillón,

antes bien que sea suave pero firme

y sobre todo convincente y claro.

 

Finalmente oh Dios de los Cielos

Padre amoroso y también

misericordioso, que no me abandones

jamás cuando esté en un anfiteatro,

en una tarima o en un aula.

 

Por favor dame toda la confianza

que necesito en mí mismo

y la seguridad y facilidad de oratoria.

Te lo pido con mucho fervor.

 

Amén.

¿Qué se necesita para hablar en público?

Para hablar en público las personas deben preparar su discurso con anticipación. Deben tratar de no improvisar y practicar grabando lo que van a decir para corregir las fallas. Pero sobre todo es necesario que las personas se confíen en la Divina Providencia y le pidan al Dios de todos los cielos con la oración para poder hablar bien en público y con personas difíciles. Que ilumine su entendimiento y su oratoria.

Si las personas están bien preparadas y se encomiendan con fe para que Dios al menos les espante los nervios. Con seguridad que van a poder dar una buena charla o dictar algún taller.