Saltar al contenido

Oración efectiva para poder respirar bien ¡Disminuir el estrés y tener paz!

14 septiembre 2020
Oración efectiva para poder respirar bien ¡Disminuir el estrés y tener paz!

En los tiempos que vivimos ahora, en donde las enfermedades relacionadas con problemas respiratorios y la contaminación ambiental, obstruyen nuestras vías y pulmones. Es importante elevar una oración efectiva para poder respirar bien ¡disminuir el estrés y tener paz! Pues además, nos permitirá estar serenos entre el caos ocasionado por la rutina diaria.

Esta oración, traerá beneficios que no te imaginarías a tu sistema respiratorio. Como también bajarán tus niveles de estrés, y conseguirás acceder a estados de calma y paz más elevados. Por esto, no dejes pasar esta oportunidad y aprovecha el momento para alzar esta oración al Santísimo Padre del cielo. Sin duda, tus vías respiratorias se liberarán; y la calma y la paz interior llegarán a ti.

Como respirar bien elevando una oración muy efectiva que disminuye el estrés

Es importante que si tienes alguna obstrucción o afección respiratoria que dificulta tu vida diaria, repitas esta oración inhalando y exhalando de manera lenta pero constante; y de forma consciente y regular, para que así alcances un estado de relajación óptimo.

Para comenzar, Padre

hoy al despertarme solo quiero

dirigirme a ti,

y agradecerte por este nuevo

y maravilloso inicio.

 

Por esto, te agradezco Señor,

por está gratificante oportunidad

de volver a despertar,

y por la vida, gracias Dios.

 

Además Señor, en este despertar

solo tengo una petición

especial que hacerte,

lléname de paz, de amor,

de paciencia y entendimiento.

 

Que todo mi peso emocional,

social, familiar, laboral y económico

se vayan,

haz que desaparezca,

y concédeme una vida tranquila.

 

Aleja de mi toda situación

de presión o estrés emocional,

y que mis problemas

desaparezcan.

 

Para así obtener la paz

que tanto anhelo,

y que esta

sea mi única compañera.

 

Te pido Señor,

que me lleves de la mano

por el sendero del bien,

que me llenes de entendimiento

y de sabiduría para afrontar la vida.

 

Ayúdame también,

a que mis pasos estén

siempre guiados por tu voz.

 

Sana mi corazón y mi vida

para tener la paz de la cual requiero.

 

Que en mí no se hallen momentos

o circunstancias tensas

que logren alterar mi ser

o llenar mi vida de angustias.

¡Padre!

Abro a ti mis manos y mi corazón,

pero más mis pulmones.

Para que seas tú

el oxígeno que me llene.

 

Sé tú el aire que respiro

y me alienta.

 

Conviértete en el oxígeno

que me da vida

y ayúdame para que,

a través de la respiración,

la calma no me falte.

 

Por ello, suplico me ayudes

a respirar aire puro,

para que la paz en mi fluya.

 

Que en todo momento

y en todo lugar

el aire que respire me alimente,

ayúdame a respirar con conciencia

para así liberar de mí el estrés.

 

Que el aire que entre en mis

pulmones a través de la

respiración, me libere de estas

cargas terrenales.

 

Que no ayudan a mi espíritu,

que se libere mi alma y ser;

y así estar libre de estrés.

 

Que mi fuerza y temple

se revelen ante las

situaciones estresantes,

y que no le den entrada

a problemas que me causen dolor.

 

Así, ayúdame a respirar profundo

para llenar mis pulmones

y para vivir y sentir.

 

Pido que por favor me ayudes

a través de la respiración

para no decaer,

y para siempre estar fuerte

y ser constante en el día a día.

 

Por último, ruego Señor

que el aire puro que entre en mí;

finalmente me nutra de vida,

de paz y también de mucha calma.

 

¡Amén!

Confía en el poder de la oración y trae la paz a tu vida

Esta oración es un mecanismo efectivo de conexión con Dios para poder recibir la bendición de un nuevo y más agradable aliento, donde Él se convierte en el oxígeno que requieren tus pulmones para continuar viviendo. Y para encontrar, a través de la respiración consiente, la calma y la paz que como seres humanos tanto anhelamos.

Por ello, llévala a cabo y con convicción la oración efectiva para poder respirar bien, con amor y con una actitud que apacigüe tus dudas, problemas o estrés, y verás que calmando tu respiración y manteniendo la serenidad recibirás dicha y bendiciones de las manos de Dios nuestro Señor.