Oración poderosa a San Cipriano de protección total

oracion poderosa a san cipriano de proteccion total

Especialista en solucionar problemas de protección y maldiciones, por eso te tengo esta oración de protección poderosa a San Cipriano de protección total que quiero que hagamos. Es un conocido por tener muchos poderes celestiales. Hacer la oración a San Cipriano para protección, amarrar amansar y dominar nos puede ayudar en muchas situaciones de la vida.

🙏 Oración Poderosa a San Cipriano de PROTECCIÓN TOTAL 🙇

Sobre todo, en aquellos casos en los que pensamos que no hay solución. Sus poderes pueden ayudar a sentirnos protegidos o a tener prosperidad. Las oraciones siempre son poderosas y cuando se deposita en ellas toda la fe que se tiene el milagro no tarda en llegarnos.

En todo momento deseamos estar protegidos contra cualquier amenaza que pueda poner en riesgo nuestra salud, estabilidad mental, espiritual y física, es por ello que acá, te indicamos la más poderosa de las protecciones que necesitas en los momentos de angustia o de tu vida.

Índice()
  1. Oración San Cipriano de protección total para ti
  2. ¿Estoy protegido con San Cipriano?

Oración San Cipriano de protección total para ti

Estas pueden ser causadas por distintas adversidades en el trayecto de tu vida terrenal, o simplemente se trate de personas o seres que quieran verte decaer, con la humilde oración de protección poderosa a San Cipriano de protección total, en conjunto con la fe con que la reces.

Obtendrás a tu favor la gracia de este santo, además de la protección divina contra todo mal que desee perturbar tu espíritu.

En el nombre de Dios creador Todopoderoso,

yo te invoco San Cipriano con todo mi ser.

Para que me libres de todo peligro, daño físico

y espiritual que a mi intente llegar.

O sea, enviado por seres malignos, libérame de traiciones.

 

Líbrame de todo animal rabioso y venenoso,

líbrame de hechizos maléficos,

y dirígeme con toda seguridad y felicidad.

 

Aclara mi camino San Cipriano Protector,

aleja de él, todos los peligros

y seres que me puedan rodear o dañar.

 

Te ruego Santo Amado, intercedas por mí ante Dios

para que me perdone por alejarme,

y me libre del pecado.

 

Toma mi suplica y mi ruego,

te imploro San Cipriano misericordioso,

mi plegaria, y hacer por vuestra clemencia,

que yo y cuantos estemos atados,

por el lazo de la culpa,

seamos desatados y absueltos por Dios.

 

Gracias a tu Bendita intercesión.

San Cipriano, protector de tus fieles,

Me entrego a tus bondadosas y milagrosas manos.

por eso animense y edifiquense unos a otros tal como lo vienen haciendo

Para que me concedas alejar de mí a los malos amigos

ya toda persona que quiera hacerme daño.

Te ruego me ayudes a librarme de todas

mis deudas físicas y espirituales.

 

Muéstrame como saldarlas pronto para mi bien,

y el bienestar de todos cuantos me rodean.

 

En tu santo nombre,

Poderoso San Cipriano,

te pido con toda mi fe y esperanza que con,

tu majestuoso poder me ayudes, guíes y protejas,

que quites todo obstáculo.

 

Que haya en mi camino a la felicidad.

Líbrame de todo trance, de toda amenaza y de las malas lenguas.

Protégeme de todo aquel,

que mi mal desea o pretende

perjudicarme directamente, confúndelo.

 

Igualmente tápales la vista,

que no me hallen.

Aleja de mí a personas, traidoras, envidiosas,

violentas y bandoleras, líbrame por siempre del mal.

Confió en tu poder e intercesión, y todo tu cuidado,

tu, poderoso, guardador del amor de Dios.

 

Amén.

¿Estoy protegido con San Cipriano?

Claro que lo estas, estas totalmente protegido, blindado. Por muy malvados que sean tus enemigos, no dudes nunca de Dios ni de su corte Celestial, pídeles con todo tu ser y podrás ver de nuevo, la Gloria de Dios en tu vida, libre de enemigos, del mal y de toda entidad negativa.

Ora a diario esta oración, en pocos días, veras los efectos y la paz que te infunde en el corazón, y así toda atmosfera contaminada de tu vida seria. Recuerda llevar una vida en rectitud y en amor con los demás, recuerda que la fe sin obra es muerta. Una vida sana y en rectitud, no hay tiniebla que la pueda tocar. Al diablo se le combate con santidad.

Subir