Saltar al contenido

Oración a San Cucufato para mejorar la salud de la familia

14 mayo 2020
Oración a San Cucufato para mejorar la salud de la familia

Tanto nuestro cuerpo, como nuestra alma y nuestra mente se encuentran interconectados con los poderes superiores. Haz esta bonita oración a San Cucufato para mejorar la salud de un familiar.

La oración es una herramienta increíble para comunicarse con el Poder de Dios. Para cualquier momento, sean de felicidad o momento de enfermedad.

Aquí te dejaré  oración para mejorar la salud de un familiar para invocar las bendiciones del Creador para la buena salud, protección y fuerza tanto para ti como para tu familia.

No te olvides de pedir por aquellas personas que también se encuentran padeciendo por alguna mala situación, para que Dios escuche sus plegarias y los ayude.

Y en este caso oramos con el favor de San Cucufato, para que sea él quien interceda por nosotros ante nuestro Padre Celestial.

Es por su bondad pueda ayudarnos en esta plegaria para que nuestros familiares o cualquier persona puedan superar este momento complicado.

La oración para mejorar la salud para que San Cucufato te ayude

A ninguna persona le gusta estar padeciendo problemas, mucho menos de salud. Y cuando se trata de algún familiar querido la sensación llega ser desagradable.

Es por esto que te voy a dejar en esta sección la oración para mejorar la salud de un familiar que le realizamos a San Cucufato, para que nos ayude.

San Cucufato, hoy me presento ante Ti.

Por favor, llena mi mente, cuerpo

y alma con buena salud, integridad

y bienestar para siempre.

 

San Cucufato intercede para

que Dios escuche mi oración.

Dios Todopoderoso, en este

momento te doy todo mi ser, todo

mi cuerpo, mi espíritu y mi mente.

 

Por favor, haz brillar tu

gracia sobre tu hijo.

 

Por favor, ven y llévate la

enfermedad que está padeciendo

mi familia y las miserias.

 

Que en este día y todos los que

vendrán pueda cantar tu gloria y

que siempre te adoremos.

 

Sea un templo dedicado a ti,

que busque tus bendiciones divinas

y me libere de la ansiedad y el miedo.

 

Oh, Padre Celestial, Tú eres

mi curandero, eres mi amigo,

mi Salvador y mi Señor.

 

San Cucufato, por favor, cúrame

y cura a mi familia, yo habito

en tu suave abrazo.

 

Señor, mientras pido restauración

para mi familia y para mí,

por favor, proporciona alivio de

los sufrimientos.

 

Confío en su gracia y bondad.

Permite que pueda descansar

bajo tu atento cuidado.

San Cucufato, intercede por mí ante

Mi Señor, para que nos bendiga con

buena salud y nos dé una mente sana,

para que pueda seguir alabándote.

 

Querido Dios, te pido tu misericordia,

por favor haz brillar tu gracia sobre

mí y hazme saludable espiritual,

física y emocionalmente.

 

Por favor, concédeme buena

salud a mí y mi familia, Señor Dios,

para que pueda servir a los demás

y glorificar tu nombre.

 

Puede que no me sienta bien,

pero sé que mejoraré con tu

gracia y misericordia.

 

Rodéame con tu amor, para que

todos los aspectos de mi salud

vayan por buen camino.

 

Oh Creador de todas las cosas,

no me siento cómodo porque mi

familiar se siente enfermo, pero con

tu toque de curación, sé que se

recuperará rápido y estará bien.

 

Bendícenos, oh Señor, con buena

salud, y sana todos nuestros

problemas de la mente,

espíritu y cuerpo.

 

Para que podamos seguir alabándote

y sirviéndote en todas las cosas

que hacemos diariamente.

 

Para que podamos seguir cumpliendo

tu mandato y podamos alcanzar las

promesas que nos prometió tu

Hijo, nuestro Salvador.

 

Amén.

Orar para encontrar el bienestar deseado

Cuando realizas la oración para mejorar la salud de un familiar o para ti mismo, podemos estar absolutamente seguros de que la curación llegará.

Si te cura gradualmente, eso significa que esta aflicción particular está siendo usada para su gloria, para el desarrollo de tu carácter, tal vez como un sermón.

Todos hemos conocido a personas que nos inspiran a través de su aflicción. Así que eso podría ser parte de un aprendizaje.

Así que es esencial durante la oración hablar con Dios sobre lo que nos duele físicamente. Y dejar que Dios hable de eso y nos consuele, para traer sabiduría a esa parte de nuestras vidas.

Hagan esta oración por la buena salud con sinceridad, regularidad, fe sincera y plena creencia. Tanto en la mañana como en la noche antes de dormir.

De tal manera que Dios pueda escuchar tus plegarias y puedas empezar a sanar y mejorar la salud de tu familiar.