Saltar al contenido

Oración a San Expedito por un pedido especial – Muy poderosa

27 mayo 2020
Oración a San Expedito por un pedido especial - Muy poderosa

Esta oración a San Expedito por un pedido especial está inspirada en un valiente guerrero, hombre de mucha fe, llevándonos al encuentro de nuestro Padre, Patrono de las causas imposibles. No se sabe mucho de su historia, hay algunos debates en torno a su veracidad, haciendo que algunos duden de su existencia, y que la iglesia católica no termine de incorporarlo como Santo Oficial. Sus devotos confían en su poder, siendo el Santo de las causas urgentes y justas.

El 19 de Abril es el día de su celebración, las iglesias de todo el país se llenan de gente que les reza, lo veneran, pidiéndoles protección así como la ayuda, agradeciéndoles su ayuda divina. Es conocido como el Santo que nunca falla a sus feligreses en tiempos de desesperación, urgencia  y lo imposible. La Iglesia Católica no lo tiene registrado en la lista de Santos canonizados, pero lo considera un Santo tradicional.

Milagrosa oración a San Expedito por una súplica especial

Gloriosa oración a San Expedito por un pedido especial, pidiendo  su clamor a San Expedito, para que derrame sus bendiciones,  para que podamos ser resguardados de todo mal así como también del peligro que podamos tener en nuestra vida diaria.

Oh San Expedito, camino de esperanza y

de consuelo, no encuentro en mí nada para ofrecerte.

 

En este momento necesito de tu ayuda,

me postro ante tus pies ya que siento

que mis fuerzas se abruman mis lágrimas

empañan mi rostro, mi boca pronuncia

y aclama a Dios.

 

Pido que tú seas, el conducto,

llevando mi clamor a él;

 tú no me juzgas ni me señalas,

no críticas mi proceder

y vez en mí esa oveja mansa que busca

entrar a tu rebaño.

 

Un rebaño al que deseo pertenecer;

te suplico escuches mi oración, que en mi

libre decisión, guiada por tu intersección,

pueda alabar a Dios.

 

San Expedito, abro mi corazón, tú eres el

único que tengo; nunca me fallas y me sostienes,

en todo momento me consuelas,

cuando estoy triste me regalas la paz

que anhela mi alma.

 

Hoy quiero pedirte que sanes mi ser,

llenándome de esperanza,

yo soy el que te aclama, el que a ti acude;

 porque no puedo más mis cargas se están,

 poniendo muy pesadas.

 

 Mírame Oh mi siervo,

 escucha por favor mi súplica, me encuentro

 necesitado así como afligido.

 

Quiero que mi vida se abra a la esperanza,

a la reconciliación, como al amor, quiero que el odio,

el rencor, la venganza, la ira, la tristeza,

la angustia y todos sentimientos,

malos se alejen de mi vida.

Por eso, en este día con el corazón lleno

de humildad quiero, que me ayudes en esta

dificultad que no me deja estar en paz;

San Expedito, hoy te entrego mi pobreza pidiendo,

 por tu misericordia me limpies.

 

  Eliminando todo, lo malo que pueda haber

en mí, me alientes en tu amor, me enseñes

a vivir de acuerdo a tu voluntad,

proporcionándome los medios,

 para poder salir de esta infelicidad,

 en la que me encuentro.

 

Oh San Expedito, mi única esperanza eres tú ,

que por tu bondad como también,

 el amor que me tienes, borras mis pecados

purificando mi ser; ayúdame a cambiar.

 

A darme a los demás sin reparar sabiendo

reconocer mi pecado, asimismo

sabiendo que tu amas al que,

 se arrepiente de corazón, queriendo cambiar.

 

Oh San Expedito, quiero poner toda

mi fe y esperanza, con humildad

y confianza; además, te suplico ven

urgente en mi auxilio,

no demores en socorrerme, no dejes

para mañana lo que puedes hacer en

este mismo momento.

 

 Santo de corazón bondadoso,

ven, dame tu apoyo, lleva mis súplicas al Señor,

 por la intersección de la Santísima Virgen,

 que pueda alcanzar el perdón,

 de mis pecados, como también

 la gracia de poder mejorar mi vida.

 

Oh San Expedito gran protector

como poderoso auxilio dame una luz,

 de esperanza o con ilusión, pongo mi confianza,

 en ti, pues sé que contigo a mi lado

mi petición seguro se podrá conceder,

 si es para mi propio bien,

y gloria de Dios.

 

Ayúdame Expedito bendito a resolver

mis problemas, para poder obtener

de los cielos este difícil,

 como lo es urgente favor, comprometiéndome,

a seguir tus ejemplos para poder propagar,

 esta devoción por ti, así sea.

 

Glorioso San Expedito, oye mis suplicas,

te ruego atiende mis ruegos con urgencia.

 

Gracias San Expedito Santo, benevolente

pues sé que estas acá conmigo,

escuchándome y que mi súplica

sea escuchada por ti en este mismo momento,

agradeciéndotelo por el resto de mi vida,

llevando tu nombre al que lo precise.

 

Amén.

¿Por qué debemos creer y pedir a este Santo por por un pedido especial?

Aunque San Expedito, no se encuentre canonizado ante la Iglesia católica, la devoción de sus creyentes lo hacen un Santo, ya que es un gran guerrero de la fe puesta en Dios. Resolviendo muchos casos difíciles, haciendo que cada día sean más los que aboguen por su efectividad para resolver cualquier caso por más difícil que este sea, por eso dirigimos esta oración a San Expedito por un pedido especial a él.