Saltar al contenido

Milagrosa oración a San Expedito para peticiones urgentes

27 mayo 2020

Este Santo es muy especial pues San Expedito es conocido también, como el Señor de las causas urgentes, puesto que a el acuden miles de creyentes para pedirle favores imposibles o urgentes que requieren de una respuesta inmediata. Para realizar esta poderosa y milagrosa oración a San Expedito para peticiones urgentes debemos tener mucha fe y creer que el solucionará nuestras necesidades.

Asimismo, si te encuentras en un problema tan grande e imposible de solucionar San Expedito puede ayudarte si rezas con las palabras correctas y creyendo en el poder que tiene este Santo, obtendrás las respuestas, aparte sentirás esa paz tan anhelada en tu corazón.

¿Por qué es importante elevar oraciones a San Expedito para peticiones difíciles o urgentes?

¿Necesitas ayuda urgentemente? Confiando en el poder que te trae esta milagrosa oración a San Expedito para peticiones urgentes podrás ver la luz, ante cualquier circunstancia que se presente en la vida. El objetivo de este Santo es librarnos de las cargas pesadas que nos atormentas, para así darnos paz.

Señor Jesús;

por medio de esta oración,

quiero pedirte que me ayudes,

necesito urgentemente de tu socorro,

elevo mis plegarias a San Expedito,

para que interceda por mí,

y me hagan digno de recibir el

milagro que deseo.

 

Virgen Santísima,

María madre de Dios,

y madre de nosotros pecadores,

te pido que abras tu corazón,

para perdonar mis pecados,

y hacerme libre de corazón,

que la gracia de Dios, esté sobre mí.

 

Ayúdame desde el cielo,

para renunciar a todo lo que este mal,

también te pido,

por mi familia, protégelos,

y que en todo momento reciban,

de tu misericordia.

 

Ahora en este momento te presento,

mi gran necesidad y problemas

 porque ya no aguanto más

y necesito que me ayudes

urgentemente a solucionar

mis problemas y que llenes

de paz mi corazón y mi alma.

 

En el transcurso de mi vida,

no se me ha hecho nada fácil,

y como todo ser humano,

he cometido muchos errores,

pero desde que me he acercado,

a Dios y decidí enderezar mi camino.

 

Creo en el poder y en los milagros,

que sé que puede hacer.

te ruego San Expedito,

que intercedas por mí en mi situación,

para que llenes de gozo mis días.

 

Además, confío en ti

plenamente y en tu misericordia.

 

San Expedito eres conocido,

como el Santo de las causas urgentes

porque te avocas a responder

a las necesidades de los que creen en ti.

Y oyes estas oraciones,

y las llevas ante el Padre Celestial.

 

Soberano San Expedito.

Así también te pido

que me concedas las virtudes de ser

más parecido a ti,

con coraje, valentía y serenidad.

 

Y con la virtud de tener paciencia,

a la hora de enfrentar los problemas

más difíciles que se me presenten.

 

Atiende con amor a mis suplicas,

sabes de mi angustia y mi desesperación,

también respóndelas prontamente,

ya que yo solo no puedo enfrentar

todo esto que estoy pasando.

 

Necesito ir agarrado de tu mano,

y que tu luz alumbre mi camino.

 

Glorioso y majestuoso

San Expedito de misericordia,

ayúdame por favor, a iluminar,

mi suerte en la economía,

para tener prosperidad en mi hogar.

 

Y aparta de mi todo el que quiera

venir a hacerme daño, también que con envidias

llenen mi casa de sus malas energías.

 

Finalmente quiero

agradecerte eternamente,

por siempre prestar tu oído para escucharme,

sobre todo te alabaré,

y bendeciré tu nombre

entre todos los Santos.

 

Gracias por tu atención y espero urgente,

tu misericordia para conmigo.

 

Amén.

¿Te ayudará esta oración?

Como creyentes de la iglesia cristiana católica sabemos la fuerza y el poder que tiene la oración. Además, sabemos que por medio de ella tenemos conexión directa con Dios y sus Santos, si presentamos problemas económicos, sociales, laborales o en el hogar lo mejor que tenemos es la confianza en esta milagrosa oración a San Expedito para peticiones urgentes para recibir ayuda ante lo que creemos imposible, y vivir mejor cada día.

Debemos también consagrar nuestro corazón a los sagrados sacramentos y cumplir con la voluntad de Dios aquí en la tierra para recibir las bendiciones del Altísimo que deseamos para nuestras vidas y familia.