Saltar al contenido

Oración a San Pancracio para que las personas enfermas sanen rápidamente

16 marzo 2020

Te acordaras de lo poderoso del ruego, una vez comiences a ver la mejoría, todo lo cual sucederá inmediatamente después de terminar la oración a San Pancracio para que las personas sanen rápidamente. Como lo leíste, milagrosamente quien sufra la dolencia experimentará un sentimiento de armonía y fortaleza.

Recuerda que muchas de las dolencias del cuerpo vienen del alma. Es una promesa de Dios que apartará la enfermedad de nosotros (Éxodo 23:25) Es por ello que, ante tal ofrecimiento, no debemos de dejar de tener Fe sino pedir desde el alma para que suceda. También tendrás esta oracion se sanación milagrosa si se trata de un familiar enfermo.

En tiempos de aflicción es oportuno comenzar a creer, clamando a Dios el milagro que requerimos para alejar las dolencias; adicionalmente, leer la Biblia para conseguir en su palabra la paz que nos permita llegar hasta Él.

Oración poderosa a San Pancracio de sanación

Esta rogatoria que estas a punto de leer te viene bien, porque curará tanto el alma del afligido, como el cuerpo del agonizante. Puedes hacerla en tu propio pedido o por el de un ser querido, lo verdaderamente importante es que lo hagas Bendiciendo con salud a la persona que lo reciba o a favor de quien la hagas. La plegaria es la siguiente:

Oh San Pancracio,

que cuidas de las aflicciones

de quien siente dolor,

no me dejes solo en este momento

en que humildemente requiero de ti.

 

Preciso de tu pronto auxilio

cual rayo de luz en mi vida,

ya que el dolor que me aqueja

perturba mi paz y mi alma.

Santo Patrono socórreme.

 

Nunca antes había sentido

este flagelo en mi cuerpo,

el sufrimiento me priva,

tanto que a veces me cuesta respirar.

 

No me dejes en este momento de desesperación,

desaliento y desconsuelo.

Me consterna no encontrar cura,

ni medicina que me alivie,

por eso te suplico de rodillas.

 

Te solicito la gentileza de intercesión

por las personas que están quebrantadas,

que como yo necesitan ímpetu

para seguir adelante.

Exhorto de ti toda Bendición

que puedas proveer para aliviar,

mi alma y mi cuerpo, no me dejes que me perdería.

Oh Venerable de Dios.

 

Alimenta mi espíritu de la divinidad de Dios,

que lleguen a mi sus palabras

de aliento que están escritas,

muéstrame el camino que me permita

llegar hasta Él sin perderlo jamás.

Interpelo de ti la compañía fiel en mi sendero.

 

Es así como guardo en mi corazón,

las palabras de Dios nuestro Señor,

quien nos prometió sanación

ante un clamor enérgico.

 

Por eso la Fe que tengo ha de sanarme,

porque tu Santo mío me tomas de la mano.

Ante un enfermo también oraré,

para que seas tú

quien le conduzcas a la salud.

 

Recordare la promesa de Dios

para orar en todo momento,

no solo en adversidad,

pues puedo hacerlo por el bien de mi

 hermano por su estabilidad,

así como la mía.

 

Conserva para nosotros la alegría

para que eso se mantenga en el tiempo.

Como se nos ha mandado a honrar

con nuestro cuerpo al Señor.

 

Amén.

Es tiempo de sanar con esta suplica por el afligido.

Se mejora no solo un cuerpo débil, se cura además un corazón triste. Todo lo que decimos con el poder de la palabra dirigida a Dios nuestro Señor, será escuchada; para conferir lo que demandamos desde el alma.

No en vano nos unimos en gozo por la felicidad de un hermano, así también lo hacemos por uno que amerita la obra milagrosa de Dios. Con esta oración a San Pancracio para que las personas sanen rápidamente, nos acoplaremos en alabanza, adoración y ruego al Señor.

Recuerda que, hay un dicho que dice que tu cuerpo es tu templo; no esperes destruirlo para después rogar por su salvación. Cuida de ti, de los tuyos para no caer en enfermedad y prevenirlas si es posible. Una alimentación sana, la lectura de la Santa Biblia como la actividad deportiva te permitirá conservar la anhelada salud.